Santa Cruz de Tenerife es una ciudad y un municipio canario perteneciente a la provincia española del mismo nombre: Santa Cruz de Tenerife. Es la capital de la isla de Tenerife (isla más poblada de España), así como de la provincia mencionada. Además, comparte la capitalidad de la Comunidad Autónoma de Canarias con Las Palmas de Gran Canaria y es sede del Parlamento de Canarias, es también sede de la Audiencia de Cuentas de Canarias. La ciudad tiene el Área Metropolitana con mayor extensión del Archipiélago Canario, con 366,85 kilómetros de superficie.

El municipio se encuentra situado en el nordeste de la isla, a orillas del Océano Atlántico. La ciudad está enclavada entre la bahía que lleva su mismo nombre y el Macizo de Anaga, alzándose en anfiteatro desde la costa hasta la cumbre.

El municipio tiene una extensión de 150,56 km² y cuenta con una población de 221.956 habitantes, la segunda mayor de Canarias (INE enero de 2008). Su altitud en el casco histórico es de 4 metros sobre el nivel del mar. Tiene 58 kilómetros de costa, dividida naturalmente por el Barranco de Santos. La ciudad está ubicada en una zona abrupta, formando una conurbación con la ciudad de San Cristóbal de La Laguna y absorbiendo otras localidades como Taco y la Cuesta.

El clima es árido, con escasas lluvias (poco más de 200mm) y temperaturas suaves: un promedio de 21°C anuales, con escasa amplitud térmica diaria, gracias al efecto suavizador de los vientos alisios.

Economía

Básicamente de servicios y con fuerte componente de pequeña y mediana empresa, aunque también posee industrias químicas, entre las que destaca la refinería de petróleo más antigua de España, en funcionamiento desde 1930. De hecho, Santa Cruz es la única capital de más de 100.000 habitantes que la alberga. Es objeto de polémica por su excesiva extensión, que resta espacio para el crecimiento de la ciudad, cercada por la propia refinería, el municipio de La Laguna y el Macizo de Anaga. La nueva zona de expansión de la ciudad, en el Barrio de Cabo Llanos, fue en su día parte de la propia refinería que ha ido cediendo terreno.

Historia

La zona sobre la que actualmente se asienta la ciudad y el municipio de Santa Cruz de Tenerife ha sido objeto de ocupación humana desde épocas guanches, hace aproximadamente 2.000 años, según atestiguan los yacimientos arqueológicos encontrados. Como la célebre Momia de San Andrés. Además de cuevas con algunos restos de animales momificados y piedras con grabados guanches. La zona donde actualmente se asienta Santa Cruz de Tenerife pertenecía al Menceyato guanche de Anaga, que era el más oriental de la isla.

Santa Cruz de Tenerife ocupa el territorio denominado Añazo por los Guanches, los habitantes prehispánicos de las islas. Fue aquí, donde desembarcó el Adelantado Fernández de Lugo y plantó una cruz que da nombre a la ciudad. Dicha cruz se encuentra guardada en la Iglesia de La Concepción y era sacada en procesión el día de la Cruz (3 de mayo). Concretamente fue en abril de 1494 cuando desembarcó para la conquista de la última isla, la única que había resistido hasta entonces, con una tropa de peninsulares y canarios (gomeros y grancanarios, sobre todo) formada por unos 2.000 hombres de a pie y 200 a caballo. En esta ocasión, y tras la Primera Batalla de Acentejo, abandonó la Isla. Con un ejército mejor armado y entrenado, el Adelantado retornó a Tenerife en 1495 y, tras reconstruir el fortín militar de Añazo en Santa Cruz, iniciaría la conquista definitiva; terminada la cual, Santa Cruz queda configurada como un modesto caserío de pescadores, dependiente de La Laguna, ciudad ésta última en la que se estableció la capital de la isla.

Con el paso del tiempo se fue convirtiendo en uno de los puertos más importantes del Atlántico, ya que Canarias era paso ineludible para la flota que partía hacia América.

Siglo XVIII y XIX

El siglo XVIII representa el verdadero desarrollo poblacional y urbanístico de Santa Cruz. En 1705 tiene lugar la erupción volcánica del Trevejo, que sepultó de lava el floreciente puerto de Garachico, que era el principal de la isla, sin posible recuperación, por lo que el puerto de Santa Cruz, pasó a ocupar el lugar prioritario. En 1723 se produce el traslado y asentamiento de la residencia del Comandante General Lorenzo de Villavincencio (Capitanía General de Canarias), que hasta la fecha había tenido sede en La Laguna. El desarrollo económico y el florecimiento cultural, ocasionó en gran medida la apertura de la primera imprenta de Canarias y la edición periódica de prensa escrita (1751).

Santa Cruz confirma la solidez de sus defensas como Plaza Fuerte con la victoria sobre el Almirante Jennings en 1706 y en 1797 sobre Horatio Nelson: el 27 de junio (día de Santiago), se registra el más importante acontecimiento militar de la historia de la ciudad: tropas y ciudadanos se defendieron, al mando del General Gutiérrez, del ataque naval del Contraalmirante inglés; la poderosa Armada británica se retirará, no sin antes perder Nelson un brazo (por un cañonazo desde el Castillo de Paso alto con el «cañón Tigre», cañón que puede ser visitado en el Museo Militar del Castillo de Almeida) y parte de sus banderas y marinos.

A comienzos del siglo XIX, en 1803, el Rey Carlos IV otorga al Puerto de Santa Cruz de Tenerife el título de “ya de por sí y sobre sí” de «Villa exenta», con derecho a establecer su propio Ayuntamiento, con la denominación de “muy leal, noble e invicta Villa de Santa Cruz de Santiago de Tenerife”, lo que supuso su emancipación administrativa con respecto al municipio de La Laguna, mediante la Real Cédula de 28 de agosto. En 1833 la importancia política y administrativa de Santa Cruz, queda definitivamente reconocida cuando se designa como capital de la “Provincia única de Canarias”, en pugna con las ciudades de La Laguna y Las Palmas de Gran Canaria. Contribuyeron a este nombramiento políticos como José Murphy y Meade y que la capitanía y la intendencia militar se encontraba en su territorio municipal.

El decreto de Puertos Francos de 1852 permitió el posterior desarrollo del Puerto de Santa Cruz de Tenerife y de la propia «Villa» como enclave comercial. Con la expansión colonial europea por África los puertos canarios se convirtieron en puertos de escala para el avituallamiento de carbón de los buques.

En 1859 obtiene el título de “Ciudad” mediante el Real Decreto de 29 de mayo y en 1894 se le otorga el título de “muy benéfica” mediante el Real Decreto de 23 de abril, por el comportamiento de sus vecinos con ocasión de la epidemia de cólera del año anterior.

Durante el Siglo XX hasta la actualidad 

Tras la I República, y durante la dictadura de Miguel Primo de Rivera, se produce en 1927 la división provincial del Archipiélago Canario en las actuales provincias: Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas, mediante el Real Decreto de 21 de septiembre. Ello fue provocado por la lucha por el control político, económico y administrativo por parte de las élites insulares, derivando todo ello en el llamado pleito insular.

En 1936 es asesinado el que fuera el último alcalde republicano (II República) de Santa Cruz de Tenerife: Don José Carlos Schwartz Hernández de la mano de sujetos afines al militar golpista Francisco Franco Bahamonde.

El 31 de marzo de 2002 cayeron lluvias torrenciales durante unas dos horas afectando al área metropolitana de Santa Cruz de Tenerife y extendiéndose en dirección NE hacia la zona de San Andrés. Es importante reseñar que las precipitaciones torrenciales afectaron a un área muy reducida del entorno de la capital tinerfeña. Posteriormente, en 2005, llegó la tormenta tropical Delta procedente del Atlántico, que también causó grandes daños, sobre todo por sus fuertes vientos.

Santa Cruz de Tenerife alberga la primera sede del Centro Unesco en Canarias. La ciudad es un crisol de diversas culturas que le confieren un carácter cosmopolita. En la ciudad conviven (junto con la población autóctona canaria-europea) inmigrantes de diversos origenes: Peruanos, bolivianos, hindúes, árabes etc.

Espacios culturales

  • Auditorio de Tenerife: obra del arquitecto español Santiago Calatrava. El Auditorio de Tenerife se alza al este del Parque Marítimo. Su gran vela simulando un barco se ha convertido en uno de los símbolos del barrio de Cabo Llanos y por extensión de toda la ciudad. El auditorio posee dos salas una de cámara y otra sinfónica. Es la sede de la Orquesta Sinfónica de Tenerife y en él se celebra, entre otros actos, el Festival de Ópera de Tenerife, el Festival de Música Clásica de Canarias y la entrega de los premios Cadena Dial.
  • Teatro Guimerá: Inaugurado el 25 de julio de 1851. Gran edificio decimonónico situado en la céntrica calle de Ángel Guimerá.
  • Museo de Bellas Artes: Este museo cuenta, además de con un fondo propio, con un depósito de obras del Museo del Prado. Sobresalen cuadros de artistas como Peter Coeck, Ribera, Madrazo, o Sorolla. Como fondo fijo, una amplia muestra de artistas canarios como Gaspar de Quevedo, Cristóbal Hernández de Quintana, Juan de Miranda y González Méndez, entre otros.
  • Museo de la Naturaleza y el Hombre: Historia, a través de fotos y objetos, de los guanches. También hay una sala en la que se explica la formación de las Islas Canarias. Entre los hallazgos arqueológicos que aquí se muestran varias momias guanches, incluyendo también dos fetos momificados. También hay una gran cantidad de cráneos guanches y reproducciones de objetos de África y de la América precolombina entre otras muchas muestras.
  • Círculo de Bellas Artes: Fundado en 1926 y sito en Calle del Castillo nº43, es un centro de actividad cultural que programa, de manera continua, vanguardistas exposiciones de pintura y fotografía en la sala de la planta baja, accesible directamente desde la calle. Cuenta también con una cafetería, situada en el primer piso.
  • Espacio Cultural El Tanque: En 1997 un antiguo tanque contenedor de la refinería santacrucera se convierte en exposiciones, espectáculos de danza y audiovisuales, música alternativa, teatro, música clásica, nuevas tecnologías y actividades multimedia, entre otros montajes.
  • Centro de Fotografía Isla de Tenerife: Cuenta con espacios idóneos para la exhibición y el estudio de la fotografía tradicional y contemporánea.

    Sala de Arte La Recova: Como su nombre indica, la Sala de Arte la Recova se encuentra en el antiguo mercado de la ciudad. No se dispone de una colección permanente, sino que van rotando exposiciones a lo largo del año.

  • TEA – Tenerife Espacio de las Artes: obra de Herzog & de Meuron inaugurada en 2008.

Ocio nocturno

Santa Cruz no se ha caracterizado nunca por una intensa vida nocturna, en contraste con la cercana ciudad universitaria de La Laguna. Pese a todo, dispone de varias discotecas y pubs repartidos por la ciudad. Las más conocidas están en el Parque Marítimo César Manrique, Avenida 3 de Mayo y trasera, calle La Noria y en Residencial Anaga. Además, en la zona del Polígono Industrial El Mayorazgo han abierto tres nuevas discotecas. También existen pubs que han sobrevivido sin pertenecer a una ubicación especial de ocio, como El Andén, cercano a la Plaza de Toros, que abría sus puertas en 1991.

Recientemente ha cobrado importancia como espacio de ocio la calle Antonio Domínguez Alfonso (popularmente conocida como calle La Noria) y adyacentes, en las inmediaciones de la Iglesia de la Concepción. Tras varios años de abandono, el conjunto de casas tradicionales de esta zona ha sido recuperado por la hostelería como locales de tapas, cenas ligeras, y copas. Esta calle también acoge las sedes de varias murgas, agrupaciones musicales vinculadas al Carnaval, y del Organismo Autónomo de Fiestas y Actividades Recreativas.

La popularmente llamada Avenida de Anaga (como se conoce al conjunto de avenidas que lindan con el puerto) es en su sección de Avenida Francisco la Roche un lugar clásico de cenas y de primeras copas. Durante la década de los 90 fue centro neurálgico del ocio nocturno, concentrando los más conocidos locales de la ciudad. Pese a que muchos de ellos cerraron por problemas de licencias y de ruido, se pretende en la actualidad recuperar su esplendor. Con ese fin, el Ayuntamiento llevará a cabo varias iniciativas hasta 2009.

Folclore y costumbres 

Carnavales

La fiesta más conocida de Santa Cruz es el Carnaval. Está considerado como uno de los más importantes del mundo. Comparte con Cádiz el título de Fiesta de Interés Turístico Internacional, siendo dos formas distintas de celebrar y entender el carnaval. Su fecha de celebración varía cada año, aunque suelen coincidir en los meses de enero o febrero. Durante la época franquista, es decir, los 40 años de dictadura del general Franco, en estas dos ciudades de España fue donde único se celebraron los carnavales, bajo la denominación de «Fiestas de Invierno», ya que estaban prohibidos su celebración como tal.

Los bailes al son de la Salsa y de las Batucadas de las Comparsas duran toda la noche. La explosión del colorido tiene lugar con la elección de la Reina del Carnaval, luego, con la Cabalgata Anunciadora, dará comienzo el carnaval en la calle. Las murgas y rondallas son las encargadas de poner el tono picante y cultural de la fiesta, siendo la apoteosis del Carnaval santacrucero el martes de carnaval, con el gran colorido y desfile de la cabalgata, y al día siguiente el colorido de días anteriores se cambia por el negro del luto por el entierro de la sardina, que pone fin a las fiestas de manera oficial, aunque el Carnaval continua hasta el fin de la semana (viernes y sábado de piñata).

En los últimos años ha existido una polémica con respecto a la celebración del entierro de la sardina. Mientras una parte de la población abogaba por mantener la tradición y celebrar el entierro el miércoles de ceniza, el Ayuntamiento, alegando motivos de asistencia, prefería desplazarla al viernes de piñata. En los Carnavales de 2004 se celebraron dos entierros, uno popular y otro institucional, mientras que en 2005 fue el Ayuntamiento quién promovió ambos entierros, no sin escucharse multitud de voces acerca de lo absurdo de la situación; ese año un grupo de personas llevó a cabo «un rapto» de la sardina que se iba a quemar el viernes, quemándola el tradicional miércoles.

Fiestas de Mayo

También ha cobrado gran importancia el baile de magos, celebrado la noche de la víspera del 3 de mayo, donde los asistentes visten los trajes tradicionales de las islas, llamados trajes de magos, y cenan al aire libre las comidas típicas traídas por cada uno. En 1999 esta fiesta batió el Récord Guinness al ser la cena al aire libre con mayor número de asistentes, que se estimaron en unos 8.000. En 2005 se trasladó la celebración del mismo desde la Plaza de España y de la Candelaria a la calle de la Noria y la zona aledaña.

El domingo posterior al baile de magos, se celebra un paseo romero, en el que carretas engalanadas recorren algunas zonas de la ciudad entre música tradicional y comida típica.

Traslado de la Virgen de Candelaria 

En este aspecto, es también importante señalar el traslado cada siete años de la Virgen de Candelaria (Patrona Principal del Archipiélago Canario), desde la Villa Mariana de Candelaria a la ciudad de Santa Cruz de Tenerife, alternando cada siete años, entre esta ciudad y la de San Cristóbal de La Laguna. El último traslado a esta ciudad capital fue en octubre de 2002 y la próxima será en 2016.

 

Sobre El Autor

El Club Del Buen Turismo

EL CLUB DEL BUEN TURISMO es un programa de referencia en la radiofonía española que más tiempo le dedica al turismo y donde se recogen cada día las propuestas ms interesantes de los viajes, la gastronomía, la salud ,el ocio, el entretenimiento compartido y el bienestar. Cada día salimos de viaje, ¿nos acompañas? Te sorprenderás. http://www.tvradioturismo.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.