Chiclana de la Frontera (con anterioridad a 1877, Chiclana) es una ciudad española situada en la provincia de Cádiz, en Andalucía. Se encuentra en la comarca de la Bahía de Cádiz y es un importante núcleo turístico de la Costa de la Luz.

Situación geográfica

Chiclana de la Frontera se encuentra en la comarca de la Bahía de Cádiz, a 20 kilómetros de la capital de la provincia, Cádiz. Al norte, la ciudad hace frontera con los municipios de San Fernando y Puerto Real; por la costa hacia el sur con Conil de la Frontera y por tierra limita con una pequeña parte de Vejer de la Frontera y Medina Sidonia.

Es cabeza del partido judicial nº 1 de la provincia de Cádiz, bajo la cual se hallan los municipios de Alcalá de los Gazules, Benalup-Casas Viejas, Conil de la Frontera, Vejer de la Frontera, Medina Sidonia y Paterna de Rivera.

Desde el punto de vista geográfico y cultural, la ciudad pertenece a la Baja Andalucía, concretamente al área flamenca de Cádiz y los Puertos. Está situada en la Costa de la Luz y en el Marco de Jerez, formando parte de la Ruta de la Costa y la Ruta del Vino.

Historia

El origen de Chiclana se remonta al Paleolítico como lo acreditan recientes excavaciones o historiadores como Domingo Bohórquez. Frente al litoral de Chiclana se encuentra el Islote de Sancti Petri, donde se supone que los fenicios construyeron el Templo de Hércules Gaditano, sobre cuyas ruinas se levantó posteriormente el Castillo de Sancti Petri. El islote fue visitado en 1930 por Manuel de Falla, buscando inspiración en él para la música de su cantata escénica Atlántida. Excavaciones recientes han puesto de manifiesto un poblamiento fenicio en la localidad, y autores clásicos como Estrabón indica la existencia en la zona del famoso Templo de Hércules Gaditano sin que se pueda determinar su ubicación con exactitud.

El origen de la actual población se remonta al año de 1303 durante el reinado de Fernando IV. El 15 de mayo de ese año, el rey entregó las tierras de la entonces aldea yerma de Chiclana a don Alonso Pérez de Guzmán, fundador de la Casa de Medina-Sidonia, bajo cuyos dominios permaneció durante siglos. La ciudad se benefició del comercio africano y americano de la cercana ciudad de Cádiz.

Durante la Guerra de la Independencia Española, el 5 de marzo de 1811 tuvo lugar la batalla de Chiclana, en la cual las tropas anglo-españolas vencieron a las francesas. Es precisamente en el siglo XIX cuando la ciudad alcanza un gran aumento de población, concediéndole el rey Alfonso XII el título de Ciudad en el año 1876.

En el siglo XX la ciudad se consolida como referente turístico de primer orden. La playa de la Barrosa ha obtenido la Bandera Azul desde que se instauró este galardón que concede la Unión Europea cada año a las playas con buena gestión medioambiental. La Junta de Andalucía declaró a Chiclana Municipio Turístico en el año 2005, título que concede a las principales ciudades andaluzas consolidadas en el sector turístico.

Edificios destacados

Arquitectura religiosa 

  • Parroquia de San Juan Bautista (Iglesia Mayor): del siglo XVIII. Es una de las obras más importantes del neoclasicismo gaditano. Diseñada por Torcuato Cayón y finalizada por su ahijado y discípulo Torcuato Benjumeda. Está construida sobre una iglesia anterior del siglo XV que se encontraba en ruinas, pero que aún conserva de ella un retablo flamenco del altar mayor realizado por Roque Balduque, el Descendimiento de Cristo. En el interior de este templo se puede disfrutar de una interesante muestra de pintura, destacando dos hermosos lienzos de Zurbarán, Santa Cecilia y Santa Catalina. También se encuentra la imagen del Patrono de la ciudad, San Juan Bautista, que data del siglo XVIII, la imagen de Ntra. Sra. del Rosario de 1.603 y una talla de San José del imaginero Francisco de Villegas. Otra obra interesante es una talla de San Miguel Arcángel de procedencia genovesa.
  • Parroquia de la Santísima Trinidad: del siglo XVII, está construida sobre una capilla anterior dedicada a San Telmo, Patrono de los marineros y pescadores que mantenía la cofradía gremial de los Mareantes. En su interior destaca el retablo barroco y la imagen de la Patrona de la ciudad, la Virgen de los Remedios, que fue encontrada en el siglo XVI en Los Palmaretes y que el Papa Benedicto XV la declaró Patrona Oficial de la Ciudad de Chiclana de la Frontera el 12 de julio de 1916 aunque desde el siglo XVIII el Cabildo Municipal la tená ya como patrona. También es interesante la talla procesional de Jesús de la Humildad y Paciencia, del siglo XVII y de estilo barroco siendo su autor posiblemente Tomás Badillo. Otras obras de arte que se pueden observar en esta iglesia son las imágenes de San Miguel y San Rafael, ubicadas sobre unas ricas credencias en el retablo mayor de la iglesia. Ambas tallas son de clara procedencia genovesa y el retablo mayor está atribuido por algunos expertos a Alejandro Acosta.Otras imágenes con interés artístico que reciben culto en dicha iglesia son la de la Virgen de las Lágrimas y Esperanza que durante el siglo XVII presidió el retablo mayor bajo el título de las Angustias., San Antonio (Co-Patrono de Chiclana de la Frontera), la Santísima Trinidad y el cuadro de la Inmaculada de Mulato (discípulo de Murillo).
  • Parroquia de San Sebastián: del siglo XVI, se encuentra junto al puente de los Remedios. Ante la fachada se erige un monumento al ilustre sacerdote chiclanero don Antonio Cabrera. Esta iglesia ha sufrido varias reformas a lo largo de su historia, aunque en su interior conserva una interesante muestra escultórica. Destacan las imágenes de San Sebastián y la Virgen del Carmen (Co-Patrona de Chiclana de la Frontera), que procesiona cada 16 de julio por las calles de la ciudad. Esta imagen es de autor anónimo del siglo XVII.
  • Convento de Jesús Nazareno: del siglo XVII, fue fundado por la Madre Antonia de Jesús en el año 1666. Es uno de los principales templos barrocos de la provincia de Cádiz, destacando la portada de mármoles genoveses. En su interior se encuentra la talla procesional de Jesús Nazareno, del siglo XVI. En la clausura del convento se encuentra la imagen del Divino Indiano, que es una talla de procedencia americana que en el siglo XVII fue donada al convento por un acaudalado gaditano para que presidiese el retablo mayor de la iglesia.
  • Ermita de Santa Ana: fue construida por Torcuato Cayón en el siglo XVIII. Es una original capilla octogonal, rodeada de un pórtico de arcada ochavada. En su interior se guarda la imagen de Santa Ana y la Virgen Niña, tallada por el genovés Domingo Giscardi en el siglo XVIII.

Arquitectura civil  

  • Castillo de Sancti Petri: está construido en el emplazamiento del más famoso templo de Occidente, donde según la leyenda, los fenicios construyeron el templo dedicado a su dios, Hércules Melkart. En el siglo XIII se construyó la fortaleza actual, excepto la torre en la que se encuentra el faro de Sancti Petri, que data del siglo XVI. Fue zona defensiva durante la Guerra de la Independencia Española. Se puede contemplar desde toda la costa chiclanera y es uno de los monumentos representado en el escudo de la ciudad, sujetado por dos leones. Durante varios años, Chiclana y la vecina San Fernando mantuvieron disputas sobre la posesión de la Isla de Sancti Petri, consiguiendo éste último su reconocimiento legal tras una sentencia de los tribunales.
  • Torre del Reloj: data del siglo XVIII. Fue construida para ejercer la función de campanario en la Parroquia de San Juan Bautista.
  • Torre Bermeja: torre defensiva que se encuentra encuentra sobre el acantilado que separa a Sancti Petri de la playa de la Barrosa.
  • Torre del Puerco: torre defensiva construida, al igual que la Torre Bermeja, para la Batalla de la Barrosa, que tuvo lugar durante la Guerra de la Independencia Española, concretamente el 5 de marzo de 1811. En esta batalla, las tropas francesas fueron vencidas por las españolas e inglesas.
  • Casas Consistoriales: en el centro histórico de Chiclana de la Frontera se puede observar una extensa muestra de arquitectura isabelina, con casas que han pertenecido a la nobleza y a la alta burguesía, debido al enriquecimiento de la zona durante el comercio con América desde Cádiz. Entre ellas destaca el Palacio del Retortillo, edificio neoclásico del siglo XVIII. El Palacio del Conde del Pinar data del siglo XVIII, al igual que el Palacio del Conde de Cinco Torres. El Ayuntamiento, del siglo XX, fue el primer edificio construido con hormigón armado en España, aunque está construido sobre la Casa de don Alejandro Risso, que data del siglo XVIII.

Turismo

La moda de dirigirse los vecinos de Cádiz a la ciudad de Chiclana se inicia a finales de la Edad Media; momento en que Chiclana se convierte en centro de aprovisionamiento de la capital; zona de inversión de la burguesía comercial gaditana y segundo lugar de residencia, convirtiéndose en lugar turístico por excelencia en la Bahía de Cádiz. Esta afluencia de personas se debía en gran medida a los balnearios de Braque y Fuente Amarga. Pero sería sobre todo a partir del traslado de la Cabecera de la Flota de Indias a Cádiz, en 1680, cuando los comerciantes, factores extranjeros y personas relacionadas con América dirigirán de forma masiva sus pasos hacia la entonces villa de Chiclana, atraídos por sus características naturales y sus aguas salutíferas. En el siglo XVIII, durante el comercio con América desde Cádiz, se construyen grandes palacios en el caso urbano chiclanero, convirtiéndose en lugar de residencia de los ricos comerciantes gaditanos. Varios personajes ilustres como José María Pemán o Antonio Ponz han definido a Chiclana como el quitapesares y desahogo de los vecinos acomodados de Cádiz en aquella época.

Más tarde, en la segunda mitad del siglo XX se empiezan a construir grandes hoteles y urbanizaciones en la playa de la Barrosa, debido al cada vez mayor número de turistas extranjeros que buscan la costa para pasar sus vacaciones. En las últimas décadas del siglo XX, Chiclana se convierte en el principal destino turístico de sol y playa en la provincia de Cádiz, siendo la ciudad que cuenta con el mayor número de plazas hoteleras en la Costa de la Luz.

Actualmente, Chiclana sigue teniendo una importante oferta hotelera en la provincia de Cádiz y es uno de los principales destinos turísticos de Andalucía. Destacan los establecimientos hoteleros de cuatro y cinco estrellas situados en la urbanización Novo Sancti Petri, así como los campos de golf, residenciales, centros comerciales y lugares de ocio que se extienden por toda la playa de la Barrosa. Otra de las urbanizaciones hoteleras con las que cuenta la ciudad es la urbanización Loma de Sancti Petri, situada también en la playa de la Barrosa. Por otro lado, la playa de Sancti Petri no posee hoteles, pero sí una variada oferta de ocio, destacando los distintos establecimientos comerciales que están próximos a la playa, así como el Club Náutico, donde se puede practicar numerosos deportes acuáticos como el surf o la vela.

Artesanía

La ciudad de Chiclana es reconocida internacionalmente por las célebres muñecas de Marín, galardonadas con el Primer Premio Mundial de Muñequería Artística obtenido en Cracovia (Polonia). Fueron creadas por el empresario chiclanero José Marín Verdugo, fundador del Museo de Marín en el año 1928, lugar donde sigue presente un gran muestrario de estas muñecas artesanales fabricadas totalmente a mano. Son conocidas por su vestimenta folclórica española, especialmente por los atuendos flamencos característicos de la región andaluza. Pueden encontrarse en cualquier parte del mundo, aunque se han puesto más de moda en Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y otros países europeos. Las muñecas de Marín se han convertido en uno de los objetos decorativos más característicos de España, siendo el souvenir español más vendido fuera de este país.

Otros sectores artesanos activos en Chiclana son la forja de hierro, la cerámica artística, la tonelería, la fábrica de muebles, etc.

Vitivinicultura

Desde el punto de vista vitivinícola, Chiclana forma parte de la zona de producción del Marco de Jerez, territorio que conoció el cultivo de la vid desde la Antigüedad. Ya en la Edad Moderna, con la repoblación del territorio tras la Reconquista, pero sobre todo a partir del siglo XVI con el auge del comercio con la recién descubierta América, Chiclana cobra una importancia considerable en el campo de la vitivinicultura, con el consiguiente incremento de la extensión de tierras dedicadas al cultivo de viñedos. Hay constancia de la importancia de las exportaciones de vinos en aquella época, no sólo a América, sino también a Flandes, Inglaterra, Francia y Portugal.

En el siglo XIX se alcanza la mayor extensión de terrenos dedicados al cultivo de la vid y el mayor número de bodegas, sin embargo este crecimiento no fue acompañado de una mayor exportación.

Actualmente, gran parte de la producción de Chiclana se vende en forma de mosto a la zona de crianza del Marco de Jerez formada por Jerez, Sanlúcar de Barrameda y El Puerto de Santa María. Chiclana cuenta con distintas bodegas en las que se crían vinos finos, olorosos y moscateles, que no se comercializan bajo la denominación de origen Jerez-Xéres-Sherry por no hallarse Chiclana en la zona de crianza del jerez.

La Bodega Cooperativa Unión de Viticultores Chiclaneros es la bodega más grande de la ciudad, constituida como cooperativa desde el año 1992. También goza de cierto prestigio en la ciudad las bodegas de Vélez, El Carretero, Barberá, Collantes, San Juan Bautista, etc.

Fiestas

  • Carnaval: se celebra a comienzos de la Cuaresma. Destacan las cabalgatas y los concursos de bailes y disfraces que organizan muchos colectivos de la ciudad.
  • Semana Santa: fiesta que goza de gran fervor popular. Por las calles de la ciudad procesionan los pasos de las Hermandades y Cofradías, todos ellos llevados a cuello por los costaleros. Delante de los pasos desfilan numerosas personas ataviadas con la túnica de nazareno, compuesta por capirote y antifaz. También en esta fiesta es típica la Mantilla Española, llevada por las mujeres el Jueves Santo. Las Hermandades más destacadas son las de Jesús Nazareno, Humildad y Paciencia, Medinaceli, Soledad, y la del Santo Cristo, siendo esta última una de las más antiguas de Andalucía, fundada en el siglo XV.
  • Feria y Fiestas de San Antonio: es, junto con la Semana Santa, la mayor fiesta de Chiclana y una de las Ferias más importantes de la provincia de Cádiz. Las mujeres van ataviadas con el típico traje de volantes y los hombres con traje corto y sombrero cordobés. Durante el día se puede disfrutar en el paseo de caballos o bailando por sevillanas en las casetas, que se convierten en el segundo hogar de muchos chiclaneros durante la Feria. Por la noche, miles de luces de colores iluminan todo el Real.
  • Festividad de San Juan Bautista: se celebra el 24 de junio. Por la noche, como en muchos otros lugares, se queman los gigantes y cabezudos, conocidos popularmente como Juanillos y se degustan caracoles (plato gastronómico típico de la zona y propio de esta época del año). San Juan Bautista es el Santo Patrono de Chiclana de la Frontera.
  • Festividad de Nuestra Señora del Carmen: se celebra el 16 de julio y es una fiesta con gran tradición marinera, por ser la Virgen del Carmen la santa patrona de la marinería. Desde la capilla del Carmen, situada en la playa de la Barrosa, discurre la romería en dirección a Sancti Petri, donde la imagen de la Virgen procesiona en barco por la costa chiclanera, acompañada de numerosas embarcaciones. También en este día se puede ver desfilar la procesión terrestre de la Virgen del Carmen (Co-Patrona de Chiclana), desde la Parroquia de San Sebastián, en el barrio de La Banda.
  • Festividad de Santa Ana: se celebra el 26 de julio. En los alrededores de la ermita de Santa Ana se celebra una gran verbena que se prolonga hasta altas horas de la madrugada, con una exhibición de fuegos artificiales que se lanzan a medianoche. También se degustan Campanas de Santa Ana, que son dulces típicos de Chiclana.
  • Festividad de Nuestra Señora de los Remedios: se celebra el 8 de septiembre. La Virgen de los Remedios es la Patrona de Chiclana de la Frontera y procesiona por diversas calles de la ciudad. La imagen de la Virgen de los Remedios fue encontrada en el siglo XVI.

Otras fiestas 

Las siete fiestas anteriormente mencionadas son las que están consideradas como las más importantes del calendario festivo chiclanero. Pero la ciudad celebra otras fiestas relevantes como las siguientes:

  • Romería del Rocío: se celebra en Pentecostés, cincuenta días después del Domingo de Resurrección. La ciudad posee una Hermandad rociera que, como todas las Hermandades andaluzas, se dirige hacia la localidad onubense de Almonte, concretamente a la Aldea de El Rocío. Los romeros cruzan el río Guadalquivir en Sanlúcar de Barrameda para continuar por las marismas de Doñana hasta llegar al Santuario de la Blanca Paloma, la Virgen del Rocío.
  • Corpus Christi: dos domingos después de Pentecostés tiene lugar la celebración del Corpus Christi. Las calles de la ciudad son engalanadas con alfombras de romero y altares religiosos para recibir al Santísimo Sacramento.
  • Cruces de Mayo: en el mes de mayo salen en procesión dos Cruces de Mayo, ambas portadas por costaleros. Una de ellas es la Cruz de Mayo de la Hermandad de la Borriquita, que va portada por la Cuadrilla de Jóvenes Costaleros San Juan Evangelista. La otra Cruz de Mayo va portada por la Cuadrilla de Jóvenes Costaleros La Victoria, no perteneciente a ninguna Hermandad. Estas dos procesiones salen a la calle independientemente. Otra forma de celebrar la fiesta de las Cruces de Mayo es engalanando los patios con flores y motivos religiosos, como hacen algunas asociaciones de vecinos o particulares en los patios de sus viviendas.
  • Fiesta de la Parpuja: esta fiesta fue recuperada en el año 2005, después de que dejara de celebrarse a lo largo de muchos años a finales del siglo XX. Se celebra en el mes de agosto y consiste en una gala flamenca a la que acuden las figuras más importantes del flamenco nacional. Es tradicional en esta fiesta degustar parpujas, aunque éstas se han sustituido por las sardinillas de media playa, acompañadas por vinos de Chiclana.

Sobre El Autor

El Club Del Buen Turismo

EL CLUB DEL BUEN TURISMO es un programa de referencia en la radiofonía española que más tiempo le dedica al turismo y donde se recogen cada día las propuestas ms interesantes de los viajes, la gastronomía, la salud ,el ocio, el entretenimiento compartido y el bienestar. Cada día salimos de viaje, ¿nos acompañas? Te sorprenderás. http://www.tvradioturismo.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.