Situación

Monzón se encuentra en la margen izquierda del río Cinca, a 65 kilómetros de Huesca y 50 de Lérida por la carretera N-240 Tarragona-San Sebastián. Hacia el sur, la regional A-1234 conduce a Fraga. Hacia el norte, el Pirineo se ofrece a hora y media de coche, bien subiendo hasta Fonz, bien enlazando en Barbastro con la carretera que lleva a Graus y Benasque y, en el desvío del Puente las Pilas, a Aínsa y los valles de Ordesa y Pineta.

La estación “Monzón Río Cinca” es el eslabón más importante de la línea férrea Lérida-Zaragoza. La entrada en servicio del AVE Madrid-Barcelona eliminó las conexiones directas con la capital de España, y el Gobierno de Aragón y Renfe hicieron frente a esta situación poniendo en marcha tres trenes regionales Lérida-Zaragoza y dos lanzaderas Monzón-Lérida que son el camino para enlazar con la Alta Velocidad. En la actualidad, las administraciones trabajan para incorporar las estaciones de Monzón y Binéfar a la red de cercanías de Lérida, lo que multiplicará las conexiones con la capital del Segre y, por ende, con la red del AVE.

En la primavera de 2008 concluyeron las obras de la variante de la N-240, primer tramo abierto de la autovía Lérida-Huesca. Cuando la infraestructura entre en servicio en todo su recorrido (llegará a Pamplona), Monzón se acercará al Mediterráneo y el Cantábrico con una comunicación envidiable. Por la misma razón, el polígono de industria pesada “La Armentera” está llamado a ser uno de los más importantes del sur de Europa.     

Historia

Monzón, cercano a los 18.000 habitantes y un término municipal de 155 kilómetros cuadrados (se incluyen los núcleos de Selgua y Conchel), es la capital de la Comarca del Cinca Medio (la integran, además, los municipios de Albalate, Alcolea, Alfántega, Almunia de San Juan, Binaced, Fonz, Pueyo de Santa Cruz y San Miguel de Cinca). Riegan su término municipal las aguas del Cinca y el Sosa (fuentes de numerosas acequias), abundan las explotaciones agroganaderas, y su tradición industrial, con fuerte peso de la actividad química, data de mediados del siglo pasado, cuando se instaló Hidro Nitro Española (HINE), en la actualidad fabricante de ferroaleaciones.

Superadas la crisis del petróleo de los primeros años ochenta y la industrial de ámbito nacional del bienio 1992-94, Monzón presenta hoy la imagen de una ciudad moderna en la que el sector de los servicios cobra cada día mayor pujanza. En paralelo, los organismos de las diferentes administraciones redimensionan su vocación de capital: Delegación de Hacienda, Unidad de Recaudación de la Seguridad Social, Juzgados 1 y 2 de Primera Instancia e Instrucción, Centro de Profesores y Recursos, Oficina Comarcal Agroambiental del Gobierno de Aragón, Conservatorio Profesional de Música, Escuela Oficial de Idiomas…

Desde la perspectiva histórica, Monzón ocupa un lugar de privilegio en los libros por haber sido cabecera de una importante encomienda de la Orden del Temple y sede en numerosas ocasiones de las Cortes de la Corona de Aragón, entre los siglos XIII al XVII. La catedral de Santa María del Romeral de planta románica y el castillo con orígenes en el siglo IX (Torre del Homenaje) acogieron a reyes y nobles. El niño-rey Jaime I pasó parte de su adolescencia en la fortaleza tras la muerte de su padre Pedro II en la batalla de Muret (1213), bajo la tutela de los templarios. Centinela del paso entre los valles del Segre y el Cinca, el castillo montisonense siempre fue un bastión muy disputado.

Lugares de interes

El castillo, sin duda, es el elemento emblemático de Monzón. Debido a su continuada utilización, se aprecian distintas fases de construcción repartidas en el tiempo, al menos entre el siglo XII y principios del XX.  El interior de la fortaleza conserva su primera estructura conventual cisterciense compuesta por cinco edificios independientes situados sobre la meseta plana del cerro: la capilla de San Nicolás, la Torre del Homenaje, la Sala Capitular, el pabellón de las Dependencias y la Torre de Jaime I.  Un apartado del índice de “La ciudad” cuenta su historia y describe los citados inmuebles. Fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1949.

Nota importante: Los textos de la siguiente relación de monumentos, edificios y lugares singulares son un resumen de los publicado por Silvia Arilla Navarro en el libro “Inventario del Patrimonio Histórico Artístico de la Comarca del Cinca Medio” (la autora, a su vez, cita en ocasiones al historiador montisonense Francisco Castillón Cortada).

Catedral de Santa María del Romeral

Catedral de Santa María del Romeral

Templo románico de los siglos XII-XIII con modificaciones posteriores de épocas gótica, mudéjar y barroca. Sufrió numerosas transformaciones y añadidos en la Edad Moderna. El claustro románico situado en la parte sur del templo fue destruido, y sólo subsisten una crujía con arcos cegados, la portada y el pórtico de acceso. Edificio de planta de cruz latina, construido en piedra sillar perfectamente escuadrada. Consta de tres naves paralelas dividida en tres tramos más el crucero y tres ábsides. A la planta original le fueron añadidas capillas laterales entre los siglos XV y XVIII, y sobre el cimborrio se levantó una torre de ladrillo de estilo mudéjar a principios del XVII.

Sesiones de Cortes de Aragón
La primera noticia documental de la iglesia montisonense de Santa María data de la época de la conquista de Monzón por el rey Sancho Ramírez, quien entregó la mezquita a Raimundo Dalmacio, obispo de la Diócesis de Roda de Isábena. 1098: primera consagración de la mezquita. 1196: edificación del actual templo. 1220-1626: en el templo se reunieron las Cortes Generales de Aragón; fueron convocadas por Jaime I en 1222, 1232, 1234 y 1236; por el rey Alfonso III en 1289; por el rey Pedro IV en 1362, 1376 y 1382; por el rey Juan I en 1388; por la reina Doña María en 1435 (celebradas en la iglesia de San Juan); por el rey Martín I en 1469 y 1470; por Fernando I el Católico en 1510 y 1512; por el rey Carlos I en 1528, 1533, 1537, 1542, 1547 y 1553; por Felipe II en 1563 y 1585; por Felipe IV en 1626; y por Felipe V en 1701 (éstas no llegaron a celebrarse).
1607: declaración de Colegiata Insigne por bula expedida por el Papa Paulo V. 1613: construcción de la torre campanario. 1642: demolición del antiguo claustro. 1633: es declarada Cabecera de Vicariato General. 1643: sufre expolios durante la Guerra de Cataluña. 1852: supresión de la condición de Colegiata. 1994: declarada Monumento Nacional. 1995: iglesia-concatedral de la Diócesis de Barbastro-Monzón; de esta forma se convirtió en el último templo de Aragón trasformado en catedral, con la misma dignidad que la de Barbastro, a la que está unida, aunque sin cabildo.

Iglesia parroquial de San Juan Bautista

En la plaza de San Juan. Iglesia de estilo gótico tardío con modificaciones a lo largo de los siglos XVI y XVII. Construcción en ladrillo. Nave única orientada hacia el noroeste, capillas a los lados y cabecera pentagonal. Portada barroca del siglo XVIII. No posee torre campanario, pero el muro noreste presenta una espadaña para albergar las campanas.
La Orden de los Hospitalarios de San Juan heredó parte de los bienes y posesiones de los templarios cuando estos fueron expulsados de Monzón entre 1308 y 1309. Todo indica que la iglesia fue fundada en este emplazamiento -la antigua plaza del Mercado- tras el traslado del templo de San Juan desde la ladera del castillo en 1414, debido a la incomodidad de esta ubicación. En este templo se celebraron Cortes Generales en 1435, reunidas a instancias de doña María, esposa del rey Alfonso V, para deliberar el rescate de su marido, que había caído preso de los genoveses en Ponce.

Ermita de la Virgen de la Alegría

Ermita de la AlegríaSe encuentra en el cerro de Lascellas, a unos 3 kilómetros al sur de Monzón, en la margen izquierda del Cinca. Antes de su destrucción era un edificio barroco el siglo XVII. Las últimas obras de restauración finalizaron en 1983. Se trata de un conjunto religioso formado por una hospedería y la capilla que alberga la imagen de la Virgen (del año 1942). La iglesia es de planta rectangular, nave única y ábside semicircular de estilo neorrománico, con canecillos y aparejo de piedra sillar.
Las vidrieras policromadas que decoran la capilla narran los cuatro milagros o favores otorgados por la Virgen: protección a Jaime I, imagen del guerrilero “El Cantarero”, el carro que cayó por un terraplén y cuyos ocupantes salieron ilesos, y el tesorero Bullón salvado por la Virgen en medio de una tempestad. La Cruz de Término (de 1961), a los pies de la parte alta del cerro, está formada por una grada circular de mampostería, basa jónica, tambor octogonal y cruz latina. Estos dos últimos elementos fueron destruidos por un rayo en 2003 y repuestos por el artista local Joaquín Chaverri. Los montisonenses acuden en romería a este lugar el Lunes de Pascua.


Convento de San Francisco

En origen, obra del siglo XIII, de estilo cisterciense. Parte de la fábrica de la iglesia fue utilizada para la construcción del Hospital de San Francisco en época barroca (siglos XVII-XVIII). El edificio actual, sede del Conservatorio Profesional de Música inaugurado en 2000, es completamente nuevo (se han conservado la forma de la iglesia, la cabecera pentagonal y la estructura gótica con arcadas ojivales).
La fundación de la iglesia de San Francisco está documentada en 1235. El convento pasó a manos de los Franciscos de la Menor en 1567, por decisión del rey Felipe II y decreto del Papa Pío V. Los franciscanos lo habitaron hasta la Desamortización (1835). Las piedras de este inmueble fueron utilizadas en una de la restauraciones de la iglesia de Santa María.


Cerro de Santa Quiteria

Los restos de esta antigua fortificación se encuentran en la colina situada frente al castillo de Monzón. Se utilizaba como refuerzo en la defensa de la fortaleza. Perviven el foso y las plantas de los edificios dispuestos sobre talud recortado artificialmente en la roca natural, a modo de muralla. En un plano de 1710 las fortificaciones se extendían hasta el cerro de Santa Quiteria, y estaban unidas al castillo por un paso cubierto.

Palacio de los Luzán (portalada)

Portalada de LuzánLa fachada de esta casa conserva la portada renacentista (siglo XVI), que fue restaurada en 2006. En el siglo XVIII, este inmueble estuvo en poder del Gobierno y albergó un cuartel militar (1728-1730), hasta que sufrió un fuerte incendio. La portada se abre en un arco de medio punto flanqueado por dos columnas con fuste estriado y colocadas sobre basa y plinto. Los capiteles corintios sostienen un friso decorado con 14 angelotes, y dos más en cada esquina, sobre el que reposa un frontón triangular coronado en sus tres vértices por pináculos. En las enjutas del arco de la puerta aparecen dos medallones esculpidos dentro de los cuales se colocaron los bustos de un hombre y una mujer (antiguos propietarios de la casa).
Otros edificios: Museo Etnológico “Josefina Jiménez”, en la calle Blas Sorribes, casa solariega de estilo renacentista aragonés con reformas en los siglos XVI y XVII; Palacio de los Fortón, en la misma calle, estilo barroco del siglo XVII; Casa Benedentes, en la calle Miguel Servet, del siglo XVIII; Casa Salas (Miguel Servet); Palacio Lampérez (San Antonio); Casa Pano (San Antonio); Casa Zazurca (San Antonio); casa natal de Joaquín Costa…


Puente Viejo sobre el Sosa

Prolongación de la calle Joaquín Pano hacia la avenida de Lérida. Ha sufrido numerosas reformas. Sus orígenes se remontan a época medieval. Es difícil datar este tipo de construcciones porque han estado expuestas a continuas obras de mantenimiento y reforma debido a las avenidas de los ríos. Es evidente que el actual puente se construyó sobre una obra anterior de piedra de gran aparejo. El puente está formado por tres arcos de medio punto, el central de mayor tamaño que los laterales. Las obras de acondicionamiento del cauce del río Sosa (2003-2006) descubrieron el ojo lateral de la derecha, que permanecía cerrado desde los años sesenta. La restauración integral de la estructura, por medio de un proyecto compartido por el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento, le ha devuelto su antiguo esplendor (lo ha magnificado) y le ha convertido en centro de referencia del trasiego peatonal de la ciudad.


Chimenea de la Azucarera

Fábrica construida entre 1923 y 1925 por el ingeniero Benito Acebal. La chimenea data de 1929. Mide unos 50 metros y está construida en ladrillo con fuste anillado. La fábrica fue desmontada en 1968 (la maquinaria viajó a Jerez de la Frontera). La chimenea es símbolo del Monzón industrial, y para el caso juega el papel de monumento del siglo XX (elemento catalogado). Hoy preside el parque de la Azucarera. Su estado de conservación es bueno.

Cerro de la Alegría (¿Tolous?)

La “mansio” viaria romana de Tolous se ha ubicado tradicionalmente en el cerro de la ermita de Nuestra Señora de la Alegría, ya que segúne el Itinerario de Antonio aquélla se encontraba a XXXII millas de Ilerda y XVIII millas de Pertusa, dentro de la ruta Ilerda-Osca. El yacimiento de la Alegría constituye el principal asentamiento de época iberorromana de la Comarca del Cinca Medio. En sus inmediaciones se encontraron abundantes restos arqueológicos de un importante asentamiento ilergete (siglos II-I antes de Cristo) que perduró hasta la época romana imperial (siglo III). En el museo arqueológico de Monzón (planta baja de la Casa de la Cultura) se exponen varios exvotos hallados durante las excavaciones, así como una escultura zoomorfa localizada en las proximidades de Lascellas, en la partida de la Valfarta. En la actualidad no son apreciables en superficie estructuras de entidad, ya que este yacimiento ha sufrido constantes transformaciones de su morfología original.

Torre de Conchel

Torre del HomenajeLa fábrica de la torre data de finales del XV, aunque el origen de la fortaleza es indudablemente anterior. Se levanta dentro del casco urbano de Conchel, sobre un promontorio que domina la margen derecha del Cinca. Hay vestigios de un aljibe y de una muralla de mampostería en la parte oriental. La torre ha perdido por completo la esquina noreste y el muro oriental, donde estaba la entrada. La esbelta fábrica se levantó aprovechando en parte una torre anterior, posiblemente altomedieval. El edificio tenía al menos cuatro plantas, separadas por forjados de madera de los que se conservan los mechinales. Los elementos defensivos, como varias troneras para la colocación de pequeñas piezas de artillería, remiten a una cronología tardía, en torno a 1500. En 2005, un incendio en el entorno de la torre afloró los restos de un tramo de muralla de sillares de la que no se tenía ninguna referencia
El 2 de mayo de 1098 el rey Pedro I de Aragón dio a Santa María de Monzón la villa y el castillo de Conchel con sus términos. En 1414 el castillo era del obispo de Lérida, y Conchel quedaba fuera de la encomienda templaria.

Ermita de San Salvador (Selgua)

Se encuentra sobre un cerro, a unos 3 kilómetros de Selgua. De origen románico, en la actualidad no queda vestigio constructivo alguno de ese periodo. En el interior del templo, adosado al muro norte, se conserva un monumento funerario datado a mediados del siglo XIII, que sufrió graves destrozos durante la guerra civil de 1936-39 (las imágenes que lo componen están descabezadas). La parte central está formada por un arcosolio que cobija el arca sepulcral sobre la que se encuentra esculpida la figura yacente de un caballero, y tras ella todo el cortejo fúnebre. En la parte superior hay una cornisa decorada con elementos vegetales de palmetas entrelazadas, que se apoya sobre seis ménsulas que representan cabezas de hombres y animales fantásticos.  El sepulcro fue restaurado en 2004 por iniciativa del Centro de Estudios de Monzón y Cinca Medio (CEHIMO).


Pozo Gil – Monte Gil

Pozo GilPor la carretera A-1123, a la derecha, un kilómetro y medio antes de llegar a Selgua. La tradición apropia a estos elementos el apelativo de “fuentes romanas”, aunque, en general, las estructuras, como la de Pozo Gil, son de un momento cronológico posterior (época medieval tardía). El pozo está cubierto por una bóveda de cañón de 7,20 metros de largo, construida en piedra sillar. Al interior se accede bajando por una escalinata de 14 peldaños, oculta bajo las aguas la mayor parte del año. Los trabajos de adecentamiento del entorno llevados a cabo por la Comarca del Cinca Medio en 2004-05 descubrieron restos de una ermita o un pequeño monasterio (tal vez) de los siglos XIII-XIV, cuyos elementos fueron utilizados para construir el cañón
Monte Gil, a un cientos de metros del Pozo, es un asentamiento prehistórico, ibérico, romano republicano, islámico y medieval cristiano. Ocupa la totalidad de un cerro alargado, y el hábitat se localiza tanto en la parte elevada como en las laderas norte y sur. En la parte norte hay sillares desperdigados de muros de casas de probable cronología medieval. También son interesantes los numerosos silos de boca circular o rectangular tallados en la roca arenisca (y escaleras y estancias), y una torre o bastión en la zona más elevada, sobre un pitón rocoso, de la que quedan algunos muros de sillar.

        

Página web: http://www.monzon.es/

Sobre El Autor

El Club Del Buen Turismo

EL CLUB DEL BUEN TURISMO es un programa de referencia en la radiofonía española que más tiempo le dedica al turismo y donde se recogen cada día las propuestas ms interesantes de los viajes, la gastronomía, la salud ,el ocio, el entretenimiento compartido y el bienestar. Cada día salimos de viaje, ¿nos acompañas? Te sorprenderás. http://www.tvradioturismo.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.