Fonz es un municipio de España en la provincia de Huesca, Comunidad Autónoma de Aragón. Tiene un área de 51,86 km² con una población de 1.034 habitantes (INE 2007) y una densidad de población de 19,94 hab/km².

Historia

La villa de Fonz, recibe su nombre del latín FONTES (fuentes) como consecuencia de la abundancia de manantiales existentes en su término municipal. Existe una fuente pública de 6 caños, auténtico monumento histórico-artístico de época renacentista en el que figura el siguiente verso en latín:

«Fons sine fonte fluens, huius radiantis origo aetereo nostram fonte repele sitim»

En la localidad se encuentra ubicado el Archivo del barón de Valdeolivos, en el Palacio de los barones de Valdeolivos, de gran importancia para la Heráldica, la Genealogía o la Sigilografía aragonesas, sin olvidar importante material sobre la Guerra de la Independencia.

Fiestas

Las Fiestas y Tradiciones más importantes son:

 

  • San Blas, patrón del pueblo, en cuyo honor se enciende una hoguera que permanece encendida toda la noche con los vecinos en torno a ella. Ya desde antiguo, ese día se aprovecha la subida al madero del gallo, tradición consistente en colocar un alto tronco de chopo pulido y enjabonado en la plaza por la cual los mozos tratarán de ascender para coger un gallo atado en lo alto. Tiene lugar el 3 de febrero.
  • Santa Águeda, fiesta que se celebra el 5 de febrero, en la cual las mujeres han recuperado la tradición de salir a rondar con una mula.
  • La Asunción también llamada la Virgen de Agosto. Son las fiestas mayores que tienen lugar el 15 de agosto. A ella está dedicada la iglesia parroquial.


Cultura

Se estructura el callejero de Fonz en torno a la interesante iglesia de Nª Sª de la Asunción (1606-1617), en lo alto de la colina. Desde allí se divisa un caserío concéntrico e irregular que continuamente salva pronunciadas pendientes. Actualmente, se está restaurando su esbelta torre de piedra sillar, pero en la última guerra civil la ignorancia y la intransigencia dieron fin a casi todos sus bienes muebles y con ellos el desaparecido retablo mayor, obra del escultor Juan Miguel Orliens (1611).

Deambular por su caserío con sus bellos y vetustos palacios y casonas singulares es un auténtico placer para la vista y un auténtico reto para la memoria histórica.

Se conservan once casas-palacios, bien es cierto que casi todas ellas necesitan una urgente restauración a fin de que cobren su esplendor del pasado y no se pierdan irremisiblemente. Estas casas nobles, reflejo de antiguas infanzonías, responden al uso de unos materiales de la época, construyendo sus bajos en piedra y sus pisos superiores en ladrillo, mientras que el enlucido de fachadas quedaba en general reservado para las viviendas de menos categoría.

Entre ellas citaremos la imponente casa de los Gómez Alba, lindando con la más sencilla del erudito arabista Francisco Codera; si descendemos un poco vemos la fuente y siguiendo los pasos por la singular y alargada plaza, a mano izquierda, casa Guilleuma del siglo XVIII, casa Camón y el Ayuntamiento, interesante palacio de estilo renacentista, obra quizá de comienzos del siglo XVII. Ya al final de la plaza, casa Bardaxí y casa Carpi, donada por el ayuntamiento a la Fundación Aragonesa Freinet.

Por la Calle Cuchillería y San Blas, dirigimos nuestros pasos a la calle Pedro Cerbuna y casa Moner, cuya parte posterior del palacio y jardines delata una necesaria y urgente restauración. Fue lugar de nacimiento de D. Pedro Cerbuna, fundador de la Universidad de Zaragoza, y del erudito D. Pedro Joaquín Moner. Ascendiendo por la misma calle, casa Fiscal palacete con rico mobiliario y a su izquierda casa Montroset (Irene Montroset inventó la mercromina).

Mención especial merece Casa Ric, casa solariega de comienzos del siglo XVII que ha sido donada en 1987 a la Diputación General de Aragón. Recientemente, la D.G.A ha instalado el archivo en los bajos de la casa, siendo en la actualidad confortable sede del Archivo-Biblioteca de los Barones de Valdeolivos.

El edificio del Ayuntamiento de Fonz, en la provincia de Huesca, fue residencia de verano de los Obispos de Lérida hasta la desamortización de los bienes eclesiásticos. Construido en los primeros años del siglo XVI, su fachada principal presenta tres plantas.

Digno marco de este edificio es el lugar de su situación: la plaza Mayor de la población, que forma un conjunto difícilmente superable de la arquitectura civil altoaragonesa. Porticada en buena parte, está enriquecida en todo su perímetro por nobles edificios de traza renacentista y plateresca con importantes aleros: como son, además de su Ayuntamiento, los palacios de Cerbuna y Gómez Alba, así como la iglesia parroquial , consagrada en el año mil seiscientos dieciséis, en cuyo interior, de tres naves y de grandes proporciones, se conservan un retablo en madera del siglo XVI y diversas e interesantes obras de orfebrería.

Gastronomía

Típicas en Fonz son las pencas con abadejo, plato que sirve en Nochebuena, así como el recaudo de monte, muy económico y sabroso, o la matanza del tocino, de la que se extraen las famosas coquetas.

Como plato fuerte esta la espaldeta de cordero al horno, y de postre los pastillos de calabaza o melón de cofita. La repostería tiene sus bazas en las magdalenas, rosquillas, crespillos y el tradicional roscón de San Blas, así como su excelente brazo de gitano.

También se cuenta con un aceite de oliva virgen de extraordinaria calidad producido y envasado en la Villa.

Sobre El Autor

El Club Del Buen Turismo

EL CLUB DEL BUEN TURISMO es un programa de referencia en la radiofonía española que más tiempo le dedica al turismo y donde se recogen cada día las propuestas ms interesantes de los viajes, la gastronomía, la salud ,el ocio, el entretenimiento compartido y el bienestar. Cada día salimos de viaje, ¿nos acompañas? Te sorprenderás. http://www.tvradioturismo.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.