Alberique (en valenciano y oficialmente: Alberic; del árabe al-barid «la posta») es un municipio español de la Comunidad Valenciana, España. Perteneciente a la provincia de Valencia.Localización

Al este de la península Ibérica, sur de la provincia de Valencia, en la comarca de la Ribera Alta, entre el Rio Júcar y la Sierra de Tous y entre la llanura aluvial formada por el rio Júcar y el rio Verde, se encuentra la población de Alberic. La población está ubicada en el margen izquierdo del Jucar, el curso del cual esta separado de la ciudad por una zona de tierras cultivadas bastante amplia.

Limita al Norte con los términos de Alzira, Massalavés y Benimodo; al Sur con Gavarda y Castelló de la Ribera; al Este con Carcaixent y Benimuslem y al Oeste con el término de Antella y dista 8 km de Alcira, 40 km de la capital, Valencia y a unos 55 km del aeropuerto internacional.

La superficie

 

Su término municipal es de 26,96 km cuadrados.El perímetro de Alberic tiene aproximadamente la forma de un trapecio cuadrilatero irregular, un tanto alargada de Este a Oeste, con una longitud dimensional entre la zona de los meandros del Jucar hasta el «Pla de San Cristobal» de unos 7,2 km. Desde el vértice SE., en la desembocadura del Albaida hasta el NO.,el límite municipal a la altura de la carretera de Tous es de unos 5,6 km.; del mismo lugar (Albaida) hacia el N (Massalaves), unos 5,3 km. hasta la frontera del rio Verde. Y desde el límite de la carretera de Tous,hacia el límite con el término de Benimuslem al Oste es de unos 6,3 km.

 

Altitude y Orografia

 

La altitud media del termino, especialmente la del nucleo urbano, es de unos 27-28 metros sobre el nivel del mar, con una suave pendiente en dirección Este y suaves desniveles hacia el Norte y hacia el Sur, buscando los lechos del rio Júcar, por el Sur, y del Rio Verde por el Norte.

La población, puede considerarse ubicada sobre una pequeña elevación, de origen montañoso, que enlaza las estribaciones traseras y pendientes de la Sierra de Tous con el plano aluvial del Jucar, fomando una zona de cierta pendiente en toda la parte occidental del termino hacia el siguiente plano del Jucar.

 

Redes de comunicación

 

La comunicación terrestre por carretera no plantea problemas y proporciona fácil accesibilidad a todas las poblaciones de la comarca y a la Capital.

La Autovía de Levante (A-7) atraviesa el término municipal de Alberic teniendo dos entradas a esta población, enlazando directamente una de ellas con los polígonos industriales. Directamente ligada a Alberic existe la línea de «Ferrocaril de Vía Estrecha F.G.V.» que tiene su término en Castelló de la Ribera, la cual está conectada a la línea de Metro de Valencia. A nivel comarcal existe la «Red Nacional de Ferrocarriles Españoles (RENFE)» cuyo trazado discurre fuera del término municipal y con varias estaciones próximas entres las que se encuentran las de Alzira, Carcaixent y la Pobla Llarga. A través de las mismas se produce la salida de mercancías exportadas.

                                                                                         La Muntanyeta

Clima

 

El clima es mediterráneo, con invierno suaves y veranos cálidos.Localidades limítrofes

Benimuslem, Masalavés, Antella, Gabarda, Villanueva de Castellón y Carcagente todas ellas de la provincia de Valencia.

Historia

De los orígenes a la Reconquista

Se ignora el nombre que tenían estas tierras antes de la Reconquista, lo que sí sabemos es que estuvieron pobladas en la Edad del Bronce y por los romanos.Tras la reconquista (octubre de 1238) Alberique pasó a formar parte de los territorios de Jaime I de Aragón, que mantuvo la población íntegramente musulmana que había en aquel momento, otorgando el señorío a Lope Ferreinch de Lurcenich. Es de suponer que los habitantes no experimentaron muchos cambios negativos en su situación económica, dado que los tributos y cargas impuestas por el rey musulmán Zayd Abu Zayd eran tantos que era difícil empeorarlos.El señorío pasó por diversas manos a través de compras, (incluidas las de Jaime II de Aragón, quien lo compró con carácter personal) hasta llegar a ser propiedad de Jaume de Romaní. Éste tomó parte muy activa en la insurrección contra el rey Pedro IV de Aragón, el cual, tras reprimir la revuelta, lo hizo decapitar y ajustició a los que tomaron parte en la sublevación haciéndoles beber el líquido resultante de fundir las campanas con las que habían sido convocados. Alberique y todos sus habitantes volvieron a la jurisdicción real.Casualmente, la hija de Jaume de Romaní recuperó el señorío después de que su madre lo recomprara al rey, aunque ella no podía heredarlo, por lo que su madre lo vendió y casó a su hija con el hermano del comprador. Un año después, murió el propietario y tres años después su hijo con lo que el señorío pasó a manos del matrimonio.Después de diversas compras y ventas, recaló el señorío en manos de Lluís Cornell, quien mantenía una gran amistad con el escritor Joanot Martorell. Se conserva la carta que Joanot Martorell firma en Alberique y donde reta a duelo a muerte a Gonçalbo d’Ixer.Entre otros, formó parte del patrimonio del cardenal Mendoza, que compró Alberique por intervención del financiero Luis de Santángel. El Cardenal mantuvo durante toda su vida que era descendiente directo de Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid. A su hijo le puso el nombre de Rodrigo Díaz de Vivar y Mendoza y cambió el nombre del Castell de Jadraque por el del Cid para que su primogénito pudiera tener el título de Conde del Cid.El cardenal fomentó la repoblación con musulmanes procedentes de Granada, construyendo más de 100 casas nuevas en el pueblo. A los pocos años, después de que Fernando II de Aragón legitimara a sus tres hijos, dejó el señorío en manos del primogénito.

Las Germanías

Durante la rebelión de las Germanías, Alberique estaba en manos del marqués de Zenete y contaba con mayoría de población musulmana y durante la primera revuelta del pueblo cristiano frente a los señores feudales, los «agermanats» venidos de Alcira y Játiva atacaron Alberique, que fue defendido por los vasallos musulmanes.Los «agermanats» obligaron a los musulmanes a bautizarse para así incrementar sus tropas, lo que provocó una insurrección de éstos para evitar el bautismo. El señor feudal pidió a los musulmanes que se bautizaran a fin de evitar represalias y la mezquita fue convertida en iglesia dedicada a San Lorenzo.

Expulsión de los moriscos

En 1609, fue decretada la expulsión de los moriscos por el rey Felipe III de España con la clara oposición de éstos. El día 26 de octubre de ese año, desde el puerto de Denia fueron expulsados 3.406 musulmanes de Alberique con destino a Orán, mientras un importante número permaneció en el pueblo defendiendo sus pertenencias.El rey concedió nuevas posesiones en Alberique al duque del Infantado que impuso duras condiciones a la población, lo que causó su empobrecimiento.

Campanari

Siglos XVIII, XIX y XX

Se mantuvieron diversos pleitos judiciales contra el duque y finalmente, después de muchos esfuerzos se consiguió la reincorporación a la Corona en 1802, (no sin abonar una importante cantidad de dinero) confirmada en 1835, después del proceso comenzado en 1764.En 1854, el ayuntamiento derribó la casa palacio que había en la plaza, hoy ocupada por un jardín, varias casas y la Casa de la Cultura.Destacable también son los enfrentamientos ocurridos durante las Guerras Carlistas, que junto a las pestes, aconsejaron la construcción de una muralla.Finalmente, cabe destacar que durante la Guerra Civil Española, en Alberique existía una fábrica de armas, donde se hacía el fusil llamado «Naranjero«.

Economía

Actualmente, la actividad económica más importante es la agricultura (los naranjos han desplazado al arroz), pero la industria es cada vez más importante desde que en 1997 se inauguró un polígono industrial que está en plena expansión.

Monumentos

La ciudad monumental

Pasear por el casco antiguo, situado en la parte de la ciudad donde se encuentra el ayuntamiento y la Plaza de la Constitución, dejándose llevar por las angostas calles, es un gusto. La tranquilidad absoluta mora en las calles de lo que fue la ciudad árabe, llenos de fragancias traídas con el aire que corre desde los cercanos campos.El monumento arquitectónico mejor conservado es la Iglesia de San Lorenzo Mártir, ubicada en la Plaza de la Constitución, rehabilitada recientemente. Su construcción se llevó a cabo en 1695 sobre la base de una mezquita, pero no se terminó definitavamente hasta 1701.

Una sola nave con crucero alberga ocho altares, entre los que destaca la Capilla de la Comunión, de estilo barroco. Junto a la Iglesia encontramos el ayuntamiento, antigua casa del Duque de El Infantado, donada por éste a los jurados, cuya construcción data de 1789. Encontramos en la misma plaza el porche, una bonita puerta de entrada al antiguo barrio árabe ocupado hoy en día por típicas casas de pueblo blancas, algunas de ellas adornadas con baldosas de cerámica. El Convento de Nuestra Señora de los Ángeles, de finales del siglo XVII, está actualmente rehabilitándose.

En su interior se conservan pinturas murales en el techo y una capilla, y en la fachada se ha descubierto un retablo de cerámica pintada. Si subimos a una loma conocida como La Muntanyeta, podremos visitar la Ermita de Santa Bárbara, edificio de finales del siglo XVIII rehabilitado hace cuatro años. Su interior es un gran salón de planta cuadrada con cuatro naves en forma de cruz griega. En la ermita se guardan los pasos de las procesiones de Semana Santa, por lo que si nos acercamos hasta allí podremos ver las figuras, además de divisar mejor el paraje.

  • Capilla del Calvario.
  • Convento de Nuestra Señora de los Ángeles, de finales del siglo XVII.
  • Ermita de Santa Bárbara.Edificio de finales del siglo XVIII.
  • Iglesia de San Lorenzo Mártir. Construida en 1695 sobre una mezquita, pero no se terminó hasta 1701. Destaca la Capilla de la Comunión de estilo barroco.
  • Ayuntamiento. (1789)

Fiestas locales

Se celebran fiestas el Domingo de Ramos, con jornada campestre en la muntanyeta; la tradicional feria de San Juan a finales de junio; por San Lorenzo, patrón de Alberique, se organiza un día dedicado a la degustación de sandías.

Gastronomía y fiestas

Alberic es famoso por ser el pueblo donde se realizan artesanalmente los mejores Panquemados o Monas, dulce de pan esponjoso que se suele tomar por Pascua acompañado de chocolate, un huevo duro y longaniza seca. El antecedente de este producto lo encontramos en la “munna”, término árabe que significa “provisión de boca”, regalo que los moriscos hacían a sus señores. También es típico el arroz al horno y la paella. Son muy conocidos en toda la provincia los productos de su huerta, sobre todo las lechugas. No en vano en Alberic se celebra la Festa de l’Encisam el Domingo de Ramos, un popular concurso de lechugas que culmina con la Baixà dels Sants, tradicional procesión en la que participan cerca de dos mil personas al anochecer.

En La Nit del Meló, el día ocho de agosto, se celebra a la media noche una degustación de sandías en homenaje a San Lorenzo, patrón de Alberic. Otra fiesta a destacar es la Feria de San Julián, el 24 de junio, que dura diez días en los que se organizan espectáculos, verbenas y otras actividades. También se celebran en Alberic las fallas, la fiesta valenciana más conocida internacionalmente, en honor a San José, el 19 de Marzo.

 

Sobre El Autor

El Club Del Buen Turismo

EL CLUB DEL BUEN TURISMO es un programa de referencia en la radiofonía española que más tiempo le dedica al turismo y donde se recogen cada día las propuestas ms interesantes de los viajes, la gastronomía, la salud ,el ocio, el entretenimiento compartido y el bienestar. Cada día salimos de viaje, ¿nos acompañas? Te sorprenderás. http://www.tvradioturismo.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.