Arona es un municipio canario perteneciente a la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Está situado en el sur de la isla de Tenerife.

Tiene una extensión de 81,79 km² y una población de 75.903 habitantes (INE, enero de 2008). Su altitud es de 610 metros sobre el nivel del mar en la capital homónima que está en el interior de la isla.

Historia

Sobre el origen del municipio de Arona hay pocos datos y los que hay se hallan dispersos. Se refieren casi exclusivamente a la tradicional existencia de algunos asentamientos tras la conquista. Viera y Clavijo, nos habla de este núcleo de Arona, junto con los del Valle y Cabo Blanco, al referirse a Chasna por otro nombre Vilaflor.

La ermita de San Antonio Abad fue construida al parecer por el hijo de Antón Domínguez el Viejo, en el siglo XVII, por encontrarse su vivienda lejos de Vilaflor. La ermita fue erigida en parroquia por auto de separación de 30 de marzo de 1796, separándose de la iglesia matriz de Vilaflor.

Sin embargo, pese a estos modestos principios, el municipio ha conocido en los últimos años un espectacular crecimiento. Los Cristianos, a mediados del siglo pasado, no era más que un pequeño puerto pesquero y una cantera; hoy es punto importante en la recepción del turismo.

Su población, sensible a los problemas surgidos con la caída de los precios de la cochinilla, el hundimiento de la agricultura, los efectos de la Primera Guerra Mundial y de la guerra civil, que provocaron la emigración, se ha visto, sin embargo multiplicada por nueve en un siglo, dando idea de la importancia del desarrollo alcanzado por este municipio sureño.

 

 

Economía

El sector terciario constituye la base de la riqueza de este municipio sureño, que ha sabido explotar las características de su clima (cálido, seco y con un sol permanente) para crear un importante enclave turístico. Más del 60% de su población trabaja en este sector.

La actividad agrícola, intensa, se concentra en el llamado Valle de San Lorenzo. Allí se cultiva el plátano, en crecientes superficies, destinado a los mercados peninsulares.

Junto a la platanera, pero sin llegar a alcanzar su importancia, se dedican terrenos a la producción de tomates, papas, pimientos y flores (en invernadero) destinadas a la exportación a países de Europa.

Las fincas no suelen ser excesivamente grandes, siendo las mayores las situadas hacia la costa, las de mediana extensión se sitúan en el centro del municipio, mientras que las pequeñas ocupan las zonas más altas.

La ganadería se encuentra en franco declive, pues a las dificultades derivadas de la escasez de aguas, se une el atractivo de más cómodas ganancias en el sector servicios.

  

 

Geografía

Marcando el extremo sur de la isla, con la Punta Salema, supone una franja de terreno que queda delimitada hacia el oeste por el barranco del Rey, que desciende en su límite con Adeje, hasta dividir en dos la localidad de Playa de Las Américas. Por el contrario, su límite hacia el este con San Miguel supone una línea prácticamente recta, al igual que hacia el norte, que zigzaguea en torno a la cota de los 900 metros de altitud, en su frontera con Vilaflor.

Desprovisto de cumbres, aparece un espacio que desciende suavemente hacia el litoral, y donde se intercalan algunos relieves más destacados. En el litoral alternan los pequeños acantilados y una costa baja, tanto rocosa, como con playas de arena.

Aparecen en toda esta zona materiales geológicos, correspondientes a las distintas series volcánicas que han formado la isla.

Desde la serie Antigua al volcanismo reciente, sin que falten excelentes ejemplos de las coladas piroclásticas sálicas, esas amplias extensiones recubiertas de una roca de color claro, y que definen buena parte del paisaje del sur tinerfeño. Sobresalen algunos domos volcánicos, formados por lavas muy viscosas ricas en sílice, formados bajo la superficie y puestos al descubierto por la erosión, caso de los distintos roques que salpican el paisaje (Jama, Vento, Montaña Chijate, Malpaso,…) o construidos sobre la superficie, caso del domo extrusivo que es la Montaña de Guaza. Si bien la capital municipal se halla en las medianías, mayor importancia económica y poblacional tiene el Valle de San Lorenzo, con una actividad agrícola de exportación, y sobre todo el sector costero. Las urbanizaciones turísticas (Playa de Las Américas, Los Cristianos, Costa del Silencio – Ten-Bel,…) han transformado sustancialmente el área litoral, siendo asimismo el punto de embarque (Los Cristianos) para La Gomera.

El desarrollo de la industria turística ha estado en relación con las condiciones climáticas. La situación dentro de la isla, determina una elevada insolación, temperaturas suaves y una acusada aridez. Las formaciones vegetales, van a ser las características del piso basal, al carecer el municipio de zonas de cumbres.

Lugares de interés

La Montaña de Guaza es un espacio natural protegido, que supone un excelente ejemplo de domo extrusivo con colada. Un edificio volcánico de notables proporciones, con su derrame lávico, formado a partir de un magma muy viscoso (ácido), lo que da lugar a que la lava no pueda efectuar grandes recorridos.

El paraje natural del Roque de lama es por el contrario un domo intrusivo, un pitón de fonolita formado bajo la superficie y que la erosión ha puesto al descubierto. Es el mayor de estos edificios volcánicos de Tenerife. Presenta interesantes endemismos botánicos.

Desde el Mirador de La Centinela se tiene una amplia perspectiva del Valle de San Lorenzo, y todo un amplio sector de esta parte de la isla.

El sector costero conserva aún espacios de notable interés, aunque desgraciadamente el proceso urbanizador se haya tragado las importantes salinas de El Guincho.

La villa de Arona ofrece en sí misma un conjunto arquitectónico complejo y del mayor interés. Las variadas muestras de su arquitectura popular se multiplican, constituyendo un punto de referencia cultural importante.

La iglesia parroquial tiene «algunas imágenes talladas por imagineros populares, como una Virgen de la Concepción, de Francisco García Medina (1739) y un San José de ingenua talla. La imagen más venerada es la del Cristo de la Salud de escuela canaria. El retablo mayor, de carpintería local, fue traído del convento de San Francisco, de Adeje.» (Cuscoy, EI libro de Tenerife,1962).

El Parque Central de Arona, inaugurado en 2004 es el mayor espacio verde del municipio, con 4 ha de superficie. Proyectado por arquitectos y biólogos, cuenta con una colección de palmeras tropicales y un espacio rocoso que conserva la flora endémica del municipio.

Cultura

Dentro de las variadas fiestas que se celebran las del Cristo de la Salud y Ntra. Sra. del Rosario, el primer domingo de Octubre y el lunes siguiente, atraen muchas personas de todo el sur.

Desde verano de 2005 se celebra en el municipio el festival de música Aguaviva Canarias.

Fiestas

17 de enero – San Antonio Abad
13 de mayo – Romería de Nuestra Señora de Fátima (Valle San Lorenzo)
5 de octubre – Santísimo Cristo de la Salud.
Como curiosidad cabe decir que existe otro municipio del mismo nombre en el norte de Italia, junto al lago Maggiore, los dos están actualmente hermanados.

Sobre El Autor

El Club Del Buen Turismo

EL CLUB DEL BUEN TURISMO es un programa de referencia en la radiofonía española que más tiempo le dedica al turismo y donde se recogen cada día las propuestas ms interesantes de los viajes, la gastronomía, la salud ,el ocio, el entretenimiento compartido y el bienestar. Cada día salimos de viaje, ¿nos acompañas? Te sorprenderás. http://www.tvradioturismo.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.