Lérida (en catalán Lleida) es la capital de la provincia homónima. Pertenece al ámbito funcional de Ponent y al Sistema Urbano de Lérida, según el Plan territorial general de Cataluña. Es el 49º municipio de España en número de habitantes. Tercera capital de provincia en número de habitantes de la Comunidad Autónoma de Cataluña y séptimo municipio en número de habitantes de Cataluña, España. Con 131.731 habitantes (INE 2008) y unos 200.000 habitantes en el área metropolitana.

Está bien comunicada por carreteras, autovías (A-2), autopistas (AP-2) y AVE (línea Madrid-Barcelona). Se está construyendo un aeropuerto en la localidad de Alguaire a 15 km de la ciudad, que estará finalizado en el verano del 2009.

Historia

Iltrida (la Lérida en tiempos de los iberos) era la capital de los ilergetas. Sus caudillos más famosos fueron Indíbil y Mandonio que estaban aliados con los cartagineses contra los romanos. El año 215 AC. fue decisivo. Tuvo lugar la Batalla del Ebro, donde Asdrúbal, hermano de Aníbal y comandante del ejército cartaginés cae derrotado frente a los romanos. Sus aliados Indíbil y Mandonio serían finalmente dominados el año 206 AC.

El año 195 aC. trajo consigo una nueva e importante insurrección de las tribus ilergetas, lacetanas y ausetanas que fue sofocada por el cónsul Marco Porcio Catón y que supuso la muerte de los caudillos ilergetas Indíbil y Mandonio.

El final de la Segunda Guerra Púnica traería consigo la romanización y asimilación por parte de las estructuras indígenas de la cultura romana. Iltirta se convertiría en Ilerda. El año 49 AC. Julio César libró una batalla de la Guerra Civil Romana contra Pompeyo Magno delante de sus murallas. Una época oscura, por los pocos datos que se tienen, fue la de la dominación visigoda aproximadamente desde el año 375 al 716.

Los musulmanes se apoderaron de Lérida con la misma facilidad que lo hicieron con el resto de la península, en el año 714. La ocupación se produjo entre el 716 y 719, en que el emir Al-Aahm y después Al-Hur hicieron capitular a la ciudad, en tratos que se respetaron. Posteriormente, el magnate aragonés Fortún se convirtió al Islam para mantener el poder lo que ayudaría a la sumisión del pueblo.

El rey franco Ludovico Pío saqueó la ciudad en el 801, a los pocos días Amrus Al-Leridi la recuperó así como el resto de los territorios entre el 802 y el 809. Estas escaramuzas provocarían el endurecimiento del trato hacia los mozárabes, que finalmente tuvieron que emigrar.

En el siglo IX los tugibíes constituyeron un reino de taifa, aunque fingiendo cierta fidelidad al emir de Córdoba. El último rey de Lérida fue Sulaymán, destronado por los almorávides en 1102. Éstos usaron Lérida como base de incursión en los condados catalanes.

En 1149 la ciudad se rindió a las tropas cristianas de Ramón Berenguer IV el Santo y de Ermengol VI de Urgel. Se otorgó la Carta de Población a la ciudad en 1150.

En 1264 el Rey Jaime I «el Conquistador» otorgó a la ciudad el Privilegio de Concesión de la Paeria, que en adelante sería la forma del gobierno municipal. En 1232 el mismo monarca, Jaime I, concede a la ciudad el Privilegio de Concesión de la Feria de San Miguel.

El 1297, Jaime II fundó el famoso Estudi General (Studium Generale), gracias a una bula pontificia de Bonifacio VIII. El Estudi General es, por tanto, la universidad más antigua del antiguo Reino de Aragón, y permaneció activa hasta 1717, cuando Felipe V ordenó su cierre y la destrucción del burgo universitario.

Los siglos siguientes estuvieron marcados por la recesión, agravados por guerras y epidemias que culminaron con la (1640-1652). La ciudad quedó deteriorada y Felipe V encontró una Lérida en ruinas. Finalmente, con el decreto de Nueva Planta (1714) Lérida perdió sus fueros y la Universidad. La Seu Vella, cerrada al culto desde 1797, se convirtió en cuartel militar.

Durante el siglo XVIII, la ciudad recuperó su imagen y dimensión. Bajo el reinado de Carlos III se construyó la Catedral Nueva. Sus nuevos planteamientos ilustrados aportaron figuras, como Blondel y el Barón de Maials, que dieron a la ciudad una fisonomía urbanística acorde con su papel de capital de la provincia, y la aplicación a los cultivos de los nuevos estudios de agronomía. A comienzo del siglo XIX, Lérida sufrió una nueva invasión, la napoleónica, en el transcurso de la Guerra de Independencia. El ferrocarril llegó a la ciudad en 1860.

Hoy en día (2007) dispone de 7 puentes sobre el río Segre. (4 transitables por coches, 1 ferroviario y dos peatonales). Actualmente (2007) se está construyendo otro puente, el de Príncipe de Viana, y dos pasarelas peatonales mas que están previstas, la que unirá calle República del Paraguai con el Campus universitario de Cappont, y la de la Llotja.

Puentes(vehículos y peatonales):

Anterior sII d.C Pont Vell 1973 Pont Nou 1993 Pont de la Universitat 1995 Pont de Pardinyes 1997 Passarel·la de Blondel 2003 Passarel·la av. del Segre

Zonas de interés turístico 

  • La Seu Vella del Siglo XIII (1203-1278). El Claustro es del Siglo XIV y el campanario del XV.
  • Parque de la Mitjana. Un parque natural a las afueras de Lérida, el más grande de la ciudad.
  • Centro de Arte de la Panera: Centro de arte contemporáneo ubicado en la antigua lonja de contratación de la ciudad, edificio con columnata medieval del siglo XII y cierre perimetral del siglo XVII.
  • Museo Diocesano y Comarcal
  • Museo Morera (Pintura).
  • Sala Cristófol.
  • Sala Mercado del Pla.
  • La Canalización: Comprende la zona colindante al Río Segre y los jardines remodelados de los Campos Elíseos. Desde aquí se puede contemplar una vista maravillosa de la Seu Vella.
  • Auditorio Municipal Enric Granados.
  • La catedral nueva (S.XVIII), de estilo barroco.
  • La Iglesia de San Juan, de estilo neogótico, corresponde al final del siglo XIX. Diseño a cargo de Julio de Saracíbar y Celestí Capmany
  • Hospital de Santa María, frente a la catedral, un bello ejemplo de gótico civil aloja diversos equipamientos culturales, entre ellos el museo arqueológico y sede del «Instituto de Estudios Ilerdenses» («Institut d’Estudis Ilerdencs»).
  • La Suda, antiguo castillo mudéjar, emplazado detrás de la Seu Vella, en la misma colina. En su recinto tuvo lugar en 1150 el enlace entre Ramón Berenguer IV y Petronila de Aragón, enlace que supuso la unión de Catalunya con la Corona de Aragón. Fue arruinado en parte por dos explosiones, en 1812 y 1936.
  • El castillo templario de Gardeny (S.XII)
  • Varios inmuebles modernistas
  • Estatua de Indíbil y Mandonio
  • Iglesia de San Lorenzo, de estilo románico y gótico.
  • Palacio de La Paeria, sede del ayuntamiento, edificio románico civil.
  • Zona nueva de Pardinyes y Balafia
  • Parque Municipal Las Balsas
  • Museo de la Ciencia dedicado al Planeta Tierra (estará construido en 2011)
  • Parque Los Campos Elíseos: es un parque al estilo francés y cuenta con estatuas con fuentes, una fuente tiene ranas, otra una sirena, una foca y una mujer. Además hay fuentes sin estatuas que solo tiran chorros de agua.
  • Iglesia románica de San Martín (S.XII).
  • Oratorio de la Virgen de los Dolores.

Fiestas locales 

  • Fiesta Mayor de primavera: Coincidiendo con la festividad de San Anastasio (patrón de la ciudad) se celebra la Fiesta Mayor de primavera de Lérida a principios de mayo; durante los días que duran las fiestas hay diversos actos entre los que destacan la Batalla de Moros y Cristianos, el Concurso de Fuegos Artificiales, o la Batalla de Flores. Una semana después de esta Fiesta Mayor se celebra el Aplec del Cargol, fiesta gastronómica por antonomasia en la que se degustan entre otros los célebres cargols a la llauna (caracoles) que son un plato muy típico de Lérida. La fiesta dura tres días (de viernes a domingo) y se celebra en el Parque de los Campos Elíseos donde las «colles» (agrupaciones de amigos) montan sus casetas. Los ciudadanos de Lérida están muy implicados en ella y la consideran una de sus fiestas más importantes. El año 2004 fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional.
  • Fiesta Mayor de otoño: Coincidiendo con la festividad de San Miguel se celebra la Fiesta Mayor de otoño de Lérida a finales de septiembre. Durante la semana se celebra la Feria de San Miguel (Fira de Sant Miquel). Es una de las Ferias agrarias más antiguas e importantes de España y tiene como sede el «Parque de los Campos Elíseos» («Els Camps Elisis»).

Tanto la Fiesta Mayor de primavera como la de otoño son presididas simbólicamente por un grupo de 12 gigantes emblemáticos, propiedad de la Paeria: doña Violant y el infante Berenguer, Rey Jaime I el Conquistador y Reina doña Leonor, Gigantes Chinos, el Rey Moro y doña Zobeida, los Faraones y los emperadores Marco Antonio y Cleopatra, los más antiguos de Cataluña, construidos en 1840. Suelen salir acompañados por Lo Marraco, monstruo totémico de la ciudad.

  • Aplec del caragol: dos semanas después de las fiestas mayores de primavera, toda la ciudad se reúne en los «Camps Elisis» para cocinar miles y miles de caracoles (especialidad gastronómica local) y organizar una gran fiesta reconocida en el ámbito estatal.

Sobre El Autor

El Club Del Buen Turismo

EL CLUB DEL BUEN TURISMO es un programa de referencia en la radiofonía española que más tiempo le dedica al turismo y donde se recogen cada día las propuestas ms interesantes de los viajes, la gastronomía, la salud ,el ocio, el entretenimiento compartido y el bienestar. Cada día salimos de viaje, ¿nos acompañas? Te sorprenderás. http://www.tvradioturismo.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.