Comillas es un municipio y localidad de la comunidad autónoma de Cantabria (España). Está situado en la costa occidental de dicha región, limita al norte con el Mar Cantábrico, al sur con Udías, al este con Ruiloba y Alfoz de Lloredo y al oeste con Valdáliga.

Etimología

La teoría exacta acerca del origen etimológico del nombre de Comillas, aunque muchos de los lugareños gustan de contar diversas fabulas que hacen referencia a la distancia con San Vicente de la Barquera (cinCO MILLAS, a pesar de que la distancia es cierta) se cae por su propio peso ya que en los documentos escritos de época medieval ya aparece registrado con el nombre de Cumiyas y Cumillas.

Su origen al igual que la mayoría de los nombres cántabros es celta y proviene de la palabra KOMA-OE que quiere decir crin de caballo o loma y de esta desciende Komba (colina, como el juego de las niñas, jugar a la comba: hacer lomas o colinas, con la cuerda) y de Komba-Cumbellas-Cumillas.

El término «Cumb» procede de la raíz «Komba», frecuente en nombres celtas y que es utilizado en numerosas regiones celtas. Hoy día, con la masificación urbanística, es difícil apreciarlo pero si nos imaginamos Comillas en la antigüedad cuando era un pequeño poblado pesquero, este estaba situado entre tres tetones o colinas que marcaban el paisaje y que son: la Cardosa, lugar donde se alza la Universidad Pontificia; Sobrellano, donde se encuentra el Palacio de Sobrellano y la Coteruca, donde se encuentran los restos del Palacio de la Coteruca. De lo que se deduce que el término «Comillas» vendría a significar «entre las colinas» o «entre lomas».

Historia

Prehistoria

La peculiar orografía de Comillas, con numerosas simas y cavernas, propició el asentamiento hace miles de años de hombres primitivos que vivieron y expresaron su arte representando pinturas y figuras con técnicas y coloridos extraordinarios.

Cueva de la Meaza

Situada en la Villa de Comillas, en Ruiseñada, tiene una gran sala inicial con indicios magdalenienses, azilienses y de la Edad del Bronce. Presenta una pintura abstracta formada por líneas sinuosas de puntuaciones en rojo y una mano en negativo, casi con seguridad Paleolíticas.

Cuevas de Portillo 

Situadas en el límite entre Comillas y Ruiloba, algunas tienen una gran profundidad y numerosas galerías. Se han encontrado numerosos concheros de origen Neolítico, lo que demuestra la actividad pesquera que ya realizaban en la prehistoria, fue una cultura muy especializada en el marisqueo aunque también cazaba, por lo que se buscó asentamientos que tuvieran cerca la montaña y la mar.

Cueva del Castillo 

Se encuentra en la Peña del Castillo y se hallaron restos de la Edad del Bronce ( 1800 – 700 a.C. )

Los restos encontrados son de hachas, puntas de flecha y lanza, puñales y un trozo de espada.

Mina Numa 

Situada en La Molina (Ruiseñada) esta mina explotada desde la antigüedad y en la que se han encontrado utensilios y monedas de época romana, también se han encontrado restos de puntas de flechas.

Edad Antigua 

En Comillas al igual que en el resto de Cantabria la población existente eran cantabros y descendían de aquellos hombres primitivos y con una altísima influencia celta, seguramente de procedencia centroeuropea y mezclados étnica y culturalmente con los habitantes autóctonos de Cantabria.

Comillas pertenecía en la antigua Cantabria, por su ubicación, a la tribu de los Aurinos o Avariginios, basándonos en los escritos de los historiadores y geógrafos de la época, tales como Plinio, Mela, Estrabón o Ptolomeo.

Existía una unidad menor que la tribu, el clan, formado por diversas familias con Cabañas cantabrasantepasados comunes. Ni siquiera la dominación romana pudo terminar del todo con este esquema de organización social. No hay certeza sobre su localización geográfica exacta, solo se sabe que estas tribus eran regidas por un jefe, apoyado de instituciones como un consejo de ancianos y que habitaban en Castros, ciudadelas en lo alto de los montes preparadas para defenderse de una agresión exterior.

Uno de estos Castros se encuentra en la Peña del Castillo, esta peña se encuentra estratégicamente situada ya que desde ella se divisa todo el municipio de Comillas y servia de fortaleza para defenderse del enemigo, todavía hoy se pueden ver los restos de la muralla entremezclados con los restos del castillo que fue erigido en época medieval sobre el mismo Castro, de ahí el nombre actual de Peñacastillo.

Durante la época Romana en Comillas se explotaron sus bosques del Monte Corona y sus minas como ya hemos dicho anteriormente, no hay que olvidar la exhaustiva explotación que los romanos hicieron de los recursos mineros de Cantabria, el hierro, cinc y plomo, estos eran sacados en gabarras por la Ría de La Rabia que por entonces llegaba casi hasta Ruiseñada.

Solo tras el dominio romano, el pueblo comillano recuperaba su libertad y parte de sus costumbres y hábitos de vida. Volvió en gran medida a habitar los castros que los romanos les habían obligado a abandonar. Resistirían durante siglos a los ataques de los bárbaros, los visigodos y los musulmanes, fieles a su filosofía de vida indómita y libre.

Edad Media 

En el siglo XII tenemos una Cantabria dominada por los grandes monasterios y unos pocos señores, con una parte del campesinado libre y otra en régimen feudal. En lo político, Alfonso VIII consolida y refuerza la economía y desarrolla un gran potencial naval para los conflictos.

También contrarresta el creciente poder de la nobleza creando villas aforadas, donde se potencian los Concejos, se anulan las dependencias feudales, se reconoce a la burguesía y se dan privilegios a los habitantes. Las villas con fuero despegan con un fuerte crecimiento económico, demográfico y urbano.

A cambio de estos privilegios se solicitaron las naves y hombres de las villas de la costa, entre las que se encontraban gentes de Comillas y Ruiloba, en las campañas militares por la conquista de Murcia y Andalucía. En 1245 una flota comandada por Roy García de Sant Ander colabora en la conquista de Cartagena.

En 1248, el almirante Bonifaz Camargo forzó con naves cántabras el acceso fluvial de Sevilla, rompiendo las cadenas. Este ataque desde el Guadalquivir quedó inmortalizado en los escudos de Santander, Laredo y Comillas. Las villas de la costa cántabra y las vascas, formaban en 1296 la Hermandad de las Marismas, una unión para defender sus intereses comunes.

Esta federación supuso un poder naval de primer orden al servicio de los reyes castellanos, pero con autonomía para realizar tratados internacionales por sí misma.

Industria Ballenera 

Último puerto ballenero Comillas fue el último puerto ballenero de Cantabria. Cuando desaparecieron los cetáceos (siglo XIX), la reducida flota se recalificó en la captura de la sardina.

Comillas fue considerada la capital de las villas marineras en la pesca de la ballena desde el siglo XVI al siglo XVIII.

Economía

Aunque en tiempos pasados la economía de la «Villa de los Arzobispos», como también es conocida Comillas, estuviera decantada hacia agricultura y pesca, en la actualidad está volcada totalmente hacia el sector terciario y en concreto hacia el turismo. Prueba de ello es el aumento de población que experimenta el municipio en los meses estivales.

Aunque ya a finales del siglo XIX el Rey Alfonso XII pasó cierto tiempo en Comillas, desde mediados de los años 70 del siglo XX, esta villa ha sido tradicionalmente elegida como lugar de veraneo y descanso de numerosos miembros de la nobleza y de la alta burguesía españolas, en especial de Madrid, Barcelona, Sevilla y Bilbao.

Como grandes atractivos, la villa cuenta con playa y un extenso patrimonio artístico marcado por el exitoso regreso los indianos. La Universidad pontificia, el Capricho de Gaudí y el Palacio de Sobrellano son sólo algunos de los ejemplos de arquitectura de Comillas.

Curiosidades

Comillas fue la primera población española en la que se instaló alumbrado público alimentado por electricidad. [cita requerida] Hacia menos de un año que Thomas Alva Edison había inventado la lampara incandescente y se trajeron desde sus laboratorios en Newcastle y París, la maquinaria de vapor que lo alimentaba se trajo desde Barcelona.

Este municipio ha sido el primero en aceptar la propuesta del Concejo Nacionalista Cántabro (Conceju Nacionaliegu Cántabru) de utilizar el lábaro cántabro y colocar dicha bandera en el balcón de la Casa Consistorial durante la celebración de fiestas locales y regionales.

Patrimonio

El municipio de Comillas cuenta con varios bienes de interés cultural:

  • Edificio de “El Capricho”, de Gaudí, monumento.
  • Fachada principal del Cementerio, monumento desde 1983. El cementerio de Comillas se instaló junto a una iglesia de finales del siglo XV, ya en ruinas. La reforma comenzó en 1881, e intervino en ella Domènech i Montaner, integrando la ruina en el cementerio, mediante la creación de un cierre con cruces y pináculos. Sobre una de las paredes de la antigua iglesia se alza la escultura El Ángel Exterminador, obra modernista de Josep Llimona (de 1895).
  • Edificios y jardines de la Universidad Pontificia, monumento.
  • Palacio de Sobrellano o del Marqués de Comillas, capilla, panteón y parque según su primitivo perímetro, monumento
  • Cueva de La Meaza, en Ruiseñada, zona arqueológica.
  • La Villa de Comillas, conjunto histórico desde 1985.

Además, la iglesia de San Adrián, en Ruiseñada, es un Bien inventariado.

Sobre El Autor

El Club Del Buen Turismo

EL CLUB DEL BUEN TURISMO es un programa de referencia en la radiofonía española que más tiempo le dedica al turismo y donde se recogen cada día las propuestas ms interesantes de los viajes, la gastronomía, la salud ,el ocio, el entretenimiento compartido y el bienestar. Cada día salimos de viaje, ¿nos acompañas? Te sorprenderás. http://www.tvradioturismo.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.