PEDRO MUÑOZ

José Juan Fernández Saludo del Alcalde:»…………………………………………………………………………………….». RECOMENDAMOSDónde dormir
– Finca Mirador El Encinar de Haldudo

Situación

Pedro Muñoz es un municipio español situado en la punta nordeste de la provincia de Ciudad Real, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Se encuentra en la región natural de La Mancha, en el margen derecho del río Záncara. Limita al norte con El Toboso; al este con Mota del Cuervo y Las Mesas; al sur con Socuéllamos y Tomelloso; y al oeste con Campo de Criptana.

 

Historia

Protohistoria y Edad Antigua

En tiempos prerromanos, junto a la laguna se encontraba una población íbera de alrededor de cien habitantes en el cerro de la Nieve. De igual modo, se han encontrado vestigios íberos en Vezejate.
Más tarde fue ocupada esta zona por los romanos, cuya población más importante y más cercana, por aquella época, sería seguramente Alces, la actual Alcázar de San Juan. Por aquí pasarían dos importantes calzadas romanas, la de Complutum a Cartagonova y cerca pasaría la de Corduba a Tarraco. Además dejarían como patrimonio un puente romano sobre el río Záncara perteneciente a la primera calzada. En época republicana esta zona se enmarcó dentro de la Hispania Citerior, en época augusta pasaría a llamarse Citerior Tarraconensis o simplemente Tarraconensis en la nueva división de la península. También en la misma época pasaría al conventus iuridici carthaginensis (convento jurídico) con sede en Carthago Nova que era una de los siete conventus de la Tarraconensis. Más adelante, en el siglo III d. C., época del Bajo Imperio, se haría una nueva división en la que esta zona pasaría a formar parte de la provincia Carthaginensis.
Edad Media
A partir del siglo IV ocuparon la zona los alanos y poco después los visigodos, en el siglo VIII los musulmanes y finalmente, en el siglo XIII, los repobladores llegados de Castilla que fundarían la aldea bajo el priorato de Uclés, filial de la orden de Santiago.
El Arcediano de Alcaraz, llamado Pero Muñoz y perteneciente al priorato de Uclés, buscaba encontrar en la llanura manchega y cerca de su sede de Alcaraz, puntos elevados y defendibles de cualquier razzia de las llevadas a cabo a menudo por las huestes musulmanas y que provocaban grandes estragos entre los cristianos, con el fin de poblar algunos enclaves estratégicos. En uno de esos puntos se enclavaría la aldea, la cual se fundó en el año 1284, año de la muerte de Alfonso X El Sabio Rey de Castilla, a quien sucedería en el trono su hijo Sancho IV el Bravo.

 

El Arzobispo de Toledo había solicitado autorización para fundar iglesias en toda esta comarca, acometiendo la expropiación de los terrenos que a ellas correspondían. Al darse cuenta de que el lugar estaba poblado, intentó que los pobladores abandonasen la aldea para apropiarse de ella. El Arcediano de Alcaraz al enterarse de esto presentó pleito al Arzobispo de Toledo por haberse apropiado de unos terrenos, poblados con anterioridad por él. El Arcediano Pero Muñoz se hizo especialmente famoso por el complicado pleito que le dio la razón, debiendo reconocer el Arzobispo de Toledo que estos dominios pertenecían al Arcediano de Alcaraz y renunciar a ellos. Por esta razón los pobladores de la aldea quisieron honrarle poniendo su nombre a esta.

 

En 1324 Alfonso XI le concedió el Privilegio de Villa, en el Capítulo General celebrado en Mérida. Pero casi un siglo después, en el año 1410, la villa sería abandonada por las pestes que azotaban las yermas tierras de Castilla causando estragos sobre todo en las zonas con humedales, la laguna de la villa se estaba secando dividiéndose un lago en tres, haciendo que las tierras cercanas a éste fueran una zona muy propensa a las enfermedades. Tras esto los pueblos de alrededor se repartirían su territorio. En el mismo año de la concesión del Privilegio de Villa (1324) el consejo de la villa recibió una carta-privilegio otorgada por la Orden Militar de Santiago al Consejo de la villa. Al parecer hubo un castillo o torreón en el municipio que actualmente se encuentra desaparecido aunque se piensa que pudiera estar en la otra orilla del río Záncara en la «Casa de la Torre» o en el «cerro de la Nieve». Este último fue un castro iberoromano y pudo ser aprovechado por los aldeanos para construir el castillo, además de hallarse tumbas medievales lo que hace que sea la hipótesis más acertada. Además, el Doctor Zarco afirmó que el castillo se encontraba en este cerro y parece coincidir con Salvador Medina que asegura la existencia de dicho castro en el cerro.

 

Edad Moderna
En 1525 fue cuando se comenzó de nuevo a repoblar la villa por una familia conquense, de apellido Mayordomo. El padre de familia, Juan Mayordomo, se animó a ir hasta la villa abandonada convencido de establecerse allí con su familia, animado a su vez por lo que había oído sobre la fertilidad de sus tierras y el hecho de tener que abandonar su antigua aldea, Cervera del Llano, por enfrentarse al marqués de Villena. A Juan le pareció muy injusta y elevada la nueva subida de impuestos que exigía el marqués en forma de tributo por lo que tenían dos opciones, acatar el impuesto o irse. Al llegar con su familia eligió la casa mejor conservada y la reformaron. Con el paso del tiempo se fueron amoldando a vivir allí y poco a poco iban conociendo los alrededores. Más tarde empezaron a explotar algunas tierras en desuso y Juan Mayordomo decidió salir de la villa para contarles a sus familiares que este era un lugar apropiado y acogedor para asentarse y convencerles de que corrieran la voz para que llegaran más habitantes. Los familiares de Juan se encargaron de propagar el mensaje de éste y resultó, ya que al poco tiempo, llegó otra familia. De aquí en adelante empezaron a llegar poco a poco más habitantes y de este modo el pueblo fue tomando vida y dinamismo. Juan se convertiría así en el primer alcalde del municipio por su capacidad de liderazgo.

 

Los vecinos de los pueblos cercanos, Socuéllamos, El Toboso, Campo de Criptana y de Mota del Cuervo, llegaban con partidas de campesinos a destruir las casas donde se habían asentado estos nuevos pobladores, por el recelo que despertaba el que se pudieran perder las limes, bosques y dehesas que habían conseguido cuando se abandonó el pueblo en 1410. Para evitar esto Juan Mayordomo junto algunos habitantes decidieron acudir a los tribunales de Ocaña, Toledo, Ávila y Madrid pidiendo la concesión del título de villa y la facultad de poblar. Pero los concejos de Socuéllamos, El Toboso, Campo de Criptana y Mota del Cuervo presentaron pleito para evitar tal concesión, fallando a favor de Pedro Muñoz. Entonces estando España posicionada como una de las grandes potencias europeas y ocupando su trono el rey Carlos I, para quien era necesario abandonar España para resolver asuntos en otras de sus posesiones repartidas por Europa, fue concedido el Privilegio de villa a Pedro Muñoz por la reina consorte Isabel de Portugal y Aragón el 10 de agosto de 1531 salvando así al pueblo de nuevas incursiones contra sus casas. Por este motivo en el escudo aparece, en el cuartel diestro inferior, una corona en gratitud a la monarquía y más concretamente a Doña Isabel por conceder el privilegio de Villa a la aldea en una situación tan difícil.

 

En 1691 Pedro Muñoz fue incluida en la provincia de La Mancha con capital en Almagro, a la cual pertenecía el pueblo segregada esta provincia de la provincia de Toledo. En el siglo XVIII se construyeron grandes casas solariegas como «La Casa de La Paca» y entre 1700 y 1722 se construyó la parroquia de San Pedro Apóstol, que sintetiza Renacimiento y Barroco; y refleja el esplendor del que gozaba la villa desde que se la proclamó como tal por segunda vez.

 

Edad Contemporánea

En 1833 se cambia el nombre de la provincia de la Mancha por el de Ciudad Real trasladándose la capital a la ciudad homónima, por lo cual, Pedro Muñoz pertenece a la provincia de Ciudad Real desde entonces. En 1836 la localidad fue conquistada efímeramente por el comandante carlista Miguel Gómez Damas durante la expedición Gómez. En el año 1854 se terminó de construir las vías férreas en Alcázar de San Juan, Campo de Criptana, Pedro Muñoz y Socuéllamos hasta llegar a Albacete en marzo de 1855. Los vecinos de Pedro Muñoz no quisieron que la línea pasase muy cerca del pueblo por miedo a que el tren provocase incendios en los cultivos de cereal o que matase a animales y personas por lo que la estación se trasladó a la pedanía de Záncara.20

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX tendría lugar el resurgimiento del pueblo con la creación de una fábrica de harina, «La Cubeta», situada en el río Záncara y que funcionaba con energía hidroeléctrica con la ayuda de un innovador molino de agua. También se empezó a cultivar masivamente la vid y a la par se construyeron bodegas y se crearon fábricas de alcohol. Este entramado industrial también ayudó a resucitar la economía de los pueblos de alrededor, ya que por entonces se encontraban paralizados y la industria de este pueblo les ofreció empleo. A la vez el pueblo incrementó la población considerablemente y se convertía en un referente industrial en la región. En 1905 se comenzarían las obras para traer la corriente eléctrica a la localidad trayéndola de la central que abastecía a la fábrica de harinas. Entre 1906 y 1907 llegaría finalmente «la luz» a la población.

Durante la guerra civil quedó bajo zona republicana y sufriría la represión de los dos bandos enfrentados, los republicanos en un comienzo y de los nacionales o sublevados tras el fin de la guerra. En 1940, al comenzar la posguerra, hubo una plaga de langostas que arrasaron los cultivos de cereal de toda España provocando hambruna entre la población, por lo que, muchos vecinos de este pueblo no tuvieron más remedio que dedicarse al estraperlo para poder superar la situación. La llegada de la democracia y, más aún, el ingreso de España en la Unión Europea en 1986 animó a varios vecinos a montar su propia empresa para cubrir las necesidades de mercado de la comarca. En la actualidad posee tres polígonos industriales, uno de iniciativa privada y dos públicos y son una base fundamental de la economía del municipio.

 

Monumentos y arquitectura

– Ayuntamiento

– Iglesia de San Pedro Apóstol

– Ermita de Nuestra Señora de Los Ángeles

– Ermita de Nuestra Señora del Buen Parto

– Casas solariegas: Casa de la Paca, Casa de los Granero, Casa de los Fernández Cuéllar, Casa del Prior, Casa de la Torrecilla y La casa de la calle Dos de Mayo.

– Plaza de toros

– Puente romano

– Puente de San Miguel

 

 

 

Ferias y fiestas

  • Las Ferias y Fiestas del pueblo son del 2 al 8 de agosto. Son en honor a la patrona, la Virgen de los Ángeles.
    • El «jueves lardero» es el jueves anterior al carnaval y se tiene por costumbre salir a comer al campo a merendar y pasar toda la tarde (lardear). La típica torta con huevo es el dulce predominante en este día. Anteriormente se le llamaba el «jueves gordo» por la cantidad de carne que se comía antes de la cuaresma.
    • La Fiesta de la Vendimia se celebra en septiembre, unas semanas antes de comenzar la vendimia.
    • La Romería de San Isidro y de Santa María de la Cabeza se celebra el 15 de mayo en la ermita de San Isidro.
    • La romería de la Virgen del Buen Parto se celebra el día siguiente al domingo de Pentecostés la Romería se celebra en la ermita de San Miguel.
    • La Romería de San Cristóbal se celebra el 10 de junio. A mediados del s. XX, Pedro Muñoz era considerado en la zona como el pueblo con más vehículos por habitante, por lo que, en 1952 se fundó la Hermandad de San Cristóbal. Los camioneros del pueblo (de considerable número debido a la industria del municipio) llevan a hombros a San Cristóbal hasta su ermita tras haber hecho una procesión junto a un convoy de camiones haciendo honor al patrón.
    • La Festividad de la Virgen del Carmen se celebra en el mes de julio y es costumbre el uso de la pólvora en honor a la Virgen.
    • La Semana Santa es similar a la de los pueblos de alrededor. Destaca la procesión del Miércoles Santo y la del Jueves Santo.
    • Santa Cecilia se celebra el 22 de noviembre. Es una fiesta con mucho arraigo en la que es tradicional la recogida de los nuevos músicos por las distintas agrupaciones y el Concierto Extraordinario de la Banda Sinfónica Municipal.
    • San Antón se celebra el día 17 de enero conmemorando la muerte de San Antonio Abad, santo protector de los animales.
    • Los Mayos son claramente la fiesta más representativa de la localidad. Está declarada como Fiesta de Interés Turístico Regional. Se remonta a tiempos inmemoriales y su esencia reside en la ronda que hacían los mozos en la noche del 30 de abril para cantar los mayos a las mozas. Portaban con ellos una farola engalanada para alumbrar el camino y poder ver a la muchacha que se asomaba por la ventana cuando oía a los mozos cantar. Hoy en día se seleccionan a las damas y la gente del pueblo y forasteros se reparten en grupos a cantarle los mayos a la dama, ésta les invita a su vez a un tentempié a los mozos y mozas que se las canten. En uno de los días posteriores se celebra un festival regional de Mayos en la Plaza de Toros de esta localidad. Por la importancia de esta fiesta el pueblo posee el título de «Villa y Corte del Mayo Manchego.

 

Economía

 

Sector primario

El cultivo predominante es el de la vid y ligado a éste se encuentra la industria bodeguera; el 96,6% de su término es cultivable y el 83% de la tierra labrada es viñedo. Existen muchas viñas con distintas variedades de blanco y tinto, aunque es mucho más abundante el cultivo de vides de uva blanca. La variedad de uva más predominante en España es el airén y el 51% de su cultivo se realiza en la provincia de Ciudad Real30 y también en este término es la variedad que más predomina. Otras variedades de blanco son verdejo, macabeo, Pedro Ximénez y sauvignon; y de uva tinta la más presente es la cencibel pero existen también las variedades de cabernet sauvignon, garnacha tinta, bobal y tempranillo. En cuanto al tipo de cultivo de la vid, predomina el cultivo en cepa pero existen muchos cultivos emparrados o en espaldera. Todo el término se encuentra en la Denominación de Origen La Mancha.
Antes de mediados del siglo XX al sur y suroeste de la localidad, en torno a la carretera de Tomelloso y el camino de San Miguel era una importante zona de huertas debido a la gran cantidad de agua que dieron lugar a una gran proliferación de norias y pozos para su extracción y riego de estas huertas. En la actualidad muchas de esas norias están en ruinas y en desuso pero se conservan muchos pozos que, en la actualidad, se usan para regar las viñas. En el entorno de San Miguel proliferan multitud de chalets con pozos propios para el abastecimiento de agua del propio chalet y muchos de éstos con huerta propia. Buena parte de los productos de estas huertas en la actualidad son para consumo propio, aunque es costumbre vender o regalar el excedente.
También hay algunos cultivos de olivas, destinados a la producción de aceituna y aceite de oliva ocupando el 1,6%29 del terreno; y algunos cultivos de cereales, como el trigo o la cebada ocupando el 15,3%.29 Existen además explotaciones de ganado porcino que supone el 68,89% del total de piezas de ganado, el ovino un 17,2%, el de aves un 13,2% y el de caprinos un 0.54%.

También se da la caza menor de liebre, conejo y perdiz, desde noviembre a diciembre. La pesca de crustáceos o peces en la ribera del Záncara también es común cuando corren las aguas del río, pero se practica para consumo propio o deporte, ya que, en las últimas décadas solo en contadas ocasiones el río lleva agua.

 

Sector secundario
No hay un solo pueblo en el entorno que disponga de tres polígonos industriales, con el nivel de población de Pedro Muñoz, de hecho en el año 2007 poseía 45,27 empresas por cada 1000 habitantes.5 Los polígonos son: Serycal, el polígono de la avenida Juan Carlos I y el parque empresarial Pedro Muñoz Industrial.
Así mismo, las energías renovables también están presentes en la localidad, pues en su término municipal se ha construido el parque solar fotovoltaico con una capacidad de producción de más de 7 megavatios de potencia, donde se han invertido más de 45 millones de euros por parte de una sociedad multinacional asociada con otra empresa local.33 Existe también un vivero de empresas o centro de empresas para que los nuevos emprendedores puedan formar una empresa con más facilidades.
En uno de sus polígonos, se encuentra una factoría que produce muebles modulares para la marca sueca Ikea que, a su vez, distribuye los productos elaborados en el municipio por más de ochenta países.

Una de las actividades más emergentes es la industria auxiliar del transporte, existiendo un buen número de fábricas de cisternas, remolques, carrozados e, incluso, vehículos de limpieza, que emplean a cientos de trabajadores cualificados. Asimismo, los productos químicos, la construcción metálica y la distribución comercial mayorista han desarrollado en Pedro Muñoz una gran diversidad de actividades empresariales y una riqueza que le permite disfrutar del 105% de la renta nacional, en un contexto regional y provincial del 80%.

 

Sector terciario

El sector servicios, que ocupa a más del 33,3% de la población, principalmente se compone de bares, pubs, discotecas y restaurantes. También posee un hostal, «La Parada», un hotel de dos estrellas, «La Barca» y un complejo hotelero de 100.000 metros cuadrados denominado «El encinar de Haldudo» que se compone de veintidós casas rurales para alojar a los huéspedes y de una serie de carpas para celebraciones. Además de un restaurante, una capilla para bodas, piscina, polideportivo, aparcamiento, etc.
A parte de los monumentos y casas solariegas como puntos de interés turístico, Pedro Muñoz tiene también un potencial turismo industrial, pudiéndose visitar la antigua fábrica de harina del río Záncara o las antiguas bodegas y alcoholeras de la avenida de Juan Carlos I que son un legado del despegue económico del municipio de finales del siglo XIX. Existe además una oficina de turismo en la Plaza de España.
La laguna de la Vega es un enclave turístico ecológico que atrae a numerosos visitantes cada año, desde que se abrió el centro de interpretación «El Humedal de Don Quijote» en 2010. Aparte de pasar la «Ruta del Quijote», por este emplazamiento y de pertenecer la localidad a la ruta de «Caminos del vino» posee otras dos rutas turísticas: la «ruta de los humedales» y la «ruta del río Záncara». Estas se pueden descargar en formato GPS en la página web de Promancha. Entre el 30 de abril y el 4 de mayo se celebran las jornadas gastronómicas llamadas «El buen yantar de Sancho» donde se abre una muestra de productos agroalimentarios y se realizan exposiciones sobre oficios antiguos, además de degustaciones.
Página web: http://pedro-munoz.es/

Sobre El Autor

El Club Del Buen Turismo

EL CLUB DEL BUEN TURISMO es un programa de referencia en la radiofonía española que más tiempo le dedica al turismo y donde se recogen cada día las propuestas ms interesantes de los viajes, la gastronomía, la salud ,el ocio, el entretenimiento compartido y el bienestar. Cada día salimos de viaje, ¿nos acompañas? Te sorprenderás. http://www.tvradioturismo.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.