Campillos se encuentra ubicado en la zona occidental de la comarca de Antequera, entre campos de cereales y olivos. Su principal interés paisajístico y ecológico lo constituye el conjunto de lagunas formado por la Dulce, Salada, Redonda, Capacete, Marcela, Cerero y Camuñas, declaradas Reserva Natural por la Junta de Andalucía; podrá observar en su entorno flamencos, cigüeñas… Las primeras noticias ciertas de un núcleo de población de lo que hoy es Campillos vienen del siglo XV, tras la conquista de la zona por las tropas.

El núcleo urbano está formado por una combinación de casas señoriales y modernos edificios de reciente construcción, siendo su monumento más importante, la Iglesia de Ntra. Sra. del Reposo. Para los amantes de la espeleología, Campillos es sin duda un buen lugar. A la altura del Cortijo El Arquillo y en las cercanías de los parajes conocidos como Matamoros, Fuente de la Higuera y Camino de El Cañuelo, se han localizado al menos seis cuevas y simas: la Cueva de la Boca de la Peña, la Sima del Moscón, la Cueva del Jaguazar, las cuevas de Herrerías y la Sima de Peñarrubia.

Nuestro municipio también es conocido por la existencia de una gran tradición en trabajos de piel curtida, desde abrigos hasta complementos. En cuanto a la gastronomía, podrá degustar la gran especialidad de su cocina, la porra campillera, que se elabora con atún, huevo y jamón. Finalmente, la Semana Santa constituye, junto con la Feria, la mayor y más famosa de las fiestas, fenómeno social fuertemente enraizado desde casi 500 años.

 

 

Situación

La mayor parte del terreno está cubierto por olivares y campos de cereal, en su parte llana y en los cerros predominan los matorrales y monte bajo. En los alrededores de Campillos, existen unas lagunas que, a pesar de estar secas gran parte del año, han sido declaradas Reserva Natural por la Agencia de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Las más importantes son: Dulce, Salada, Redonda, Capacete, Marcela, Cerrero y Camuñas. El núcleo urbano está formado por una combinación de casas señoriales y modernos edificios de reciente construcción.

Entre los monumentos podemos encontrar la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Reposo, del siglo XVI y la ermita de San Benito, patrón del pueblo, construida, entre los años 1578 y 1569. Las calles son amplias y van a desembocar a espacios públicos y plazas en los que se reúnen los vecinos.

Campillos ocupa una buena situación geográfica en las comunicaciones con ciudades importantes como Antequera y Ronda. Esto ha favorecido desde muy antiguo, el tránsito de personas y mercancías por sus tierras, como prueban los restos arqueológicos pertenecientes a la prehistoria, hallados en algunos cerros próximos al pueblo. En el Castillón, se han descubierto restos que parecen indicar la presencia de un asentamiento ibero-romano, en los que se han encontrado fragmentos de cerámica y monedas. También debió existir un enclave visigodo, a juzgar por los tres capiteles encontrados en el Moralejo, en la actualidad convertido en el Colegio San José.

A pesar de todos estos hallazgos, no se tiene documentación del núcleo de Campillos hasta el siglo XV, tras la conquista de la zona por las tropas cristianas. En esa época, Campillos pertenecía administrativamente a la localidad de Teba, hasta que en 1680 consiguió la autonomía mediante el privilegio de jurisdicción. En la actualidad, Campillos basa su actividad económica en la agricultura de secano, la ganadería porcina, la avicultura y la industria de la piel. Esta última es de gran fama dentro y fuera de la provincia y atrae a muchos visitantes de la provincia y fuera de ella, expresamente para adquirir artículos de peletería como trajes, maletas y complementos de vestir.

Ganadería

Unidades ganaderas

Relación de unidades ganaderas por tipo:

  • Bovinos: 158 unidades
  • Ovinos: 96 unidades
  • Caprinos: 175 unidades
  • Porcinos: 24512 unidades
  • Aves: 806 unidades
  • Equinos: 40 unidades
  • Conejas madres: 8

Agricultura

Superficie cultivada

El municipio tiene un total de 13486 hectáreas cultivadas, distribuidas de la siguiente forma:

  • Herbáceos: 8793 Ha.
  • Frutales: 247 Ha.
  • Olivar: 4436 Ha.
  • Viñedo: 10 Ha

Naturaleza

Paisaje de Campillos

La mayor parte del territorio está cubierta por olivares y campos de cereal que cubren los terrenos más suaves, mientras que en los cerros predominan los matorrales y el monte bajo.

Dentro del término municipal, en las proximidades de las carreteras que van a Antequera y Teba respectivamente, existe un conjunto de lagunas que, a pesar de estar secas una buena parte del año, tienen el suficiente interés ecológico como para haber sido declaradas Reserva Natural por la Agencia de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Las más importantes son: Dulce, Salada, Redonda, Capacete, Marcela, Cerrero y Camuñas.

Campillos cuenta al sur del municipio con los paisajes más atractivos del término debido a la presencia de los embalses del Guadalteba y del Guadalhorce, cuyas aguas cubren una buena parte de las tierras que en otro tiempo pertenecieron al desaparecido municipio de Peñarrubia. Aquí, la reciente carretera abierta para unir las dos riberas de los embalses a la altura de las presas, permite, además de un recorrido muy atractivo, el acceso a Parque Ardales en el vecino municipio

Las Lagunas de Campillos

Datos generales

  • Localización: Al norte de la provincia de Málaga y al suroeste de la laguna de Fuente de Piedra.
  • Principales accesos: N-342 y C-341.

Características

  • Tipo: Reserva natural
  • Normativa: Ley 4/1989 de 27 de marzo (Estatal). Ley 2/1989 de 18 de julio (Autonómica).
  • Actividad: En la zona se da la ganadería, así como la agricultura (cereales y olivar).

Suelo

  • Municipios: Campillos
  • Relieve: Es un complejo lagunar de carácter endorreico con una topografía llana. La laguna Dulce es la de mayor extensión, seguida de la Salada, la de Capacete, la de Camuñas y la del Cerero. Sus aguas presentan una salinidad relativamente alta y temporalmente se secan.
  • Superficie: 80 ha. de reserva natural y 1.046 ha. de zona de protección.

Flora

Vegetación lacustre de carrizos, juncos y castañuelas, bastante deteriorada en algunas zonas. Alrededor de las lagunas aparecen cultivos herbáceos y olivares.

Fauna

La fauna está representada mayormente por aves acuáticas, principalmente anátidas (tarros, cercetas y ánades) y limícolas (chorlitejo patinegro, correlimos). También se encuentran flamencos, cigüeñuelas, fochas y avocetas. Entre los reptiles encontramos el lagarto ocelado, la culebra bastarda, la viperina y la culebra de agua. La rana verde, sapillo moteado y sapillo común son los anfibios más abundantes. Los mamíferos más destacables son la liebre, el conejo, la rata de agua, el zorro, la comadreja, etc.

 

Parque Natural «El Chorro»

El Paraje Natural Desfiladero de los Gaitanes está situado en el interior de la unidad montañosa subbética, formando espectaculares paisajes. Se trata de una impresionante garganta por donde transcurre el río Guadalhorce, entre grandes placas de calizas estratificadas. También para los más arriesgados, la naturaleza ha dotado la zona con imponentes paredes verticales y escarpadas laderas convirtiéndolas en un lugar perfecto para el deporte de la escalada. Igualmente recomendable es un recorrido por la zona de los embalses donde el agua recorre la escala de verdes y azules haciéndolo atractivo en cualquier época del año, o un paseo para el recuerdo por las históricas ruinas del monasterio de Bobastro, estratégicamente situadas. La región donde se encuentra el Desfiladero de los Gaitanes está situada en la parte occidental de la Cordillera Bética. En su conjunto, el cañón tiene unos 3 kms. de longitud y en ciertos sectores se encuentra dominado por paredes de más de 300 metros de altura, con anchuras menores a 10 metros. Está excavado básicamente en calizas y dolimias del Jurásico, existiendo también en la zona afloramientos rocosos del Mioceno. El aspecto morfológico más espectacular es la estratificación vertical de las calizas que el río ha ido taladrando y que ofrece un corte. En la zona del Desfiladero de los Gaitanes existen una veintena de cavidades, algunas de ellas colgadas muchos metros por encima del curso del río, y cuya evolución se ha visto afectada por el progresivo encajamiento del Guadalhorce. El río ha ido profundizando el desfiladero en sucesivas etapas.

El Caminito del Rey


Se trata de una pasarela de hierro colgado de los tajos de la Sierra Huma sobre el Desfiladero de los Gaitanes, por la que en la actualidad no es recomendable pasar debido al deterioro que presenta. Este paso de peatones conocido como el Caminito del Rey fue construido para que entre el Salto del Chorro y el Salto del Gaitanejo, ambos pertenecientes a la Sociedad Hidroeléctrica del Chorro, se pudiera facilitar la comunicación, el transporte de materiales, la vigilancia y el mantenimiento del canal, es decir, que permitiese al personal ir de uno a otro con facilidad. Esta gran obra de ingeniería fue construida entre 1901 y 1905 y el nombre que recibe se debe a que Alfonso XIII lo atravesó cuando vino a inaugurar la presa del Conde del Guadalhorce en 1921. Este voladizo o balconcillo es perfectamente visible desde la vía férrea y todo aquel que lo visita sale admirado de su arriesgada construcción y de los pintorescos paisajes que desde allí se vislumbran. Siguiendo la pasarela, se pasa por un puente muy pintoresco que se divisa desde la carretera de Álora al Chorro. Desde el puente se sigue el camino peatonal instalado en la roca vertical que termina en la línea férrea de Córdoba a Málaga.

Barrancho del Chorro
El barranco se sitúa en el Río Guadalhorce en el tramo situado entre el los embalses de Gaitanejo y de del Salto de la Encantada en el paraje conocido por el Desfiladero de los Gaitanes. El barranco tiene un recorrido de algo más de 2 kms. Los primeros 400 metros discurren por un cañón encajonado que se pasa a nado casi en su totalidad. A continuación se abre el cañón y se entra en una zona amplia en la que durante 1,5 kms. se puede progresar por el cauce o simplemente andar por la orilla. A continuación se entra en el tramo final que transcurre entre enormes paredones de 250 metros de altura, una zona impresionante que nos lleva hasta un salto de 15 metros que nos deja en el embalse del Tajo de la Encantada.

Flora y Fauna
Las especies botánicas más características de estas áreas son: el pino carrasco, el piñonero, las encina, el eucalipto, el majuelo, la aulaga, la estepa blanca, la jara y la sabina negral. En las zonas altas habitan las cabras monteses. Animales de menor tamaño como el mirlo y el vencejo viven en la zona baja, junto al agua. En las partes medias de la garganta el halcón, cernícalo vulgar y el azor así como otras rapaces de tamaño medio. La cumbre es lugar y feudo de nidificación de las grandes rapaces como el águila real o el buitre leonado. Otros habitantes del Paraje son el gato montés, la gineta, el lirón o el meloncillo, que pueden observarse provistos de mucho valor desde la pasarela colgante, llamada Caminito del Rey, que recorre el desfiladero a 100 metros de altura.

 

Lugares de interés

El monumento más destacado es la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. del Reposo, cuya construcción data del siglo XVI (1506), aunque el edificio sufrió importantes modificaciones a finales del XVIII y principios del XIX hasta dejarlo con la actual configuración, especialmente en su fachada principal, que es del barroco y está considerada como una de las más espectaculares de la comarca antequerana.

El interior del templo consta de tres naves principales y una tercera destinada a capillas que presentan una decoración exuberante. En el exterior, la torre se alza en varios cuerpos, el último para albergar las campanas, y como remate una balaustrada y la cubierta en forma de pirámide revestida de tejas de cerámica.

Otro monumento a destacar en Campillos es la Ermita de San Benito, patrón del pueblo, construida probablemente entre los años 1578 y 1596 y, posteriormente, reformada en el siglo XVIII en lo que se refiere a su estructura.

Fuera del pueblo y por su situación geoestratégica existen yacimientos arqueológicos como los de Capacete (villa y termas romanas), Castillón de Gobantes (época romana), Cortijo La Cuesta (necrópolis romana), el castillo (medieval), los Castillones (poblado romano), las Aguilillas, etcétera.

Fiestas

Fiestas de Carnaval. Cuando se celebraba a escondidas surgió la agrupación «Amigos del Carnaval», que volvieron a poner esta fiesta en el lugar que se merece, recuperando viejas tradiciones como las cucañas o el concurso de Agrupaciones Carnavalescas.

La Feria del pueblo, que empieza a mediados de agosto, aúna a numerosas entidades que montan casetas para la diversión de grandes y chicos.

La Semana Santa constituye, junto con la Feria, la mayor y más famosa de las fiestas, fenómeno social fuertemente enraizado desde casi 500 años. Las distintas Hermandades se afanan durante todo el año para presentar al pueblo una Semana Santa de gran atractivo.

El 11 de julio se festeja el día del Patrón del pueblo, San Benito Abad, con una verbena popular. Este mes, y desde hace algunos años, se organizan una serie de conciertos para los jóvenes, bajo el título Solano y Serenata en Rock, haciendo alusión al viento predominante en esta zona, que permite la práctica de windsurf en el pantano.

En primavera y cada dos años se celebra una importante exposición de ganado y Jornadas Veterinarias dentro del marco de Exporc (jornadas porcinas). Campillos es una de las poblaciones productoras de ganado porcino más importante dentro del territorio nacional.

San Benito

Verbena popular en honor del patrón del pueblo, San Benito.

El 11 de febrero de 1629, en cabildo abierto celebrado en la plaza mayor de nuestro pueblo y con la asistencia masiva de setecientos vecinos, fue elegido patrón primero a San Benito Abad y segundos patronos a San Quirino y San Plácido. En dicha elección y recepción de patrono tuvo mucho que ver Don Juan Gómez Vallejo y Acuña, Comisario del Santo Oficio de la Inquisición de Sevilla, cura beneficiado más antiguo de la Iglesia Parroquial de San Pedro ad Víncula de Sevilla y Mayordomo de su cofradía de sacerdotes, posteriormente, Inquisidor de Mallorca y Llerena y electo obispo de Osma, quien propuso su aprobación recogiendo lo que era una particular devoción entre los vecinos de Campillos desde tiempo inmemorial. Días más tarde, por su intercesión, el Ilmo. y Rvmo. Sr. Arzobispo de Sevilla Don Diego Guzmán de Haro aprobó, confirmó y ratificó el dicho voto y juramento y recepción de patronos, interponiendo en todo ello su autoridad y decreto judicial.

Pinche aquí para consultar el texto íntegro de la reunión del Cabildo que registró con su pluma el escribano Pedro de Guzmán, las hermosas palabras que el Dr. Vallejo de Acuña dirigió a sus vecinos de Campillos, y aquel voto y juramento con que nuestros antepasados recibieron a San Benito como su Patrono, obligándose ellos y a las generaciones futuras, para siempre jamás, en el respeto y la salvaguarda de tan querida devoción.

Sobre El Autor

El Club Del Buen Turismo

EL CLUB DEL BUEN TURISMO es un programa de referencia en la radiofonía española que más tiempo le dedica al turismo y donde se recogen cada día las propuestas ms interesantes de los viajes, la gastronomía, la salud ,el ocio, el entretenimiento compartido y el bienestar. Cada día salimos de viaje, ¿nos acompañas? Te sorprenderás. http://www.tvradioturismo.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.