Alfarnatees un pueblo de la provincia de Málaga situado en la comarca de la Axarquía, en el norte de la provincia, lindando con la provincia de Granada.

En 2008 contaba con una población de 1.362 habitantes.

Geografía

Situado en el norte de la provincia, Alfarnate limita al N y NE con Granada, al SE y E con Alfarnatejo, y al NO con Villanueva del Rosario y Villanueva del Trabuco

Alfarnate y su término está completamente rodeado de sierras pertenecientes al movimiento geológico de la Subbética con formaciones de dolomías y margocalizas como la Sierra de Camarolos por el suroeste, la Sierra del Jobo, cuyas cimas forman la frontera de su término por oeste y noroeste, con el pico del Chamizo (1.641 msnm) el norte geográfico es también, con el puerto de los Alazores, la divisoria con la Sierra de Alhama que la recorre de norte a sureste, con las formaciones como el Tajo de las Palomas (1.302 m), para encontrarse en el Puerto del Sol (1.100 m) con la Sierra de Enmedio que la delimita por el sur con picos como el de Vilo (1.415 m), Gallo (1.361 m) y el Morrón de Malinfierno que protege el pueblo por el sur (1.077 m).

Sus corrientes de aguas, los arroyos de Palancar y Morales, -este último conocido como arroyo de Juan Lorca- confluyen al sur del pueblo para formar el río Sabar. También tiene numerosos manantiales como el de Barrionuevo, Castillejo y el Ejido que alimenta la Villa. En la sierra de Alhama tiene pequeñas cuevas y abrigos de escaso valor espeleológico (cueva de las Palomas). Como senderismo ofrece múltiples y bellas opciones, pero se recomienda tomar el sendero que conduce a Alfarnatejo por el este de Morrón de Malinfierno y a partir del pueblo seguir la cuenca del río Sabar.

Historia 

El nombre se Alfarnate, como el de su hermano menor Alfarnatejo, es un término de origen árabe formado a partir de “Al-farnat” que significa molino de harina. También se le quiere identificar con el adjetivo antiguo de “alfarnate” que significa pillo o bribón. Tanto el término como el asentamiento de actual Alfarnate fueron habitados desde la Prehistoria por los primeros pobladores de la región, como se queda patente en los restos que se encuentran en las terrazas del arroyo Palancar y Morales, y en la confluencia de ambos, donde se ubica la villa, que se remontan al período Musteriense. Ya en el Neolítico se documentan talleres de sílex en torno al puerto de los Alazores y los primeros vestigios de asentamientos estables que pudieron perdurar hasta épocas históricas. La primera referencia escrita de la que tenemos noticia el de los Alfarnates, en el s. X, como zona o alquerías de fuerte producción de harina, por ello su nombre.

En los primeros días de abril de 1487 pasó por Alfarnate procedente de Villanueva del Trabuco, por el puerto de los Alazores, un cuerpo de ejército formado por 12.000 hombres de a caballo y 50.000 de a pie a las órdenes de D. Fernando, para la conquista de Vélez. Una vez conquistada la comarca no aparece como es habitual, en las primeras referencias parroquiales de 1505 y 1510, sin embargo como la puebla de Los Alfarnates ambas villas correrán históricamente juntas hasta el s.XVII en que se dividen con la actual nomenclatura. Siendo anecdótico las malas relaciones entre los dos pueblos hasta hace pocos lustros.

Tras la Guerra de la Independencia y el desarrollo del s.XIX, su término, como el de Alfarnatejo, va a ser paso hacia la costa y refugio de bandoleros en sus carrocerías, mientras que eran perseguidos por la Guardia Civil, apodada como lo “migueletes”.

Economía 

El sector primario ocupa casi el ciento por ciento de una economía dedicada casi en exclusiva a una vega, regada por sus arroyos, que se cultiva de trigo y de los garbanzos de indiscutible cálida y fama; algunos olivares y algo de almendro, se complementan con una pequeña cabaña caprina y ovina. En los últimos años se ha explotado mucho el cultivo de regadío en toda su variedad, tomates, lechugas, alcachofas, calabacín, habas, pimientos, melones… explotando el agua del subsuelo en la que dicho pueblo es muy rica. También se han ido introduciendo algunas variedades de árboles frutales como son las cerezas o las manzanas.

Calendarios de fiestas

  • Febrero, 2: la Candelaria o aulagas en la que los habitantes del pueblo hacen muñecos de paja y los queman en grandes hogueras que van prendiendo con las aulagas (planta leguminosa de flores amarillas y espinosas), que recogen del campo y a las que se les ata una cuerda y los niños y niñas del pueblo las arrastran corriendo mientras arden, antes de echarlas a la hoguera.
  • Semana Santa: procesiones el Jueves y Viernes Santo. Pero lo más curioso es la cencerrada que los niños y niñas del pueblo hacen por las calles el Sábado Santo por motivo de la resurrección del Señor.
  • Abril, 25: San Marcos. Se estila desde no se sabe ni cuando, ir al campo a lo que los habitantes de Alfarnate llama ir de “Sanmarqueo al campo”, los lugares más frecuentes a los que se trasladan son al “Tesorillo” o “Venta seca”; es una tradición muy arraigada pues es raro el alfarnateño que no se va de sanmarqueo con lo que ese día no es aconsejable ir a visitar el pueblo pues estará totalmente deshabitado hasta que llegue la procesión por la noche en honor a San Marcos. En ésta procesión se saca a la Virgen de Monsalud y se traslada desde la ermita del pueblo hasta la iglesia, para que permanezca allí durante el mes de Mayo para las novenas que se le rezan diariamente y para estar presente en las comuniones de los niños y niñas del pueblo, más tarde será trasladada de nuevo a su ermita.
  • Mayo, 15: San Isidro. La mayoría del enriquecimiento del pueblo y de su actividad económica se debe a la explotación agrícola y ganadera. Es por esto que se tiene mucha devoción a San Isidro, pues el patrón de los labradores. Todos los agricultores del pueblo portan al Santo, y lo llevan a las afueras del pueblo para que bendiga los trigales, y proporcione buenas cosechas.
  • Junio, 13: San Antonio. Se le suele llamar Feria y se hace una procesión en honor al patrón en la que se saca a la Virgen de Monsalud y se traslada desde la iglesia, a la ermita donde permanecerá todo el año hasta que llegue de nuevo el día de San Marcos.
  • Junio, 24: San Juan. Actualmente se ha perdido un antiguo rito mediante el cual pasaban por un mimbre a los niños que estaban “quebrados”, pero hoy día simplemente se va a sanjuanear por la noche.
  • Septiembre, 12-15: fiestas en honor a la virgen, se le suele llamar la “Fiesta”. Es el acontecimiento más esperado de todo el año. Destaca “La Embajada de Moros y Cristianos” que se perdió durante un tiempo pero se recuperó después de la guerra y ahora intenta volver a su forma original. La fiesta comienza en con la misa durante cuyo desarrollo, cristianos y moros, que ocupan los primeros bancos, aunque en lados opuestos, realizan los movimientos de la liturgia al contrario, esto es, cuando los cristianos correctamente se ponen en pie, los moros se sientan,…. Una vez ha terminado la misa se procede a la reverencia del abanderado cristiano ante la virgen y que se denomina “la cortesía”. Por la tarde ambos bandos se enfrentan siguiendo una trama simple y con bastantes dosis de improvisación, que tiene como causa el robo que moros hacen de la imagen de la patrona, la Virgen de Monsalud, tras haber “echao la batalla” y de la reclamación que hacen los cristianos mandando su embajada para su devolución, leyéndoles el texto de la “relaciones”, que es el mismo desde el s.XVII. después de varias misivas de uno y otro lado, los cristianos, tras un “sangriento” ataque recuperan su patrona y la llevan a la plaza del pueblo donde es agasajada con flores llevadas por las niñas del pueblo ataviadas a la usanza regional.
  • Peculiar es, además, la vestimenta empleada y elaborada por cada uno, consistente en un traje parecido al de corto andaluz para los cristianos, mientras que el de los moros lo forma el morrión o especie de turbante decorado ricamente con varetas de almendro y flores del tiempo, una chaquetilla roja sin mangas sobre camisa blanca y un mantoncillo al hombro, faja roja y un curioso pantalón blanco.
Hidrografía

Sus corrientes de aguas, los arroyos de Palancar y Morales, -este último conocido como arroyo de Juan Lorca- confluyen al sur del pueblo para formar el río Sabar. También tiene numerosos manantiales como el de Barrionuevo, Castillejo y el Ejido que alimenta la Villa.

Sobre El Autor

El Club Del Buen Turismo

EL CLUB DEL BUEN TURISMO es un programa de referencia en la radiofonía española que más tiempo le dedica al turismo y donde se recogen cada día las propuestas ms interesantes de los viajes, la gastronomía, la salud ,el ocio, el entretenimiento compartido y el bienestar. Cada día salimos de viaje, ¿nos acompañas? Te sorprenderás. http://www.tvradioturismo.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.