Elche (Elx en valenciano) es una ciudad de la Comunidad Valenciana (España) situada en la provincia de Alicante, a orillas del río Vinalopó. Cabecera de la comarca del Bajo Vinalopó, su población alcanza los 219.032 habitantes (INE 2006), siendo la segunda ciudad de la provincia de Alicante y tercera de la Comunidad Valenciana en población. El área metropolitana de Alicante-Elche, que agrupa a Elche con la conurbanización de Alicante y con las localidades cercanas de Santa Pola y Crevillente, es una de las más pobladas de España, con unos 725.000 habitantes.

El Palmeral de Elche, junto con la representación sacra del Misterio de Elche, han sido declarados por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad y Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad respectivamente. Estos símbolos de identidad ilicitanos son unos de los principales atractivos turísticos de esta ciudad de tradición industrial. Elche destaca por ser uno de los principales productores de calzado de Europa.

Geografía

Localización

Elche, un oasis de palmeras
Elche, un oasis de palmeras

Elche se asienta en una llanura cruzada por las sierras del Molar, Tabaià y Castellar, últimas estribaciones del sistema bético que configuran los variados paisajes del término municipal donde la palmera es un elemento constante y característico. Lo más representativo del paisaje ilicitano es sin lugar a dudas el conjunto de huertos que recibe el nombre del Palmeral y que cubre una gran parte de la ciudad y su campo. Según la tradición fueron lo fenicios quienes introdujeron la palmera en estas tierras, aunque el trazado y la belleza del Palmeral se consolidó durante la etapa musulmana. Jaime I dictó unas normas de protección que los sucesivos gobiernos han mantenido para evitar la destrucción del único palmeral de estas dimensiones en Europa y el más septentrional del Mediterráneo.

En el centro de la ciudad se sitúa el Parque Municipal, de inspiración árabe, con fuentes y paseos donde conviven cisnes, ánades y palomas. Todo el conjunto se completa con el teatro al aire libre de La Rotonda y el Parque Infantil de Tráfico. Al suroeste del Palmeral se localiza un jardín privado conocido como el Huerto del Cura, declarado Jardín Artístico Nacional en 1943. La variedad de plantas que lo pueblan unida a la tranquilidad que se respira, hacen de estos lugares los más idóneos para el paseo y el descanso.

Panorámica de Elche. Basílica de Santa María (en frente) y torre del Palacio de Altamira (izquierda).
Panorámica de Elche. Basílica de Santa María (en frente) y torre del Palacio de Altamira (izquierda).

Término municipal

El amplio término municipal, de 326,1 km², se extiende por una planicie atravesada por las sierras del Molar, Tabaià y Castellar, llena de palmeras.

Próximas al centro de la ciudad, se extienden 12 km de playas donde las dunas se funden con los pinos en un bello y característico paisaje mediterráneo. En la zona norte se encuentran las extensas dunas de las playas del Altet y la senieta que se prolongan hasta los Arenales del Sol, centro turístico equipado con una amplia oferta de servicios.

A continuación se abren las playas de las Dunas y el Carabasí (playa libre) y L’Escull, al pie de la sierra de Santa Pola. Al sur del término las playas de El Pinet, Les Pesqueres, La Marina y El Rebollo (de aguas transparentes y fina arena) invitan al baño y al paseo entre los pinares que las rodean.

En el interior del municipio se puede disfrutar de un maravilloso paraje de importantísimo valor ecológico: el Parque Natural del Hondo, que comparte con Crevillente. Cabe señalar también el Pantano de Elche, declarado Bien de Interés Cultural, que construido en el año 1632 reúne las aguas del río Vinalopó que cruzan el municipio. También destacan el Clot de Galvany , el Huerto del Cura, con la palmera Imperial, y el parque natural de Las Salinas.

 Etimología

El primer nombre que se tiene constancia documentada es el de Illici en latín clásico (pronunciado Il.liki o Iliki), en una inscripción hallada en Italia donde, haciendo referencia a una persona originaria de Elche, aparece Illici como el nombre que dieron los romanos a la colonia de Hispania. Todo apunta a que éste hubiera podido derivar del nombre que los iberos daban a su poblado antes de la llegada de los romanos. Constan documentos con el nombre de Helike en griego realizados por los historiadores clásicos Diódoros y Ptolomeo. Fue bajo la dominación visigoda cuando el nombre de Illici comienza a adoptar formas diversas con aparición de la E en sustitución de la I como son Elici, Elice o Elece. En la división de Al-Andalus, llevada a cabo por Yusuf al-Fihrí aparece ﺍﻟﺶ (pronunciado Elsh), como el nombre árabe de Elche en el siglo VIII. A finales del siglo XIII y bajo el dominio castellano del Reino de Murcia es cuando aparece la denominación actual de la ciudad: Elche. A partir de 1305, ya en la Corona de Aragón, la ciudad pasa a ser denominada en valenciano antiguo con los nombres de Elch, Eltx o Elx. Desde mediados del siglo XV, Elig se convertiría en la ortografía habitual de la ciudad en valenciano, hasta que cayese en desuso tras la promulgación de los Decretos de Nueva Planta en el año 1707, por los cuales se institucionalizaba la forma castellana, Elche, en la documentación oficial del Reino. Tras las Normas de Castellón (1932) existió una cierta controversia sobre si el nombre en valenciano debía ser escrito como Elx o como Elig, no obstante fue el Ayuntamiento quien acabó optando por la primera grafía

Historia

Edad Antigua

La Dama de Elche.
La Dama de Elche.

Los orígenes de Elche se remontan hacia el año 5000 adC, en la era del Neolítico. En el siglo V a.C. se fundó la ciudad ibérica Helike, momento en el que se esculpió la famosa Dama de Elche, valiosa escultura de una sacerdotisa vestida con traje ceremonial que constituye una de las más importantes obras maestras del arte ibérico.

Destruida la ciudad por las tropas cartaginesas, con la llegada de los romanos se desarrolló un proceso de formación de una colonia poblada con veteranos de las guerras cántabras, que pasaría a llamarse colonia Iulia Illici Augusta, probablemente en torno al año 26 adC. En esta etapa gozó de gran prosperidad y crecimiento urbanístico, teniendo una activa participación en las redes comerciales regionales y mediterráneas para las cuales se dispuso de un puerto, el Portus Ilicitanus (la actual Santa Pola), que sirvió de punto de entrada a los productos que llegaban a la ciudad. De las épocas paleocristiana y visigoda es la Basílica de Illici, muestra de la importancia de la ciudad como sede episcopal.

Edad Media

Representación de Elche en las Cantigas de Santa María, siglo XIII.
Representación de Elche en las Cantigas de Santa María, siglo XIII.

Bajo el dominio musulmán en la Edad Media, la ciudad se establece en su emplazamiento actual, en la zona denominada la Vila Murada. Es en esta época de desarrollo agrícola cuando se introduce un complejo sistema de regadío. La conquista cristiana –en el año 1265– desplazó a los musulmanes, que se vieron obligados a edificar una nueva población en las cercanías de la Vila Murada, conocida como el Raval de San Juan. En 1305 se llevó a cabo en la Villa el Tratado de Elche, un acuerdo realizado entre los reinos de Castilla y de Aragón en donde se fijaron nuevos límites fronterizos de estos reinos.

Edad Moderna

Los siglos XVI y XVII son conflictivos socialmente. Por un lado, en las Germanías, la villa aprovechó la ocasión que le brindaba la revuelta agermanada para impedir la toma de posesión en Didac de Cárdenas y proclamar su vinculación a la Corona. El fracaso de dicha revuelta, militarmente estallada por tropas de la aristocracia al frente de las cuales iba el propio señor de Elche y el marqués de Vélez, supuso, una vez más, el estallido del ideal de municipio real bajo-medieval. Por otra, la expulsión morisca que no sólo significó la pérdida de un tercio de la población, puesto que investigaciones recientes muestran que la población musulmana del arrabal no era una simple comunidad campesina unívocamente sometida al poder de los Càrdenas, sino una colectividad que practica una agricultura comercializada sobre el área del antiguo Magram. La repoblación llevada a término por Jordi de Cárdenas entre 1609-1611, intentaba no sólo rehacer una grave situación económica que, quizás viniera de antes, pero se aceleró rápidamente con la expulsión, sino recomponer una situación de debilidad política, que fue en aquel momento parcialmente compensada al entrar las oligarquías propietarias urbanas entre los beneficiarios de la repoblación, junto con otras muchos vecinos de extracción social artesana y campesina. Por otra el nacimiento de una complicada organización social que empezaba a producir una poderosa oligarquía propietaria compuesta por caballeros, ciudadanos, rectores de los municipio, abogados, médicos notarios y una burguesía de comerciantes, buena parte de la cual era de origen extranjero. Un artesanado muy heterogéneo organizado en gremios y una serie de capas de trabajadores, labradores y campesinos que establecía ya las bases de intercambio y explotación. Al fin y al cabo con la bajada de rendimientos productivos del campo propiciado por la expulsión morisca, la delincuencia, el bandolerismo y la resistencia señorial, en 1644, con la toma de posesión de Jaime de Cárdenas, hermano y heredero del recientemente fallecido Jordi, son el detonante de una serie de conflictos que se traducen en un tira y afloja entre la villa y la institución señorial que acabaron con la consecución favorable de ésta, de la sentencia del pleito de reversión a la Corona en 1697.

Palacio de Altamira, siglo XV
Palacio de Altamira, siglo XV

Otro aspecto llamativo del siglo es el incremento en las actividades urbanas relacionadas con el aceite y el jabón por parte de la oligarquía propietaria local, especialmente los nobles, en plena crisis del siglo. El XVIII empieza marcado por la abolición de los Fueros en 1707, lo cual da la oportunidad de aplicar sin estorbos la jurisdicción señorial, que crea la figura del Alcalde Mayor, nombrado personalmente por el señor, por encima de los alcaldes ordinarios y ajena páramos comunales y propios y vuelve a chocar con la oposición de la villa una vez que ésta recupera su dinamismo social a partir de los años treinta. A partir de esta década hay un crecimiento económico basado en la agricultura orientada hacia la producción de aceite, barrilla y grano que, comercializada a través del puerto de Alicante, posibilita la aparición de nuevas fortunas y recorta las posibilidades de los estratos más bajos. Esta situación, más la estructura administrativa y fiscal de naturaleza feudal actuando en coyunturas de baja producción y retraimiento comercial, provocó crisis como la de los años 60, con el punto álgido del año 1766, en el que la revuelta antiseñorial a favor del libre comercio y de los antiguos usos comunales, al mismo tiempo que denunciaba una situación estructural, marcaba un cambio de ritmo en el crecimiento capitalista estructuralmente unido a la actividad agraria tal y como ésta quedó configurada por los procesos revolucionarios burgueses.

La agricultura, sin embargo, no tardaría en entrar en crisis, circunstancia que dio paso al surgimiento de la moderna industria de la alpargata. El cáñamo fue sustituido parcialmente por el yute; según Pedro Ibarra, la primera fábrica fue creada por Josep Maria Buch, quien aglutinó una serie de telares dispersos que simplemente trabajaban a cambio de materias primas.

Edad Contemporánea

Parque municipal de Elche
Parque municipal de Elche

El breve reinado de Amadeo I supuso, en una corta visita a la entonces villa, en 1871, el otorgamiento del título de ciudad. En 1875 se instala la primera máquina de coser y se empieza a importar lona de Cataluña -Mataró- progresivamente sustituida por la propia producción local, a través del uso del telar mecánico para lonas y la máquina de trenzar. Al fin y al cabo provocó una nueva ocupación que básicamente descansaba sobre el trabajo a domicilio, tanto en la ciudad como en el campo. Así, justo antes de la gran guerra existían unas cien fábricas de alpargatas, yute y trenza, que absorbían cerca del 80 por ciento de la población obrera. El proceso industrializador dejó paso a la aparición de una nueva oligarquía, compuesta por los fabricantes de alpargatas y calzado en general, con intereses en la agricultura y que empieza a formar sus entidades financieras – cajas de ahorros— y patronales – Centro Industria Alpargatera — entre los cuales destaca Manuel Gómez Valdívia.

Durante la dictadura de Primo de Rivera en la cual se unieron las clases burguesas y medianas (médicos, funcionarios, abogados, etc) entre los cuales destacan Dídac Fernández Ripoll, alcalde en varias ocasiones, y el banquero Raimon Peral Torres, se produjo un impulso regeneracionista que impulsaría mejoras para la ciudad, alcantarillado, escuelas, mataderos, etc. Los obreros consecuentemente empiezan a organizarse y crean las primeras unidades de socorro mutuo, sindicatos y partidos políticos. En 1903 se conoce la primera huelga en Elche.

 Panorámica actual de Elche.
Panorámica actual de Elche.

La Segunda República Española fue un período convulso con huelgas, cierres patronales, confiscación por parte de las grandes centrales sindicales, entonces UGT y CNT, de 231 fincas, con una superficie de 3.356 ha para su explotación colectivista. El sentir mayoritario de la ciudad de Elche optó por el socialismo para regir el Ayuntamiento durante la II República. La guerra civil de 1936-1939 trajo hambre y miseria, así como fuerte represión al ser Elche una ciudad mayoritariamente republicana. La situación económica se empezó a recuperar a partir de los 50 merced a la industria, y se consolidó entre 1965-1975 con una importante recuperación demográfica propiciada por la migración interior, principalmente desde Andalucía, Murcia y Castilla La Mancha.

El sector del calzado fue la seña de identidad ilicitana durante gran parte del siglo XX. Ahora está sumido en una crisis sin precedentes debido a las exportaciones procedentes de China y otros países con bajos costes de producción. Se puede decir que la globalización en el mercado ha tenido nefastos resultados para Elche. Otras industrias con menor presencia en la ciudad son las del metal, la química, los dulces, la confección y la construcción.

Aprovechando sus dos patrimonios de la humanidad, el Misterio de Elche y su extenso palmeral así como la cesión temporal de la Dama de Elche, ha tenido lugar una reestructuración hacia el sector terciario y el turismo.

 Lengua

Según un estudio de 1994 del Servicio de Investigaciones y Estudios Sociolingüísticos de la Generalidad Valenciana, un 32,83% de la población hablaba en casa principalmente en valenciano, mientras que un 61,49% utilizaba en casa preferentemente el castellano. El uso del valenciano es en general mayor en las partidas rurales que en el casco urbano aunque su conocimiento también es mayoritario en los barrios más céntricos y más tradicionales. Según el censo lingüístico del 2001, el último publicado, un 40% de la población afirma saber hablar valenciano con fluidez mientras cerca del 90% afirma entenderlo sín ningún problema. Más de un 30% de los niños en educación pre-escolar siguen clases de inmersión lingüística en valenciano, por deseo de sus padres, aunque todos los demás deben seguir un Programa de Incorporación Progresiva (PIP) del valenciano.

Economía

El sector económico por excelencia es el industrial y gira en torno al calzado y sus productos intermediarios. En Elche se fabrica casi la mitad del calzado producido en toda España y la ciudad es uno de los principales productores de Europa. La exportación de calzado ilicitano contribuye notablemente a que la provincia de Alicante presente uno de los mejores saldos exportadores del país. El resto del sector industrial es diverso (metal, química, construcción…).

El comercio ocupa un 20% de la población. La ciudad cuenta con el Centro de Congresos «Ciutat d’Elx», el instituto ferial alicantino IFA, donde se celebra «Expocalzado Internacional», que constituye la principal feria del sector y el Aeropuerto Internacional de Alicante en El Altet. El turismo, con poco peso respecto a los otros sectores económicos y mucho más modesto que el de otros municipios de la provincia, tiene como principales bazas su famoso Palmeral, su casco antiguo, el Misterio de Elche (representado en la Basílica de Santa María, construida entre los siglos XVII y XVIII) y las playas de su término municipal.

Además, Elche es desde 1997 la sede central de la universidad pública Miguel Hernández. A esto se añade que en el centro de Elche se imparten varias titulaciones de la universidad privada Cardenal Herrera – CEU, mientras que la UNED posee una sede situada en el huerto del Balconet.

La agricultura, que ha perdido peso últimamente, continúa siendo un sector importante que en los últimos años se orienta hacia productos de uso no alimentario, como por ejemplo viveros. En torno a la ciudad se extienden treinta partidas rurales pobladas de viviendas de labor y recreo. En esta zona agrícola, denominada el Campo de Elche, se cosechan granadas, higos, dátiles, cítricos, almendras, algodón y diversas hortalizas.

Cultura

 El recién inaugurado Museo Arqueológico y de Historia de Elche (MAHE) se ha convertido en un referente arqueológico a nivel regional de gran importancia. Está situado en el interior del Palacio de Altamira (Alcázar de la Señoría), en el centro histórico de Elche, muy cercano a la Basílica de Santa María. El MAHE fue inaugurado el día 18 mayo del 2006 con una gran exposición sobre la cultura ibérica entre la que encontraba la Dama de Elche, una de las piezas más significativas del arte íbero. El busto fue cedido temporalmente por el Museo Arqueológico Nacional durante seis meses (del 18 de mayo al 1 de noviembre de 2006). Como exposición permanente el museo ofrece una visión general sobre las distintas etapas que han ido dandose en la ciudad, como son el Neolítico, el Eneolítico, la Edad del Bronce, la etapa íbera, el proceso de romanización, la época visigoda, el asentamiento islámico (actual emplazamiento de la ciudad)… así hasta llegar a nuestros días. Los restos arqueológicos proceden entre otros de los yacimientos de La Alcudia, del Parque de Elche(situado en uno de los jardines de la ciudad y que ha proporcionado importantes restos escultóricos), y de El Arenero de Monforte del Cid.
El Palacio de Altamira, sede del MAHE.
El Palacio de Altamira, sede del MAHE.

Además del MAHE, existen en Elche otros museos y lugares de interés:

  • Museo de la Festa, sobre el Misteri d’Elx.
  • Museo del Palmeral, en el Huerto de San Plácido, dedicado a conocer los orígenes y relación del municipio con los huertos de palmeras.
  • Museo de Arte Contemporáneo en el Raval.
  • Museo Paleontológico en la plaza de la Iglesia de San Juan.
  • Los Baños Árabes, que se encuentran en interior del Convento de las Clarisas.
  • Centro Municipal de Exposiciones, con exposiciones de carácter temporal.
  • Centro de Exposiciones de la Lonja, situado en los bajos el Ayuntamiento alberga exposiciones de forma esporádica, principalmente de temas relacionados con la ciudad.
  • Espai d’Art, se trata de un paseo junto al Parque Municipal donde podremos contemplar esculturas de arte contemporáneo.
  • Museo de la Alcudia, situado en el yacimiento arqueológico donde se encontró la Dama de Elche.
  • Centro de Cultura Tradicional de Puçol
  • Torre de la Calahorra de origen árabe, alberga exposiciones de carácter eventual.
  • Basílica Menor de Santa María construida entre los siglos XVII y XVIII es un claro ejemplo del barroco español.

Entre la variada oferta cultural de la ciudad destacan los siguientes eventos:

  • Festival Internacional de Cine Independiente, que se celebra desde 1978.
  • Festival Medieval de Elche. Se celebra desde 1990.
  • Mestival o Semana Internacional de Música y Cultura Étnica y Mestizaje. Se celebra anualmente entre mayo y junio desde 1996.
  • Festival Internacional de la Oralidad.

Fechas de actos festivos y de interés popular

La Nit de l'Albà el 13 de agosto.


                                                                                                   La Nit de l’Albà el 13 de agosto.

La Festa o Misterio de Elche, el 13 y 14 de agosto
La Festa o Misterio de Elche, el 13 y 14 de agosto
  • 3 de febrero: San Agatángelo, patrón de Elche, nacido en la antigua Illici en el siglo IV d.c.
  • Semana Santa Ilicitana
    • Procesión del Domingo de Ramos. Fiesta de Interés turístico Internacional.
    • Domingo de Resurrección, Procesión de Gloria, de las Aleluyas.
  • 4 de agosto: Aniversario del descubrimiento de la Dama de Elche.
  • 10 – 15 de agosto: Fiestas en honor a la patrona, la Virgen de la Asunción
    • Moros y Cristianos
    • 13 de agosto: Nit de l’Albà.
    • 14 de agosto: Nit de la Roà.
    • 14 y 15 de agosto: Misterio de Elche, Fiesta de Interés Turístico Internacional, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.
  • 28 de diciembre: Fiesta de la Venida de la Virgen de la Asunción, Patrona de la ciudad.

Deportes

Elche alberga cada año el Medio maratón más antiguo del mundo, llamado Medio Maratón Ciudad de Elche, prueba creada por el ilicitano Manuel Jaén Guilló en 1964. En 2007 se encuentra por su XXXV edición.

Ilicitanos Ilustres

  • Alfredo Javaloyes López Músico y Compositor.
  • Aureliano Ibarra Manzoni Político liberal, representa el pensamiento ilustrado del siglo XIX en Elche.
  • Pedro Ibarra Ruiz Historiador, escritor y archivero municipal de Elche (hermano de Don Aureliano Ibarra).
  • Sixto Marco Marco Pintor y Escultor.
  • Alejandro Ramos Folqués Arqueólogo, fundador del Museo Arqueológico de Elche (actual MAHE).
  • Vicente Albarranch Blaco Pintor.
  • Gaspar Jaén i Urban Poeta y arquitecto. Unos de los escritores en lengua catalana más importantes de finales del siglo XX y en la actualidad.
  • Manuel Campello Esclápez Descubridor de la Dama de Elche.
  • Isabel Fernández Judoka, medallista en los JJOO de Atlanta 1996 y Sydney 2000.
  • Vicente Molina Foix Escritor, crítico de cine y autor dramático.

Ciudades hermanadas

Vista de Jaca, donde se dice que sus habitantes llevan un ilicitano en su interior.
Vista de Jaca, donde se dice que sus habitantes llevan un ilicitano en su interior.

La ciudad de Elche participa en la iniciativa de hermanamiento de ciudades promovida, entre otras instituciones, por la Unión Europea, habiendo establecido vínculos con las siguientes ciudades:

  •  Jaca, España
  •  Orán, Algeria desde 1939
  •  Subotica, Serbia
  •  Toulouse, Francia, desde 1981 

 

Sobre El Autor

El Club Del Buen Turismo

EL CLUB DEL BUEN TURISMO es un programa de referencia en la radiofonía española que más tiempo le dedica al turismo y donde se recogen cada día las propuestas ms interesantes de los viajes, la gastronomía, la salud ,el ocio, el entretenimiento compartido y el bienestar. Cada día salimos de viaje, ¿nos acompañas? Te sorprenderás. http://www.tvradioturismo.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.