Historia

Parece indudable que Arnedo ha estado poblado desde tiempos muy antiguos; los restos arqueológicos se remontan al neolítico. Hay historiadores que afirman que el nombre de Arnedo en tiempos prerromanos era Sadacia o Sidacia, nombre que habría quedado en el río Cidacos, pero su actual denominación deriva etimológicamente del término latino «Arenetum», que viene a significar «lugar de arena», y hace referencia a la plataforma arenosa en la que se asienta la ciudad.
Durante la prehistoria se ubican a la orilla del río y en las montañas, los más antiguos asentamientos que se conocen. Son el de San Pedro Mártir y el Valpineda, con restos de época neolítica, quizá del Bronce inicial: materiales líticos de sílex y cerámicas hechas a mano.

De la época prerromana (del 3000 a. C. al siglo II a. C.) los testimonios arqueológicos en los cerros de San Miguel y El Raposal parecen indicar un hábitat concentrado por pobladores celtíberos, quizás berones o pelendones, que desaparecerían a la llegada de los romanos en el siglo II a. C. Del pueblo celtíbero quedan importantes testimonios: un poblado, un horno y restos de cerámicas aparecidos en la colina de San Miguel.
En la época romana (del siglo II a. C. al siglo V) no se cita Arnedo en su historiografía y hay que recurrir a la arqueología, así se supone que el poblado se traslada al pie del cerro del Castillo, donde aparecieron restos de terra sigillata, allí los romanos podrían haber levantado una fortificación (base del futuro castillo medieval) que protegía un importante nudo de comunicaciones; pues en Arnedo se cruzaban las calzadas romanas que unían Calahorra con Numancia, y la de Contrebia Leucade (yacimiento de Inestrillas, en la cuenca del río Alhama) con Varea, la Vareia romana.
De la época visigótica se conservan restos de una iglesia rupestre del siglo VI en las afueras del pueblo, junto al Monasterio de Nuestra Señora de Vico, y la Cueva de los Cien Pilares, bajo el cerro de San Miguel, donde hubo un monasterio. Arnedo pasó a ser ocupada por los árabes, muestra de ello es el Castillo, que se eleva en un imponente cerro controlando y dominando la ciudad y sus límites. Según el geógrafo árabe Idrisí, Arnedo fue capital de una de las 26 provincias árabes de España en el siglo VIII y desde donde se desempeñó un importante papel en las luchas de conquista y Reconquista.
La falta de documentación cristiana hace de las crónicas musulmanas la mejor fuente de información para este periodo, en el que la población fue reconquistada por Sancho Garcés I entre los años 908-909. Se le concedió fuero propio y surgió la leyenda de la aparición de la Virgen de Vico al moro Kam. En 1264 quedó vinculado a la Corona de Castilla. A finales del siglo XIV Arnedo adquiere renombre al celebrarse en 1385 conferencias diplomáticas que son el origen del título de Príncipe de Asturias, y firmarse en 1388 el llamado Tratado de Arnedo entre Francia y Castilla para defensa mutua. En el siglo XV se fundan en Arnedo una de las primeras cajas de ahorro que se conocen en el mundo, así como el monasterio de Vico.
En los siguientes siglos varios reyes distinguieron a la población: Felipe III le concede el derecho de fielazgo y garapitería, Felipe IV la exime de alojar gente de guerra y concede el Título de ciudad, y Carlos III concede una feria de… «nueve días y mercado el día lunes de cada semana». En 1654 recibió el título de Ciudad concedido por el entonces rey Felipe IV. En el siglo XIX la ciudad contaba ya con una industria alpargatera y otras actividades fabriles: fábricas de jabón y aguardientes, tenerías, alfarerías, una imprenta, etc.

Durante el pasado siglo XX en los aspectos sociales y políticos (véase Sucesos de Arnedo) la ciudad ha seguido los acontecimientos del resto de España; pero se ha caracterizado particularmente por el inicio en los años veinte de la industria del calzado con un gran desarrollo posterior y de otras industrias auxiliares: prefabricados, caucho, cartonajes, etc.; causa de la llegada de población desde otros lugares de España y en los últimos años desde otros países.
Monumentos y lugares de interés

El Castillo: El cerro del Castillo que domina el este de la población, se debió fortificar desde época romana al pasar por allí diversas calzadas. Al llegar los árabes en el 714 reconstruyen el castillo sobre esa hipotética fortaleza romana anterior, y tuvo un importante papel durante la Edad Media en las luchas de conquista y reconquista reparándose en el s. XIX. Con él se pueden relacionar los túneles o minas que atraviesan el subsuelo de Arnedo.
La ciudad posee tres iglesias situadas en el Casco Antiguo. Cada una de ellas destaca por distintos valores artísticos:
Iglesia de Santo Tomás: Destaca por su arquitectura. Tiene una planta central con bóveda estrellada de ocho puntos, propia del gótico tardío. Tiene incoado expediente como Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento desde el 25 de marzo de 1980.4
Iglesia de San Cosme y San Damián: Destaca por el retablo mayor que tiene propio del estilo barroco.
Iglesia de Santa Eulalia: Destaca por sus cobres flamencos y numerosos lienzos barrocos. Esta iglesia está sometida a restauraciones y abre esporádicamente.
La ciudad conserva un gran número de casas-palacio en su mayoría barrocas que se sitúan en el Casco Antiguo que merecen la pena conocer. Entre ellas destacan el Palacio del Arzobispo Argaiz, actual Casa de Cultura (biblioteca municipal, salas de exposiciones,…) y el Palacio de la Baronesa, conocido como La Casa de Arte en la que se desarrollan actividades musicales y artísticas.
Monasterio de Vico, sobre el río Cidacos. Monasterio de Vico: situado a unos tres km de la ciudad. Puede accederse a él por carretera o mediante el paseo del río Cidacos (Vía verde). Del edificio antiguo no queda nada, lo actual es del gótico del s. XVI. Habitado por monjas cistercienses.
La puerta del cinto o de Nuestra Señora de las Nieves: situada en el casco antiguo de Arnedo es un acceso el cuál seguramente tenía fines de puerta de muralla. En ella se ve a la Virgen de las Nieves.
Museo del Calzado: aquí se muestran algunos procesos de fabricación artesanal del calzado y ejemplos de los métodos actuales. También pueden verse zapatos de distintas épocas y, lo más importante, la patente del vulcanizado proceso productivo inventado por el químico arnedano Miralles.
Centro tecnológico del calzado: Centro de investigación del calzado recientemente construido.
Casa Palacio del Arzobispo Argaiz: Casa-palacio barroca construida en 1658 por el arzobispo de Granada José Argaiz Pérez. Ha sido residencia de su fundador, cárcel de la ciudad y del partido judicial, juzgado y ayuntamiento provisional, almacén, etc. Rehabilitada por completo en 1989, manteniendo sus características arquitectónicas y decorativas anteriores ahora es la Casa de cultura.
Museo Ciencias Naturales: situado en la Casa de cultura contiene muestras de minerales, fósiles y útiles prehistóricos de la zona y replicas de los distintos tipos de huellas de los yacimientos riojanos (icnitas).
Teatro Cervantes: tuvo su origen en 1922 como resultado de la formación de una Sociedad (Teatro Cervantes S.A.) con el fin de ser un edificio para el teatro, café, casino,… su nombre se debe al arquitecto promotor de la idea Francisco Cervantes Jimeno. Desde entonces hasta ahora este teatro ha sufrido muchos cambios, el último tuvo lugar en 1999 una rehabilitación completa.
Casa Palacio Sopranis: En la Plaza Nuestra Señora de Vico, de 1378 a 1881 el señorío de Arnedo fue ostentado por los Fernández de Velasco que poseían además otros títulos. Ésta fue su primera vivienda tras abandonar el castillo, y al estar en ruinas en 1770 fue derribada y construido el edificio actual. De su oratorio quedan restos de un retablo de madera tallada y sin policromar, de estilo romanista. Se conoce como casa Sopranis, por su actual propietario. Tiene incoado expediente como Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento desde el 11 de enero de 1983.5
Arnedo Arena: es la nueva plaza de toros de la ciudad, inaugurada el 20 de marzo de 2010, que sustituye al viejo recinto, que databa de 1903. Casi 6.000 localidades para una ciudad de 14.500 habitantes, una de las medias más altas de España.

Gastronomía
La gastronomía de la zona recoge la unión entre las gastronomías de las diferentes culturas que han estado conviviendo en el territorio. Cabe destacar la importancia de los árabes los cuales dejaron importantes postres como los fardelejos. También destacan en la gastronomía de la población los frutos de sus huertas. Las familias de Arnedo suelen poseer pequeñas parcelas con hortalizas y las cultivan como hobby y para su autoabastecimiento. En las fiestas del municipio los manjares se disfrutan en la calle y es usual ver a gente realizando unas chuletas asadas al sarmiento, o unos ricos ranchos.
En las fiestas de marzo, fácilmente se puede hallar en las brasas de las chuletadas un hueco para asar ajos, cebollas y huevos. Actualmente se celebra cada año en Arnedo el festival del ajo asado, generalmente en marzo y abril,el mes depende de cuando caiga semana santa.

Fiestas
Fiestas de San José: Estas son las fiestas de invierno de Arnedo. Se celebran en marzo durante tres días (fin de semana más cercano al día 19). En estas fiestas se disputa el Bolsín Zapato de Plata.
Semana Santa: Con procesiones que recorren gran parte de la ciudad.
San Juan: el 24 de junio se celebra San Juan con una romería desde Arnedo al pinar de Vico (monasterio), donde se celebra una chocolatada y un concurso de ranchos.
Durante julio y agosto tienen lugar las verbenas de los barrios y las fiestas de los pueblos de los alrededores, lo que provoca la estampida total en las noches de los sábados.
En julio también se celebra «A que te leo». Una especie de festival de lecturas que tiene lugar por las noches en el parque que hay junto al río Cidacos.
El 8 de septiembre se celebra el día de la Virgen de Vico, patrona de la localidad. En torno a esa fecha se celebra el Mercado Kan de Vico, en el que se muestran las tradiciones y la gastronomía heredadas de las culturas que convivieron aquí: árabe, cristiana y judía. Arnedo se transforma y sus calles se llenan de saltimbanquis, artesanos… que pretenden hacernos viajar en el tiempo, reviviendo jornadas medievales.
En octubre se celebra el festival Octubre corto, con selección de cortometrajes. Coincidiendo con el puente de El Pilar se celebra la Valvanerada Scout, en que varios grupos escultistas recorren andando por etapas la distancia desde Arnedo al monasterio de Valvanera, más de 100 km.
El 31 de diciembre por la tarde se celebra la Carrera de San Silvestre.

  www.arnedo.com

Sobre El Autor

El Club Del Buen Turismo

EL CLUB DEL BUEN TURISMO es un programa de referencia en la radiofonía española que más tiempo le dedica al turismo y donde se recogen cada día las propuestas ms interesantes de los viajes, la gastronomía, la salud ,el ocio, el entretenimiento compartido y el bienestar. Cada día salimos de viaje, ¿nos acompañas? Te sorprenderás. http://www.tvradioturismo.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.