Almansa es una ciudad situada en el sureste de España, en la provincia de Albacete. Esta provincia pertenece a la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha. El término municipal limita con las provincias de Alicante y Valencia y con la Región de Murcia. El casco urbano tiene una extensión de 24,43 km².

Almansa está muy vinculada al Valle del Vinalopó (Alicante), sobre todo por la industria zapatera, por las fiestas de Moros y Cristianos y por las relaciones comerciales que se mantienen con ellas (Villena, Elda, Elche, etc).

Geografía

Desde el punto de vista físico, Almansa se encuentra en el Levante interior, en la zona donde se unen los sistemas montañosos ibérico y bético, que han dado lugar a una llanura situada a unos 700 msnm, con unas montañas que la ciñen, pero que dejan unos pasillos de acceso hacia la Meseta y el Levante configurando el llamado Corredor de Almansa, considerado como uno de los 17 pasos naturales de la Península Ibérica.

La extensa sierra de Almansa forma un conjunto con la sierra valenciana del Caroig (o sierra de Enguera). Existe otra sierra al sur, que limita con los términos de Caudete y Yecla: la sierra de Oliva (o Santa Bárbara). Y el emblemático El Mugrón (1209 msnm), en cuyo puntal se encuentran los restos de la ciudad íbera de Meca (en la parte valenciana, en Ayora).

Limita con los municipios de Ayora, Enguera, Fuente la Higuera, Villena, Caudete, Yecla, Montealegre del Castillo, Bonete y Alpera.

Esta especial situación geográfica ha originado la dotación de una importante infraestructura de comunicaciones, que configura a la ciudad como un estratégico enclave de comunicaciones desde el centro peninsular a la zona levantina.

Esta obligada y favorable comunicación en ambos sentidos ha reunido en Almansa las influencias del Levante y de la Meseta (en menor medida), forjando la peculiar personalidad de la ciudad y diferenciándola del resto de las ciudades castellano-manchegas de cuya región forma parte, desde 1982.

Historia

En la época romana hubo una villa llamada Ad-Aras, que algunos historiadores sitúan en Almansa o cerca de ella, pero no se ha podido confirmar.

El nombre de la ciudad es de origen árabe: Al-Manzah (‘El Mirador’), quizás por ser un «mirador» hacia Levante desde la Meseta. Ya en esta época era una localidad de cierta importancia.

Conviene recordar que los límites entre las Coronas de Castilla y Aragón no fueron respetados por ambas partes en multitud de ocasiones. Almansa dejó de ser musulmana probablemente durante el reinado de Fernando III de Castilla, padre de Alfonso X El Sabio, hacia el año 1244.

Fue precisamente el 28 de marzo de 1244 cuando se rubricó el Tratado de Almizra entre el infante don Alfonso de Castilla y el rey Jaime I de Aragón, por el que se establecieron los límites entre los dos reinos cristianos, quedando Almansa, Jorquera y su entorno del Júcar, el valle de Ayora con Cofrentes y Jarafuel, Caudete, Villena y Sax de parte castellana.[2] Sin embargo, una vez ocupado definitivamente el Reino de Murcia, Almansa pasaría a formar parte del mismo según observamos en un documento del año 1257, en el que se cita: «… son de parte del Regno de Murçia, Xorquera, e Ayora, e Almansa, a Vees, e Chinchilla…».[3]

En 1294 don Juan Manuel heredó de su padre el Señorío de Villena (Almansa estaba dentro de él; más tarde llegó a ser Marquesado de Villena). Los Reyes Católicos anexionaron este Marquesado a la Corona de Castilla, dentro del Reino de Murcia, en 1476. Aún así, el Marquesado de Villena fue un auténtico estado medieval hasta finales del siglo XVI.

Don Juan Manuel concedería numerosos privilegios y mercedes a la entonces villa de Almansa, ratificados por distintos monarcas castellanos y aún continuados por los marqueses de Villena, los de Aragón y los Pacheco.

Es sabido que en el término municipal de Almansa se libró una importante batalla el 25 de abril de 1707, la Batalla de Almansa, durante el conflicto internacional de la Guerra de Sucesión Española. En este conflicto europeo dos aspirantes a reyes (extranjeros ambos) pretendían la Corona española y, en consecuencia, la hegemonía en América y Europa. Como resultado de esta batalla, Felipe de Borbón (después Felipe V) vio abierto el camino hacia su triunfo final, que no fue inmediato, pues la Guerra de Sucesión Española terminó en 1714.

Desde 1778 y por merced de Carlos III esta antigua villa pasó a titularse Ciudad.

En 1833 se crea la provincia de Albacete, incluyendo en ella territorios históricamente murcianos, como es Almansa. Esa provincia formó parte de la región histórica de Murcia, hasta la creación de Castilla-La Mancha, en 1982.

Monumentos

Casco histórico

El urbanismo original de esta ciudad viene configurado, principalmente, por toda una serie de callejuelas que circunvalan la enorme roca (el cerro del Águila) que está coronada por su célebre castillo, espectacularmente erguido sobre el llano, el más representativo de Castilla-La Mancha, el mejor conservado de la provincia y uno de los más bellos de España.

Castillo

Sin duda sobre fortificaciones almohades (musulmanas) anteriores, levantó don Juan Manuel su fortaleza en el siglo XIV.
Fue declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional en 1921.

Iglesia Arciprestal de la Asunción

Es el resultado de varias etapas constructivas, desde el siglo XVI al XIX.
Fue declarada Monumento Histórico-Artístico en 1983.

Palacio de los Condes de Cirat

El Palacio de los Condes de Cirat es un edificio del siglo XVI, llamado también la Casa Grande (sede del Ayuntamiento desde 1996).

Plaza de san Agustín

A espaldas de la Iglesia Arciprestal, se encuentra la Iglesia del Convento de las Agustinas. El templo se reconstruyó al inicio del siglo XVIII.
Adosado al templo está el propio convento de clausura, cuya fundación data de 1609.

Convento de san Francisco

La Iglesia es una sencilla construcción de estilo barroco del siglo XVII, con gran parecido al estilo colonial que los españoles utilizaban en esta época en América.

Otras edificaciones civiles

En la calle Aragón encontramos las casas señoriales de varios siglos y de sobrias fachadas de los Marqueses de Montortal y de los Enríquez de Navarra. De noble aspecto es también el antiguo pósito, hoy Casa de la Cultura, adornada con labras heráldicas. En la fachada de este edificio se conservan dos escudos de la ciudad anterior al vigente en la actualidad. Estos edificios están situados a espaldas de la Iglesia Arciprestal y muy cerca de la Plaza de san Agustín.

En la Avenida de Carlos III se encuentra la Ermita de san Blas, del siglo XVII, de planta centrada, con cúpula de perfil levantino y rica decoración interior. Actualmente es la sede del Centro de Interpretación Histórica de la Batalla de Almansa.

En el Pasaje del Coronel Arteaga está situado el edificio del anterior Ayuntamiento, de estilo neoclásico; presenta en su cuerpo bajo una galería porticada de sobrio diseño. En la fachada aparece la inscripción de 1800.

Separada del edificio está la torre del reloj municipal con precioso escudo rococó de la ciudad. La torre, neoclásica y levantina, fue construida en 1780.

Aquí comienza la calle Aniceto Coloma, donde en su primer tramo podemos contemplar algunas casas burguesas de finales del siglo XIX.

A unos 8 km en dirección hacia la Meseta se encuentra el Pantano de Almansa, cuya presa fue construida en 1584. Es el embalse más antiguo de Europa de los que todavía están en uso, aunque esta afirmación está en discusión pues el pantano de Tibi fue construido en la misma década del siglo XVI.

Santuario de Nuestra Señora de Belén

A 12 km de Almansa, en dirección a Madrid, se encuentra el Santuario de Ntra. Sra. de Belén, Patrona de la ciudad. En él destaca su templo barroco, levantado en el siglo XVII, de planta rectangular, coro alto a los pies y magnífico retablo barroco de principios del siglo XVIII; es interesante el camarín construido en ese mismo siglo, con cúpula y vistosas pinturas murales y pavimento de buena azulejería. Las construcciones anejas son esencialmente de la misma época dieciochesca.

La Venta del Puerto

El viajero que pasa por el puerto de Almansa (692 msnm) por el cual se accede a la provincia de Valencia, contempla la antigua Venta del Puerto, una de las pocas ventas del interior levantino que siguen en pie en el término municipal, edificada en el siglo XIV, y actualmente restaurada. Es una construcción de gruesos muros de adobe y desde su fundación aprovisionaba a los transeúntes con comida y muy buen vino, hecho en su lagar. Para subir las mercancías y los pasajeros, los muleros empleaban caballerías adicionales de las ventas que estaban a los pies del puerto, ya en tierras de Valencia. Desde Almansa hasta Valencia se empleaban día y medio por trayecto. En la propiedad de la heredad Venta del Puerto está el paraje Buchafaró, mencionado en los anales de la famosa Batalla de Almansa. Desde la Venta del Puerto, dirección norte, a través de la pista forestal se encuentra el paraje Los Escribanos que en el pasado sus cuevas fueron habitadas.

Camino de Santiago

A finales del siglo XX tomó gran importancia la difusión de los diferentes Caminos de Santiago que recorren la provincia de Albacete, entre ellos la Ruta de la Lana. Este camino une la ciudad de Alicante con la de Burgos, donde se une con el Camino Francés, y recorre la provincia desde Almansa hasta Villamalea, pasando también por los términos municipales de Bonete, Alpera, Alatoz, Alcalá del Júcar y Casas-Ibáñez.

Economía

La tradicional industria de Almansa es la fabricación de calzado de caballero, heredada de la fábrica Calzados Coloma (se creó a mitad del siglo XIX). En Aniceto Coloma podrá ver la historia del calzado en la ciudad.

Desde la década de 1980 se empezó a diversificar gracias a la construcción del Polígono Industrial El Mugrón. Hay empresas tan pintorescas como astilleros (Almansa está a 90 km del mar) y otras tan tradicionales como la fabricación artesanal de cencerros.

También existe un importante tejido empresarial del sector de la industria y servicios del metal, carpintería, logística, transportes, áridos y hormigones e incluso una conocida factoría de panadería industrial.

En la antigua carretera nacional hacia Valencia existe una zona industrial denominada El Saladar, donde se han instalado importantes empresas, como una factoría dedicada a la fabricación de autobuses.

Almansa y su comarca disponen de unos excelentes viñedos, con su propia Denominación de Origen (Denominación de Origen Almansa).

Desde 1995 existe en la ciudad una red de cable que nutre de televisión, internet, teléfono y radio a toda Almansa, incluido el Polígono Industrial. Esta red es propiedad de TV Almansa, S.L.

El sector terciario y comercial está muy desarrollado, ofreciendo todo tipo de servicios a la ciudad y su área de influencia.

Fiestas

Del 1 al 6 de mayo se celebran las Fiestas Mayores en honor a la Patrona, Ntra. Sra. de Belén. Fiestas declaradas de Interés Turístico Nacional. Éstas consisten en la tradicional fiesta levantina de Moros y Cristianos, cargadas de música, pólvora, color y alegría. Cabe destacar la espectacular Embajada Mora Nocturna (día 2 por la noche a los pies del emblemático castillo de Almansa), acto único en todas las fiestas de Moros y Cristianos de España. También existen los Grupos Festeros que complementan con su peculiaridad, las Fiestas Mayores. Conviene hacer aquí una referencia a la Banda Unión Músical, importantísima en las Fiestas, que fue fundada en 1858.

Del 28 de agosto al 4 de septiembre se celebra la Feria, aunque es mucho más interesante la Feria Medieval (otros años barroca) que se realiza el fin de semana anterior al día 28 de agosto y que recibe miles de visitantes cada año.

Sobre El Autor

El Club Del Buen Turismo

EL CLUB DEL BUEN TURISMO es un programa de referencia en la radiofonía española que más tiempo le dedica al turismo y donde se recogen cada día las propuestas ms interesantes de los viajes, la gastronomía, la salud ,el ocio, el entretenimiento compartido y el bienestar. Cada día salimos de viaje, ¿nos acompañas? Te sorprenderás. http://www.tvradioturismo.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.