Chinchón se encuentra situado en la depresión del Tajo, concretamente en la cuenca del Tajo-Jarama. Su naturaleza está muy condicionada por la acción del hombre quien la ha transformado diseñando sus actuales formas, siempre en su provecho.

Clima

El clima es un factor que determina los fuertes contrastes del paisaje y condiciona las actividades y costumbres de la población.Chinchón se enmarca dentro del clima Mediterráneo-Continental, concretamente se definiría como clima Templado-Frío semiárido.

La acción del hombre a lo largo de los años ha ocasionado una grave deforestación, que provoca temperaturas extremas en verano y fuertes heladas en invierno.

La humedad ambiental es máxima en la zona de la vega y mínima en la campiña y los páramos.

Toda la comarca se sitúa en la zona de mínima pluviosidad en la Comunidad de Madrid, con precipitaciones entre 400 y 500 mm anuales.

Unidades Fisiográficas
Ecosistemas
Espacios Protegidos
Z.E.P.A. de los cortados y Cantiles de los ríos Manzanares y Jarama
Otros Recursos Naturales

Población

A 1 de enero de 2006, la población de Chinchón es de 4.943 vecinos empadronados, la cifra a 1 de enero de 2007, aún no oficial, es de 5.037 vecinos.

La población está muy concentrada en el casco urbano con una densidad de 33,00 habitantes /km2, que es menos de la mitad nacional, además existe población diseminada dependiente de Chinchón en la Vega del Tajuña y en alguna urbanización. El crecimiento relativo de la población es del 2,70 %.

El grado de envejecimiento de la población es del 17,89 % más alto que el de juventud 14,15 %. La tasa de natalidad 9,79 % es también inferior a la tasa de mortalidad 14,99 %.

En cuanto al mercado de trabajo y sectores económicos, el paro registrado por cada 100 hab. es del 2,94 %, por debajo de la Comarca y la Comunidad de Madrid. Aún así el paro ha aumentado en los últimos año debido a la incorporación de la mujer al mercado de trabajo.

A diciembre de 2006 el paro registrado es de 180 desempleados de los cuales 111 son mujeres, (el 61,6 %). En concreto el paro femenino cuenta con 97 desempleadas en la franja de edad de 25 a 45 años, siendo el principal colectivo desfavorecido del municipio. Por sectores el de servicios es claramente el sector con más desempleo con 101 demandantes.

Desempleo (a diciembre 2006):

Total 180
Hombres 69

Mujeres 111
Total (por sectores) 180
Agricultura 4

Industria 36

Construcción 30

Servicios 101

La población afiliada a la S.S. por cada 1000 hab. es de 253,18 personas

Las tasas de ocupación por sectores son:

AGRICULTURA 8,10 %

INDUSTRIA 18,24%

CONSTRUCIÓN 16,74 %

SERVICIOS 56,92%

DATOS PARO CHINCHÓN


La evolución para los próximos años indica una clara regresión de la agricultura en favor de la construcción y sobre todo servicios.

La AGRICULTURA desde el siglo XV ha generado recursos económicos con cultivos como la vid, el olivo, los cereales y los cultivos de la vega del Tajuña. El producto por excelencia del campo de Chinchón es el ajo siendo actualmente uno de los productos que más renta generan en el área agrícola además de puestos de trabajo temporales.  

El sector de la INDUSTRIA, está especialmente dirigido hacia la construcción y la industria textil, además de la fábrica de licores que elaboran el renombrado anís de Chinchón, que no generan mucho empleo dado su proceso de automatización.

El COMERCIO presenta una amplia oferta, dedicada en gran parte al turismo, y se reparte lo largo de las principales arterias el casco urbano.

En cuanto al SECTOR HOSTELERO, dado el interés que despierta Chinchón como conjunto histórico-artístico, se convierte en uno de los sectores principales, con amplia oferta y una parte importante de la población activa implicado en él.

La AGRICULTURA desde el siglo XV ha generado recursos económicos con cultivos como la vid, el olivo, los cereales y los cultivos de la vega del Tajuña. El producto por excelencia del campo de Chinchón es el ajo siendo actualmente uno de los productos que más renta generan en el área agrícola además de puestos de trabajo temporales.

El sector de la INDUSTRIA, está especialmente dirigido hacia la construcción y la industria textil, además de la fábrica de licores que elaboran el renombrado anís de Chinchón, que no generan mucho empleo dado su proceso de automatización.

El COMERCIO presenta una amplia oferta, dedicada en gran parte al turismo, y se reparte lo largo de las principales arterias el casco urbano.

En cuanto al SECTOR HOSTELERO, dado el interés que despierta Chinchón como conjunto histórico-artístico, se convierte en uno de los sectores principales, con amplia oferta y una parte importante de la población activa implicado en él.

Historia

Chinchón es uno de los pueblos más pintorescos y de mayor personalidad de la Comunidad de Madrid, su emplazamiento tan cerca de la capital no ha impedido que conserve su singularidad.

Sus paisajes pardos, grises y ocres, racimos de casas agrupadas en cerros que cobijan su singular Plaza Mayor y sus callejas intrincadas recorren la vida y la historia del pueblo.

Los primeros vestigios prehistóricos se remontan al neolítico. De esta época son las múltiples cuevas de la zona. La más conocida es la cueva de la Mora. En el denominado Cerro del Salitral, se han descubierto restos de una ciudad íbera con su correspondiente necrópolis. En la dominación romana, Chinchón se convirtió en un pueblo agrícola, aceptando su civilización, leyes y costumbres (hay datos del antiguo hallazgo de una lápida sepulcral romana que en el S.XVIII, servía de dintel a una puerta de una casa de la Plaza Mayor).

Posteriormente llegó la dominación árabe, a la cual estuvo sujeto durante tres siglos y medio, Chinchón perteneció al reino de Toledo. Con la conquista en 1060 por Fernando I El Magno y la reconquista posterior de Alfonso VI en 1083, el pueblo quedaría fuera del dominio musulmán y vinculado al Concejo de Segovia.

A partir del siglo XV, bajo el reinado de Juan II, aparece el primer documento de la historia de Chinchón, conservado en el Archivo Histórico de la Ciudad.

Aunque fue elevada a la categoría de Villa por su sucesor, Enrique IV, la transformación más importante durante este siglo se produciría en 1480 con la cesión a los Marqueses de Moya, D. Fernando Cabrera y Dª Beatriz de Bobadilla, del Señorío de Chinchón, otorgado por los Reyes Católicos en agradecimiento a los servicios prestados y la colaboración en contra de Dª Juana la Beltraneja, que luchaba por el trono de Castilla. Durante este periodo los Reyes Catòlicos realizaron al menos cinco visitas a Chinchón, entre los años 1494 y 1499, para saludar a sus leales servidores.

Posteriormente el 15 de Septiembre de 1502, Juana y Felipe el Hermoso visitan y duermen en la villa, alojándose en el Palacio de los Marqueses, dónde actualmente está situado el teatro “Lope de Vega”, que por desgracia desapareció con motivo de la Guerra de Sucesión.

Fernando de Cabrera y Bobadilla, segundo hijo y sucesor de los marqueses, fue honrado por Carlos V en 1520 con el título de Conde por la gran defensa que hizo del Alcázar de Segovia contra el asalto de los Comuneros. A partir de este hecho, Chinchón pasa a ser un condado.

Su nieto el III Conde de Chinchón, D. Diego Fernández de Cabrera y Bobadilla sirvió al rey Felipe II. Durante esta época se encargó de la reconstrucción del Castillo de Los Condes destruido durante la guerra de las Comunidades. El conde realizó una aportación económica en 1586 para concluir la capilla mayor de la iglesia “Nuestra Sra. de la Asunción”, desplazando hasta aquí a los mejores maestros que habían trabajado en El Escorial. A cambio, se le reserva para él y sus sucesores una cripta ubicada bajo el Altar Mayor. En este tiempo se comienzan los preparativos fundacionales del convento de las Clarisas, aunque éste no fue fundado hasta 1653 por el V Conde de Chinchón.

En la historia de los primeros Condes se debe hacer una mención especial a una mujer, Francisca Enríquez de Rivera, segunda esposa del IV Conde de Chinchón, nombrado por Felipe IV Virrey del Perú. En 1629 toman posesión de dicho virreinato. A los pocos meses de llegar a Lima, la Condesa empieza a sentirse enferma con fiebres altas que hacen temer por su vida. El corregidor de Loja, que había padecido la misma dolencia y que fue curado por el extracto de la corteza de un árbol que le proporcionó un indio, se apresura a comunicárselo a la Condesa. Ese extracto es la quina, que repuso a la Condesa al quinto día de su administración. La Condesa una vez recuperada ordena acaparar grandes cantidades de corteza y ella misma la repartirá a numerosos enfermos. Aquellas gentes llamaron a la quina “polvos de la Condesa”. La Condesa a través de los jesuitas envía corteza a toda Europa. Los galeones españoles traían grandes cantidades de quina. El nombre genérico de la quina es “Cinchona”.

A principios del siglo XVIII, Chinchón se convierte en uno de los escenarios más importantes del momento. Durante la Guerra de Sucesión, el pueblo fue fiel a Felipe V, recibiendo el Rey numerosas armas para ser empleadas en dicho conflicto y negándose a facilitar trigo para las tropas del Archiduque Carlos. El 25 de Febrero de 1706 pernocta en la casa que hoy es conocida como Casa de la Cadena. La colocación de una cadena es tradición y signo que se conserva cuando un Rey pernocta en una casa. El 3 de Agosto del mismo año, Felipe V era proclamado Rey en la Plaza Mayor de la villa.

Ocho días después, Chinchón sería expoliado y saqueado por las tropas enemigas al mando del Archiduque Carlos. Durante estos días, El Archiduque estuvo alojado en el Convento de San Agustín, actual Parador de Turismo.

Felipe V nunca olvidó la lealtad que demostró la Villa durante la guerra. En ese momento el condado de Chinchón pertenecía a su hijo, el Infante Felipe de Borbón y Farnesio y el Rey otorgó el título en 1739 de “LA MUY NOBLE Y MUY LEAL”, que aparece en la parte inferior del escudo de armas de la ciudad. En 1761 el Infante vende el Condado a su hermano, D. Luis Antonio Jaime de Borbón, quién renunciando al sacerdocio y al Arzobispado de Toledo, contrajo matrimonio en 1778 con Dª María Teresa de Vallábriga. Por este matrimonio se le prohibió la estancia en Madrid y el uso del apellido Borbón. Más tarde el título pasa a manos de su hijo Luis Mª de Borbón.

Carlos IV decidió ocuparse de su educación y de la de sus hermanas. D. Luis recibió sacerdocio en 1799, siendo posteriormente Arzobispo de Sevilla y Toledo y renunciando al Condado a favor de su hermana Mª Teresa de Borbón y Villábriga, la famosa Condesa de Chinchón que recobró todos sus títulos y el apellido Borbón tras su matrimonio con Godoy en 1797. Esta Condesa, conocida y apreciada por Goya desde la infancia es retratada por éste en varias ocasiones. El Infante D. Luis fue un gran protector de Goya y gracias a él, Camilo, hermano de Goya fue capellán de la Iglesia Ntra. Sra. de la Asunción, (antiguamente Ntra. Sra. de la Piedad). Por ese motivo tras el incendio de la parroquia en la Guerra de la Independencia, Goya, a petición de su hermano Camilo pinta el cuadro “Nuestra Sra. de la Asunción” para paliar los destrozos sufridos en el interior de la Iglesia. Hoy en día se puede contemplar en el retablo del Altar Mayor.

Durante la guerra de la Independencia, el 27 de Diciembre de 1808, cuatro soldados franceses mueren en Chinchón a manos de las gentes del pueblo. Dos días después las tropas francesas asaltan la villa, y durante tres días de asedio, saquearon e incendiaron numerosos edificios, como la Iglesia Ntra. Sra. de Gracia con sus archivos y documentos, la iglesia del Convento de San Agustín (hoy ermita del Rosario) y el Ayuntamiento. Causan la muerte a 86 vecinos. Los que no fueron ejecutados en la villa, encontraron la muerte camino de Aranjuez, dónde estaba el cuartel de los franceses. Goya al pasar largas temporadas en la villa, fue testigo directo de esta masacre, reflejándolo en los Desastres de la Guerra. En el reverso original de uno de sus dibujos (Nº 37), escribió “El de Chinchón”.

 

Chinchón queda definitivamente enclavado en la provincia de Madrid en 1833 tras la división provincial diseñada por Javier de Burgos. Un año más tarde el pueblo es nombrado Sede del Partido Judicial de la zona sur de Madrid. En 1845 se funda en la Villa la denominada “ Sociedad de Cosecheros”. A ella pertenecían todos los vecinos que cosechaban vino, vinagre y aguardiente. La calidad de sus productos le valdría premios y distinciones, como un Único Gran Diploma de Honor, y Medalla de oro, en la Exposición Universal de París en 1889 y en 1900 respectivamente, gracias a su aguardiente de vino. Esta Sociedad ostentaba el título de “proveedor de la Real Casa” concedido por la Reina Regente María Cristina.

Además esta Sociedad fue una institución modélica y artífice de un gran número de mejoras en la Villa. Entre sus obras destaca la construcción del actual Teatro, la remodelación de la Plaza Mayor como coso taurino, la reconstrucción de la Torre del Reloj, la subvención del ferrocarril, fuentes con aguas potables, el coste del alumbrado público, etc.

La constante adhesión a la Monarquía por parte de la Villa y su desarrollo agrícola, se verían recompensados en el S. XX por el Rey Alfonso XIII, el cual en 1916 concede a Chinchón el título de CIUDAD, y diez años más tarde el tratamiento de EXCELENCIA a su Ayuntamiento.

Patrimonio Cultural

Visitar Chinchón es perderse por las calles y las plazas contemplando sus singulares casas nobles y edificios de arquitectura popular, deteniéndose a repostar en nuestras fondas y mesones.

 


Plaza Mayor

La Plaza Mayor de Chinchón es una clásica plaza medieval, de arquitectura popular, cuyas primeras casas con soportales y balcones se construyen en el siglo XV, quedando totalmente cerrada en el siglo XVII.

Está considerada como una de las más bellas del mundo por su armonía y proporciones. Tiene una figura irregular y una estructura sencilla, clara, ordenada y jerarquizada, formando un conjunto de construcciones de tres plantas, con galerías adinteladas y 234 balcones de madera, denominados «claros», sustentados por pies derechos con zapatas.

Han sido muy numerosas las actividades realizadas en la misma: fiestas reales, proclamaciones, corral de comedias, juegos de cañas, corridas de toros, ejecuciones, autos sacramentales, actos religiosos, políticos y militares, plató de cine y otros.

El sabio académico Manuel Alvar ha escrito:

 «La plaza del pueblo tiene el equilibrio que sólo logra la maestría absoluta».

Lugares de interés 

Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción
Teatro Lope de Vega
Torre del Reloj
Ermita de San Roque
Ermita de San Antón
Ermita de Ntra. Sra. de la Misericordia
Ermita de Ntra. Sra. del Rosario
Convento de San Agustín (Parador de Turísmo)
Convento de las Clarisas
Casa de la Cadena
Castillo de los Condes
Castillo de Casasola
Arquitectura y Urbanismo popular en Chinchón
Arquitectura y Urbanismo popular en Chinchón

La estructura del núcleo urbano es concéntrica respecto del gran espacio de referencia, la Plaza Mayor. Las manzanas son compactas y cerradas sobre si mismas y agrupan casas de diferentes tamaños. Estas se conciben como espacios funcionales asociados a las formas de vida, entre lo privado y lo comunal.

El patio es el distribuidor principal, además de regulador del comfort térmico, gracias a la ventilación cruzada que garantizan los portalones. Los edificios, generalmente de dos alturas, reparten sus dependencias entre los corrales, cuadras, almacenes de la planta baja y las habitaciones y dependencias familiares de la alta.

Desde el patio se accede a las cuevas, que como bodegas labradas en la piedra pueden tener en planta la misma extensión que las casas. Al exterior, las fachadas dan conjuntos continuos y uniformes, encalados, tejados a dos aguas y con pocos vanos y ventanas.

Existen a raíz de la declaración del casco urbano como Conjunto Histórico Artístico, casas blasonadas y catalogadas en un inventario como especialmente protegidas.

FIESTAS DE SANTIAGO APOSTOL

El 25 de Julio. Hace años fiesta nacional. La gran devoción de los vecinos de Chinchón a este Santo hace que se celebre en su día, con el primer encierro del año y comienzo de la temporada taurina de Chinchón teniendo como testigo a nuestra Plaza Mayor. Lugar por el que han pasado los toreros más prestigiosos de todas las épocas.

Por ser las primeras fiestas de la comarca atraen a multitud de gentes de los pueblos vecinos que crean un ambiente de encuentro y de amistad.

FIESTAS PATRONALES

A mediados del mes de agosto, en honor a la Virgen de Gracia y San Roque, patronos de Chinchón, se celebran las fiestas de más relevancia en nuestro municipio que suelen comenzar el 13 y finalizar el 18. En ellas se desarrollan multitud de actividades que tratan de agradar a todos los ciudadanos. Hay actuaciones musicales, verbenas populares, actos religiosos en honor a nuestros patronos, ya sean solemnes Misas o intensas procesiones que discurren por nuestra localidad, exposiciones culturales, competiciones deportivas, nuestros famosos encierros y las tradicionales corridas de toros que se celebran en la Plaza Mayor. Las fiestas terminan con la tradicional Almoneda de las ofrendas que los vecinos regalan al santo y que posteriormente, se subastan al mejor postor.

FIESTA DE LA VIRGEN DE LA MISERICORDIA

La fiesta de la Virgen de la Misericordia, se celebra el primer fin de semana de septiembre. Es una fiesta con gran sabor popular y la más importante de las fiestas de los barrios.

Su ermita fue la capilla del Hospital de la Misericordia construido en el siglo XVII de estilo barroco.

Una de sus tradiciones es que las vecinas y hermanas realicen y regalen repostería casera para que sean vendidas por la hermandad el sábado víspera de Virgen con el fin de poder pagar los gastos de la fiesta y las necesidades de la ermita e Imagen de la Virgen.

Triduo, Gigantes y cabezudos, concursos, verbena, Misa mayor y procesión hacen un abanico de actos populares, con los que honrar a esta antigua imagen.

FIESTA DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO

En el tercer fin de semana de Septiembre, aunque la festividad de esta Virgen se celebra el 7 de Octubre. Hay una preciosa ermita dedicada a esta Virgen. En 1929 un gran incendio la destruyó casi por completo, excepto su imagen. Muchos vecinos piensan que fue un milagro. Esta ermita formó parte del antiguo Convento de los Agustinos.

En Octubre en Chinchón es época de vendimia, y para que todo el pueblo pueda disfrutar de las fiestas en honor a esta Virgen, se adelantan un poco en el tiempo. Hay encierro tradicional que se realiza a las nueve de la mañana, por la tarde hay una corrida de toros en nuestra espectacular Plaza Mayor, verbena y actos religiosos como la Misa Mayor, la procesión en la que nuestros vecinos expresan su sentimiento religioso. Para finalizar la fiesta se hace una espectacular Almoneda que no es otra cosa que la subasta pública de objetos que los vecinos regalan a esta imagen.

Otras fiestas…

La devoción de los chinchonenses y la costumbre de advocar los barrios a un Santo, hace que también se celebre en Chinchón la festividad de San Antón, en la Ermita del mismo nombre con bendición de animales, actos religiosos y verbena popular.

Otras celebraciones religiosas son, la Festividad de la Hermandad de San José y la celebración de la Eucaristía un fin de semana de Junio.

Sobre El Autor

El Club Del Buen Turismo

EL CLUB DEL BUEN TURISMO es un programa de referencia en la radiofonía española que más tiempo le dedica al turismo y donde se recogen cada día las propuestas ms interesantes de los viajes, la gastronomía, la salud ,el ocio, el entretenimiento compartido y el bienestar. Cada día salimos de viaje, ¿nos acompañas? Te sorprenderás. http://www.tvradioturismo.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.