Paisajes que pasan desde el fondo de las ramblas a los llanos y lomas y desde éstas a los escarpes y grandes alturas. Este es el entorno en el que se asienta la señorial localidad de Vélez Rubio, al pie del Maimón, cabecera de comarca.

Cuna de culturas de la Edad del Bronce y del Cobre, en este núcleo se asentaron los romanos aprovechando que por él pasaba la calzada que unía Cartago con Cástulo.

Su mayor esplendor y auge económico se daría en los s. XVIII y XIX,  coincidiendo con la construcción de los elementos arquitectónicos más representativos, caracterizados por la variedad de estilos. Especial interés posee en esta localidad la arquitectura doméstica y de casas señoriales que, en Vélez Rubio presenta distintas tipologías que van desde las Mansiones Señoriales con influencia barroca de fachadas robustas y forja en balcones y ventanas, hasta las viviendas modernistas o historicistas de vistosa decoración y alegre colorido.
Las viviendas de los grandes propietarios de esta localidad hicieron que se creara un estilo propio, el llamado estilo clásico velezano, de fachadas blanqueadas y sumamente simétricas, construcciones en las que se le daba el lugar apropiado a cada balcón y ventana.

El patrimonio de Vélez-Rubio se enriquece aún más si se tienen en cuenta los yacimientos y restos de civilizaciones que alberga, así como los edificios religiosos. De los primeros son destacables el Yacimiento neolítico del Cerro de los López y los restos de la fortaleza islámica del Cerro del Castellón, de la cual se conservan restos de una alcazaba y un aljibe interior.

La Iglesia de la Encarnación, templo del s. XVIII, es el máximo exponente del barroco religioso almeriense. Fue declarada Monumento Nacional en 1982 y de ella destaca su fachada ornamentada, concebida como un retablo, coronada por dos altas torres cuadradas y el retablo interior con motivos rococó. El Convento de la Inmaculada y su iglesia también son buenas muestras del Barroco.

 

Economía

La ocupación de la población se distribuye en los siguientes sectores:

  • Agricultura: 48%; los cultivos mayoritarios son cereal, almendro, olivar, frutales y huerta.
  • Ganadería: oveja, cabra y cerdo
  • Servicios: 37%;
  • Construcción: 10%;
  • Industria: 5%.

Patrimonio Artístico y Monumental

  • Iglesia de Ntra. Sra. de la Encarnación
  • Museo Etnográfico
  • Convento de la Inmaculada

Patrimonio Histórico Andaluz

Centro Histórico

El Conjunto Histórico de Vélez-Rubio se percibe como una unidad urbana, con una tipología edificatoria de los siglos XVIII y XIX, originada en una sociedad decimonónica de base agraria y claramente dividida en clases sociales, donde la vivienda además de cumplir las funciones propias de hogar y dependencia para almacenes, es también un claro signo exterior de la condición social del propietario.La arquitectura tradicional, con sus diferencias estilísticas, crea un conjunto armónico caracterizado por una tipología edificatoria característica, donde el volumen de lo construido y el vacío mantienen unas relaciones peculiares con la trama urbana, con fachadas encaladas o de ladrillo visto, disposición vertical de huecos, con tamaño menor en planta alta, predominio del balcón y la rejería, cerrajería de forja, cornisas molduradas con aleros salientes y cubiertas inclinadas.Junto a esta arquitectura tradicional hay que destacar los grandes edificios monumentales, entre los que destaca la Iglesia de la Encarnación, como hito visual y configurador de la actual trama urbana.

Descripción del entorno

El sector delimitado a efectos de su declaración como Bien de Interés Cultural, se percibe como una unidad urbana que históricamente coincide con el casco consolidado en el siglo XVIII, más una estrecha franja de protección desarrollado en los siglos XIX y XX.Esta unidad no responde a criterios estilísticos únicos, variando tanto los edificios como su estructura, según el período histórico y el gusto de la época, predominando un diseño de características y elementos semejantes, dando lugar a un tipo singular de urbanismo dentro de la provincia de Almería, originado en una sociedad de base agraria y claramente dividida en clases sociales.

Historia del desarrollo urbanístico

El emplazamiento actual del núcleo urbano tiene su origen en los últimos años del siglo XV, en el actual barrio del Fatín, asentado en la falda sureste, con un entramado urbano de complicadas y angostas calles y callejones.Más arriba de este barrio, se encontraba el núcleo cristiano con predominio de construcciones de corte religioso.Entre 1570 y 1750 se produce la renovación y desarrollo urbanístico y arquitectónico del municipio. Se construyen una serie de edificios civiles como el Pósito, la Casa consistorial y la Tercia.

Pero sin duda, el fenómeno urbano más importante fue la construcción de un importante número de edificios religiosos, como la Ermita de la Concepción y la Iglesia de la Encarnación.

Fue durante la segunda mitad del siglo XVIII cuando se inicia una importante expansión urbana y una preocupación por las reformas interiores, los servicios comunitarios y las edificaciones públicas o privadas, muchas de ellas de gran envergadura arquitectónica y calidad artística, dentro de un entramado urbano relativamente ordenado.Desde sus orígenes el perímetro del casco ha sido revestido con una línea compacta de casas, con entradas arcadas y estrechos postigos, que actuaban a modo de protección y defensa ante un eventual peligro exterior.Este carácter de «fortificación» cumplió un papel importante durante el siglo XIX con las sucesivas epidemias que sufrió la población y que permitió su cierre con puertas y tapias.

La segunda mitad del siglo XIX y los primeros años del XX serán las épocas de mayor esplendor, tanto económico como arquitectónico, que ayudará a completar el diseño urbanístico con nuevas mansiones y fijándose las características arquitectónicas destacables de la población.

Gastronomia

Pero esta localidad ofrece, además, una gran variedad gastronómica que varía, singularmente, según las épocas del año. A los productos autóctonos como el cereal, la carne de caza, las verduras, legumbres y materias primas como la harina, se le unen platos típicos de Navidad como el arroz con pavo. Las tortas de bacalao es un exquisito plato que se degusta casi exclusivamente en época de Carnaval, al igual que el potaje de garbanzos con bacalao de Cuaresma.

Semana Santa Velezana

Las cofradías son tres:

  • Venerable Hermandad de Ntro Padre Jesús Nazareno (conocida como los esclavos) fundada en el s XVI.
  • Tradicional Hermandad de Ntra Sra de los Dolores (conocida como los cafés) fundada en s XIX.
  • Cofradía del Santísimo Cristo del Perdón y de los Afligidos (conocida como los porcelanos) fundada en el 1950.

Además, el Viernes Santo sale la Agrupación de la Santa Vera Cruz y Sangre de Cristo (conocida como del Señor de la Caja), fundada en el s XVII.

La Semana Santa de Vélez Rubio está Declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía desde el año 2004.

Tras la repoblación castellana de Vélez Rubio, en el último tercio del siglo XVI, surgen las primeras manifestaciones religiosas fuera del templo. Es así como tienen aquí su comienzo las procesiones y la aparición de las primeras hermandades. Nuestro pueblo se convierte cada año en el escenario en el que uno de los hechos más trascendentales de la historia de la cristiandad, la Pasión de Cristo, recobra toda su esencia. Se suceden manifestaciones vividas con el corazón, con religiosidad y con la entrega más absoluta, en torno a liturgias sagradas y seculares tradiciones, que tienen como máxima expresión los desfiles de una valiosa imaginería religiosa, nacida de la gubia de maestros de la escultura.

Son dos hermandades y dos cofradías, existentes en Vélez-Rubio, las que, de generación en generación, han hecho posible que ese precioso regalo para los sentidos pueda ser disfrutado, año tras año, por los velezanos y por los venidos de fuera.

Los días de Semana Santa, se viven intensamente en Vélez-Rubio, desde la mañana a la noche, sin interrupción ni tregua, en una desbordante sucesión de acontecimientos en los que el espectador no es ajeno, sino, por el contrario, actor principal de todo cuanto se desarrolla en su derredor. Así, por ejemplo, son muchos los residentes en otras ciudades, que asiduos a nuestra Semana Santa, se ponen en contacto con antelación a la misma con familiares y amigos de nuestro pueblo para asegurarse que podrán disponer de un equipo de «nazareno» o «mantilla» para participar en nuestras procesiones. Asimismo, todo el que se acerca a las sedes de las hermandades o al templo donde se están realizando los preparativos para las celebraciones, no puede escapar a la atracción que nuestras costumbres ejercen y enseguida se integra con los velezanos, colaborando en el exorno floral, en el montaje de tronos, en la preparación de los «convites», etc.

También los anhelados días de primavera, tras un riguroso invierno que, por estas latitudes alcanza extremos muy fríos, propician, en paralelo a las celebraciones religiosas, un ambiente festivo en nuestras calles y plazas, desde la mañana a la madrugada. Son días de convivencia entre familiares y amigos, de «discutir» amistosamente sobre qué hermandad es la mejor, de «tapeo», de «comer fuera», etc.

Fiestas

Desde 1985, Vélez Rubio acoge durante los días de Navidad, y con motivo de la celebración del Encuentro de Cuadrillas, a innumerables grupos folklóricos llegados desde cualquier punto de España. Todos ellos con un objetivo claro: mantener vivas sus tradiciones. Otras fiestas de este municipio son las fiestas de verano y la Semana Santa.

Los velezanos tienen una peculiar forma de celebrar el Día de los Inocentes: un grupo de personajes se adueñan de la población, haciéndose con los cargos de Alcalde y cura inocentes, los cuales les otorgan poder para subir al balcón del Ayuntamiento, emitir desde allí un bando y multar indiscriminadamente a los vecinos, los cuales irán directamente a la cárcel, previo pago de sanción. Allí los “presos” convivirán con el resto de visitantes, eso sí disfrutando de un buen vino y aperitivos.

Encuentro de Cuadrillas
Destaca también el llamado Encuentro de Cuadrillas, celebración durante la cual en la localidad se reúnen grupos folclóricos de todo el país. Y es importante resaltar el Certamen Nacional de Dioramas de Navidad, único en España, así como las exposiciones y belenes monumentales ubicados en los edificios singulares del centro histórico de la localidad.

Sobre El Autor

El Club Del Buen Turismo

EL CLUB DEL BUEN TURISMO es un programa de referencia en la radiofonía española que más tiempo le dedica al turismo y donde se recogen cada día las propuestas ms interesantes de los viajes, la gastronomía, la salud ,el ocio, el entretenimiento compartido y el bienestar. Cada día salimos de viaje, ¿nos acompañas? Te sorprenderás. http://www.tvradioturismo.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.