Béjar es un municipio de la provincia de Salamanca, en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, España. Está a una distancia de 72 km de Salamanca, la capital provincial. Es cabecera de partido Judicial.

Historia 

Los primeros pobladores que habitaron la ciudad fueron los Vetones (400 a. C.) que ocupaban la parte más al sur de la ciudad, lo que ahora se conoce como La Antigua, y el resto, hasta La Corredera, eran huertas y corrales. A comienzos del siglo primero antes de Cristo, Béjar pasa a manos de los romanos.

En el año 713 fue conquistada la ciudad por los bereberes, quienes ocuparon temporalmente la ciudad, hasta que en el siglo XI el rey Alfonso VI de León y Castilla por fin aseguró las plazas de Salamanca, Segovia y Ávila, desplazando las operaciones militares del Tormes al Tajo. Por estas fechas fue construida la alcazaba y las murallas, las cuales aún se conservan en gran parte. Nuevas incursiones árabes tuvieron lugar hasta la definitiva expulsión de los musulmanes.

Cada año, en las celebraciones del Corpus Christi, unos hombres recubiertos de musgo, rememoran que un día, cuenta la leyenda, que en el reinado de Alfonso VIII, una hueste cristiana que estaba escondida en el monte de El Castañar, inició el ataque a la fortaleza de Béjar. En una tierra verdeante, merced a la climatología húmeda de la Sierra de Béjar, los atacantes optaron por recubrirse con el mejor disfraz: cubiertos de musgo se dirigieron a la fortaleza musulmana, se situaron junto a las puertas y cuando los centinelas las abrieron, confiadamente, abatieron a los vigías y luego se expandieron por la ciudad, conquistándola tras una dura y sangrienta lucha. La puerta por la que accedieron los cristianos se llamó desde entonces Puerta de la Traición. En el lugar en que los atacantes se reunieron para oír misa se erigió una ermita a Santa Marina, en cuyo día se efectuó el asalto. Desde entonces se mantuvo una romería, poco después de la fiesta de Corpus.

La procesión del Corpus tiene una notable trascendencia histórica en Béjar. Se tiene constancia de su celebración desde el medievo. El elemento más curioso de este evento religioso es la presencia de los hombres de musgo, un reducido grupo de personas que desfilan en la misma recubiertas de musgo, como los primitivos atacantes cristianos. En toda la geografía española se pueden encontrar leyendas similares de hombres vestidos con pieles, ramas, etc, haciendo referencia al hombre primigenio. Pero la particularidad de Béjar es que sólo ella ha mantenido viva la tradición recreándola junto a la procesión de Corpus.

Otro de los aspectos que contribuyen a enriquecer la leyenda son las murallas, que datan del siglo XI y pueden constituirse en todo un escenario natural si llega a desarrollarse el proyecto de la escenificación de la tradición. Datan justo de la época en la que Castilla estuvo bajo dominación árabe. Fue ampliada en el siglo XII, durante el reinado del monarca Alfonso VIII de Castilla.

En 1211 Alfonso VIII segrega la actual Comunidad de Villa y Tierra de Béjar de Ávila, de la que todo este territorio previamente formaba parte, y le concede fuero propio. Musulmanes, judíos y cristianos convivieron en Béjar durante varios siglos.

Álvaro de Zúñiga se benefició de las luchas entre Enrique IV y su hermano el Infante Alfonso (a quien había apoyado). Esta actitud continuó en la guerra de sucesión de Enrique IV, entre su hija Juana la Beltraneja y la medio hermana de Enrique IV y hermana del difunto Infante Alfonso, Isabel. La recompensa fue ser nombrado el primer Duque de Béjar, por parte de los Reyes Católicos. En el siglo XVI el IV Duque de Béjar ordenó la realización de los jardines llamados El Bosque. La Casa Ducal se caracterizó por su labor de mecenazgo. Es conocida la dedicatoria realizada por Cervantes en El Quijote al duque Alonso de Zúñiga.

La Casa de Zúñiga agruparía sobre su linaje señoríos repartidos por toda España. Además de Duques de Béjar, condes de Plasencia, marqueses de Valero (Salamanca), de Gibraleón (Huelva), condes de Miranda del Castañar (Salamanca), condes de Arévalo (Ávila), Trujillo (Cáceres), Ledesma (Salamanca), Ayamonte, Belalcázar (Córdoba), vizcondes de la Puebla de Alcocer, señores de Capilla, de Olvera, y Burguillos (Sevilla).

Desde antiguo, la villa se caracterizó por su dedicación a la producción pañera, actividad que eclosionó a partir de la llegada de los “maestros flamencos”, traídos por la Casa Ducal para impulsar este desarrollo. Béjar sufrió desde entonces un proceso de proto- industrialización durante todo el siglo XVIII. De ahí se explicaría el gran desarrollo de la actividad textil que caracterizó la economía de la ciudad durante los siglos XIX y XX. La ciudad sufrió entonces un gran cambio urbanístico, social y político.

El liberalismo favoreció y consolidó a la burguesía bejarana incipiente a principios del siglo XIX, permitiéndoles controlar la política de Béjar una vez desaparecidos los privilegios señoriales del Duque de Béjar, título que había recaído en la persona de la Duquesa de Osuna en el siglo XVIII.

El desarrollo de la industria textil bejarana fue espectacular, aunque afectada por crisis cíclicas, motivadas por la excesiva dependencia de esta actividad a las contratas del estado, a la mala situación geográfica y a una llegada tardía del ferrocarril, que hacían muy difícil competir con la industria pañera catalana.

En 1833, con la división provincial del Decreto de Javier de Burgos, Béjar fue incluido en la provincia de Salamanca, en la Región de León. Esta nueva división se encontró con la oposición del municipio. El propio Ayuntamiento de Béjar solicitó la segregación de Salamanca y la incorporación a Avila, a la que históricamente siempre perteneció.[1]

La industria se vería beneficiada por el estallido de la Guerra Civil, toda vez que Béjar se situaba en zona “nacional”, frente a la Cataluña republicana. La victoria militar vendría a establecer un lazo de unión firme entre el nuevo régimen y la burguesía bejarana, pasando a desempeñar la indstria local la labor de abastecimientos pañeros del ejército del nuevo régimen

Los años 1970 significaron el comienzo del fin de la actividad pañera bejarana.

Monumentos y lugares de interés 

  • Arquitectura popular serrana.
  • Muralla medieval.
  • El Bosque es un típico jardín renacentista italiano, construido por los Duques de Béjar en el siglo XVI como villa de recreo, con estanque, estatuas, palacete y kiosco remodelados en el siglo XIX (actualmente de propiedad municipal).
  • Iglesia del Pilar y San José construida en torno a los años 60- 70 del siglo XX en estilo neogótico italiano. Su interior es colorista debido a los mosaicos que la decoran. Es una de las iglesias más bellas de Béjar, no sólo por su construcción, sino por estar enclavada en un montículo desde el que se divisa la ciudad.
  • Iglesia de San Juan Bautista, construida en el siglo XIII, de cuyo origen románico conserva el ábside y la torre- atalaya. Ampliada en el siglo XVI. En su interior se conservan la techumbre en madera (siglo XVI) y las imágenes de San Francisco de Asís y el busto del Ecce- Homo y La Dolorosa, entre otras, y lienzos de calidad. Frente a ella en el llamado Parapeto se alojan los pasos procesionales, la mayoría del siglo XX, entre ellos el Calvario de González Macías.
  • Calle Mayor, eje de comunicación entre la zona antigua y moderna, alberga la mayoría de la red comercial de la ciudad. Formada por casas predominantemente del siglo XVIII, XIX y XX, propiedad de la antigua burguesía industrial, y caracterizadas por sus galerías acristaladas.
  • Museo del escultor Mateo Hernández, instalado en el solar de lo que fue el Hospital e iglesia de San Gil, de la cual sólo se conserva su ábside y su portada principal. Su museo está dedicado al escultor bejarano Mateo Hernández, aunque en su interior también se pueden admirar obras de otros escultores como González Macías y Pérez Comendador.
  • Ayuntamiento, siglo XVI, con escudos de la ciudad.
  • Iglesia de El Salvador, originalmente medieval, conservamos de la época de su construcción el ábside y el primer cuerpo de la torre-campanario. Ampliada en el siglo XVI y con fuertes reformas en el siglo siguiente, el siglo XVIII fue su época de mayor brillantez. Durante siglos fue considerada la iglesia más bella de la ciudad. En febrero de 1936 sufrió un grave incendio que la destruyó en parte, manteniéndose en la actualidad solamente sus elementos estructurales. En su interior es destacable el paso procesional de Nuestro Padre Jesús de las Victorias del autor bejarano Francisco González Macías.
  • Palacio de los Zúñiga, duques de Béjar (a uno de los cuales, Alonso Diego López de Zúñiga y Sotomayor, Cervantes dedicó su edición del Quijote). Está edificado sobre una antigua alcazaba musulmana del que quedan las 2 torres. Tiene un patio renacentista con una preciosa fuente llamada Venera. Es muy sobrio. En las enjutas se pueden ver los escudos con las letras F y G (Francisco y Guiomar, que fueron los que lo reconstruyeron). Su primera propietaria fue la reina doña Violante, esposa de Alfonso X el Sabio, que lo llevó como dote de boda. Hoy es un Instituto de Enseñanzas Medias.
  • Barrio de la Judería, a espaldas del palacio.Iglesia de Santa María la Mayor, reformada en el siglo XVI. El ábside es románico mudéjar. La torre es de granito y el último cuerpo es campanario. Retablo mayor de barroco clasicista dedicado a la titular de la iglesia. En la Capilla del Socorro está la imagen de la Virgen de las Angustias del siglo XVII. Posee otros retablos e imágenes de gran valor como el Nazareno.
  • Iglesia de Santiago o La Antigua. Es la más antigua de la ciudad. Ahora alberga el Museo de Arte Sacro Ábside encalado. Torre sencilla. En su interior se conservan piezas importantes como el Cristo Yacente realizado en piedra caliza (siglo XVI), el cuadro de la Virgen de la Antigua (siglo XV), retablo mayor del siglo XVIII, sepulturas, esculturas, ropa litúrgica,…
  • Parque de la Antigua, cerca de la iglesia del mismo nombre, junto a las murallas.
  • Monumento al Hombre de Musgo, del escultor Ricardo Martín Vázquez. Cuenta la leyenda que: “En la Edad Media, cuando los árabes eran dueños de la ciudad, los cristianos pusieron sitio y consiguieron entrar recubiertos de musgo y avanzando poco a poco de manera que podían confundirse con arbustos”. La puerta de la muralla por donde entraron se llama Puerta de la Traición. Este acontecimiento lo celebran vistiéndose de musgo todos los años y representando la hazaña el día del Corpus Christi.
  • Monumento a los Mártires de la Libertad 28 de septiembre de 1868 Del artista bejarano Ricardo Martín Vázquez.
  • Convento de franciscanos, restaurado. En el claustro pueden verse como decoración los escudos de los Zúñiga, con la corona ducal y las letras F M A (Francisco y Mª Andrea de Guzmán, hija de los condes de Niebla, siglo XVI). También están los escudos de la Orden Seráfica, con una cruz en el centro de 2 brazos, uno desnudo y el otro con la manga del hábito franciscano y en las manos, los estigmas.
  • Santuario de la Virgen del Castañar, patrona de Béjar. Está en una zona arbolada, con predominio de los castaños. Es un lugar donde se acostumbra a ir de merienda. La Virgen fue encontrada por un pastor en una caja de madera, junto a un castaño. Con el hallazgo se terminó la peste que asolaba la villa.
  • Plaza de toros, construida en el siglo XVII, de forma poligonal, reconstruida en el XVIII con forma octogonal. Es la plaza de toros redonda más antigua de España.
  • Sierra de Béjar, estribación del Sistema Central, declarado reserva de la biosfera por la Unesco cuenta con parajes de gran belleza y una estación de esquí denominada La Covatilla.
  • Río Cuerpo de Hombre, dentro de la sierra de Béjar nace el río cuerpo de hombre, lugar donde acuden los de Bejáaaa a comer pipáaaaa.

Ferias y Fiestas 

  • 8 de septiembre, festividad de la Virgen del Castañar. Romería que acompaña a la Virgen desde su Santuario al Mirador de la Virgen.
  • 29 de septiembre: San Miguel.
  • Corpus Christi. Procesión de gran raigambre en Béjar, impulsada desde el siglo XIV por los señores de Béjar. Se caracteriza por ser una muestra de los poderes de la villa. En ella desfilan los Hombre de Musgo haciendo escolta a la bandera de España.Fiesta de interés Turístico Regional.
  • Ferias de Mayo: Primer fin de semana. Feria de ganado vacuno y caballos.
  • Festival de cine español de Béjar. Se celebra desde hace más de 10 años la primera semana de Agosto.
  • Festival de música de Las Tres Culturas. Desde la declaración de la procesión del Corpus Christi como Fiesta de interés Turístico Regional se celebra en la ciudad este festival de música de las tres culturas que vivieron juntas musulmanes, judíos y Cristianos.
  • Día del Calderillo. Más de 30 ediciones celebrando esta fiesta gastronómica el segundo domingo de agosto, donde miles de raciones para degustar el plato típico bejarano se entregan a todos los que suben al Castañar a esta peculiar tradición.
  • Festival Internacional de Blues. Se celebra desde hace varios años en la Plaza de Toros del Castañar.Organizado por la Junta de Castilla y León el Ayuntamiento de Béjar y el café La Alquitara [www.laalquitara.com]
  • Festival Antigua Rock – Su primera edición en 2008 contando con grupos de tan destacado renombre como The Smugglers Punk (Iconos del Punk Pop Actual)

Sobre El Autor

El Club Del Buen Turismo

EL CLUB DEL BUEN TURISMO es un programa de referencia en la radiofonía española que más tiempo le dedica al turismo y donde se recogen cada día las propuestas ms interesantes de los viajes, la gastronomía, la salud ,el ocio, el entretenimiento compartido y el bienestar. Cada día salimos de viaje, ¿nos acompañas? Te sorprenderás. http://www.tvradioturismo.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.